“En Bra­sil, el pro­duc­tor es due­ño de la tie­rra y pla­ni­fi­ca a lar­go pla­zo”

Clarin - Rural - - PROTAGONISTAS - Pablo Lo­sa­da

1 ¿Qué pue­den apren­der los pro­duc­to­res ar­gen­ti­nos de la ex­pe­rien­cia bra­si­le­ra en el ma­ne­jo del pro­ble­ma de las ma­le­zas? Los pro­duc­to­res bra­si­le­ros tie­nen mu­cha ex­pe­rien­cia en el te­ma y pue­den apor­tar in­tere­san­te in­for­ma­ción so­bre el ma­ne­jo de mu­chas es­pe­cies pro­ble­ma. En Bra­sil, a di­fe­ren­cia de lo que pa­sa aquí, los bar­be­chos son más cor­tos en­tre dos cul­ti­vos su­ce­si­vos y eso lle­vó a que los pro­duc­to­res en­con­tra­ran in­tere­san­tes so­lu­cio­nes que tie­nen bá­si­ca­men­te que ver con el ma­ne­jo de pro­ce­sos.

2 Como con­tra­par­ti­da, ¿qué pue­den apren­der los pro­duc­to­res bra­si­le­ros de los sis­te­mas de tra­ba­jo que usan los ar­gen­ti­nos? Los pro­duc­to­res bra­si­le­ros de­be­rían apren­der más so­bre los ma­ne­jos quí­mi­cos que se ha­cen en Ar­gen­ti­na pa­ra con­tro­lar las ma­le­zas. Aquí, cuan­do los bar­be­chos son lar­gos en­tre cul­ti­vos, es­tán apren­dien­do mu­cho so­bre el ma­ne­jo más pro­pi­cio con ca­da her­bi­ci­da.

3 ¿Cuá­les son las prin­ci­pa­les ma­le­zas re­sis­ten­tes en los sis­te­mas agrí­co­las bra­si­le­ros? En la zo­na del Ce­rra­do (cen­tro nor­te del país), con un in­vierno se­co y me­nos siem­bra di­rec­ta, las ma­le­zas re­sis­ten­tes más im­por­tan­tes son Di­gi­ta­ria in­su­la­ris y di­ver­sas es­pe­cies de Cony­za. En cam­bio, ha­cia el sur del país, don­de la pro­duc­ción es ba­jo siem­bra di­rec­ta, el ma­yor pro­ble­ma es el rai­grás. Tam­bién, en to­das las zo­nas, la so­ja RR y el maíz RR son pro­ble­mas se­rios que es­tán au­men­tan­do en to­das las zo­nas y que in­cre­men­tan los cos­tos pro­duc­ti­vos. Por suer­te, en Bra­sil aun no te­ne­mos los pro­ble­mas que hay en Ar­gen­ti­na con el yu­yo co­lo­ra­do, una ma­le­za que he vis­to muy agre­si­va pa­ra los cul­ti­vos.

4 Pa­re­cie­ra que en Bra­sil aun el pro­ble­ma de las ma­le­zas no tie­ne la di­men­sión que ya tie­ne en Ar­gen­ti­na. Si es así, ¿a qué se de­be? En Bra­sil, el cli­ma per­mi­te sem­brar cul­ti­vos más rá­pi­da­men­te en­tre uno y otro, con lo cual las la­bo­res agrí­co­las son más fre­cuen­tes. Ade­más, el pro­duc­tor ge­ne­ral­men­te es due­ño de la tie­rra que tra­ba­ja, con lo cual pue­de ha­cer pla­ni­fi­ca­cio­nes de lar­go pla­zo.

5 ¿Qué so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas es­tán bus­can­do pa­ra es­tas pro­ble­má­ti­cas en su país? ¿Po­drían apli­car­se en Ar­gen­ti­na? En es­te mo­men­to, en Bra­sil se es­tá pro­du­cien­do un pro­ce­so de con­cien­ti­za­ción de la pro­ble­má­ti­ca de las ma­le­zas. Des­de el pun­to de vis­ta del ma­ne­jo, como aso­cia­ción es­ta­mos in­sis­tien­do en la pla­ni­fi­ca­ción de las ro­ta­cio­nes, ya que con­si­de­ra­mos que po­de­mos evi­tar la es­pe­cia­li­za­ción de ma­le­zas a los sis­te­mas. Por otra par­te, con es­ta es­tra­te­gia de ma­ne­jo li­mi­ta­mos el uso in­dis­cri­mi­na­do de her­bi­ci­das al­ter­na­ti­vos al gli­fo­sa­to, los cua­les sir­vie­ron pa­ra con­tro­lar los pri­me­ros pro­ble­mas de re­sis­ten­cia. Pe­ro aho­ra hay pro­ble­mas de re­sis­ten­cia do­ble y tam­bién tri­ple.

6 En­ton­ces, ¿cuá­les son los prin­ci­pa­les desafíos que tie­nen am­bos paí­ses en el ma­ne­jo de ma­le­zas? Prin­ci­pal­men­te, hay que en­ten­der que los sis­te­mas de­ben tra­tar­se de ma­ne­ra in­te­gra­da; es de­cir, di­se­ñan­do una su­ce­sión de cul­ti­vos que in­clu­ya gra­mí­neas y le­gu­mi­no­sas a lar­go pla­zo. Hay que ge­ne­rar sis­te­mas com­ple­jos com­pues­tos por es­pe­cies di­ver­sas. Res­pec­to a los pro­ble­mas pun­tua­les que se es­tán en­con­tran­do, creo que una de las al­ter­na­ti­vas clave de ma­ne­jo es el uso de her­bi­ci­das re­si­dua­les. Aquí pa­re­ce una tác­ti­ca más ins­ta­la­da que en Bra­sil. Allí aun es­ta­mos pro­ban­do qué cul­ti­vos se adap­tan me­jor a su apli­ca­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.