Aho­ra, gra­nu­la­dos

Ri­zo­bac­ter co­men­za­rá a fa­bri­car fer­ti­li­zan­tes mi­cro­gra­nu­la­dos en Per­ga­mino, jun­to a la em­pre­sa fran­ce­sa De San­gos­se. La plan­ta es­ta­rá lis­ta es­te año.

Clarin - Rural - - 7 DÍAS POR EL CAMPO - Eduar­do Ci­ce­ro­ne (Res­pon­sa­ble de pro­duc­tos pa­ra la nu­tri­ción de cul­ti­vos de Ri­zo­bac­ter)

El uso de fer­ti­li­zan­tes ha in­cre­men­ta­do la pro­duc­ción mun­dial de ali­men­tos, pe­ro la mi­sión de la agri­cul­tu­ra no es úni­ca­men­te pro­du­cir su­fi­cien­tes ali­men­tos, sino tam­bién su­mi­nis­trar los nu­trien­tes que ase­gu­ren una nu­tri­ción equi­li­bra­da.

En Ar­gen­ti­na, el uso de fer­ti­li­zan­tes ha su­fri­do un es­tan­ca­mien­to en los úl­ti­mos años, a pe­sar de que la pro­duc­ción va en au­men­to, lo que mues­tra cla­ra­men­te que jun­to con los gra­nos es­ta­mos ex­por­tan­do nu­trien­tes, hi­po­te­can­do los sue­los pa­ra el fu­tu­ro.

Al­gu­nos de los nu­trien­tes que ne­ce­si­ta la plan­ta hay que apor­tár- se­los en for­ma de fer­ti­li­zan­tes quí­mi­cos, que pro­vie­nen de fuen­tes ago­ta­bles, y a su vez la do­sis pa­sa a ser re­gu­la­da, no so­lo por una cues­tión eco­nó­mi­ca sino por un con­trol am­bien­tal, como en la Co­mu­ni­dad Eu­ro­pea, don­de ya re­gu­lan do­sis y mo­men­to de apli­ca­ción.

En Ar­gen­ti­na las ba­jas do­sis uti­li­za­das no lo­gran re­po­ner los nu­trien­tes ex­por­ta­dos por los cul­ti­vos, don­de el ni­vel de re­po­si­ción es­tá en el or­den del 35 al 40%, lo que ha­ce que el sis­te­ma sue­lo de­je de ser sus­ten­ta­ble.

Des­de Ri­zo­bac­ter, nues­tra pro­pues­ta de sus­ten­ta­bi­li­dad pa­ra una fer­ti­li­za­ción efi­caz es la tec­no­lo­gía de mi­cro­grá­nu­los. Hoy, los fer­ti­li­zan­tes mi­cro­gra­nu­la­dos son una ten­den­cia acep­ta­da y adop­ta­da mun­dial­men­te, que vie­ne a cam­biar la cul­tu­ra de fer­ti­li­za­ción.

Los mi­cro­grá­nu­los re­pre­sen­tan un sal­to cua­li­ta­ti­vo ha­cia la efi­ca­cia y pre­ci­sión en el pro­ce­so de fer­ti­li­za­ción, lo­gran­do un apro­ve­cha­mien­to del 95% del fós­fo­ro en el ci­clo del cul­ti­vo. Asi­mis­mo, brin­dan so­lu­cio­nes pal­pa­bles de tras­la­do, al­ma­ce­na­mien­to y apli­ca­ción. La téc­ni­ca de mi­cro­gra­nu­la­ción de­rri­ba mi­tos cul­tu­ra­les en torno a la fer­ti­li­za­ción: el pro­duc­to se apli­ca en con­tac­to con la se­mi­lla, sin pro­vo­car da­ños du­ran­te la emer­gen­cia y au­men­tan­do las po­si­bi­li­da­des de apro­ve­cha­mien­to por par­te de la plan­ta.

Por to­do es­to, Ri­zo­bac­ter, jun­to a De San­gos­se, de Fran­cia, le­van­ta una fá­bri­ca de fer­ti­li­zan­tes en Per­ga­mino que em­pe­za­rá a fun­cio­nar ha­cia fi­nes del 2015 y abas­te­ce­rá el mer­ca­do lo­cal de fer­ti­li­zan­tes mi­cro­gra­nu­la­dos, con un sal­do ex­por­ta­ble ha­cia los paí­ses de Amé­ri­ca. t

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.