Có­mo se de­cla­ra­rá la se­mi­lla de so­ja

Clarin - Rural - - LA COLUMNA DE LA SEMANA -

Se­rá obli­ga­to­rio des­de 2016. Es­ta se­ma­na el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Se­mi­llas (INA­SE) in­for­mó pú­bli­ca­men­te so­bre una re­so­lu­ción que po­dría cam­biar sus­tan­cial­men­te el ne­go­cio de la se­mi­lla de so­ja en la Ar­gen­ti­na, don­de cer­ca del 80% de la que se siem­bra pro­vie­ne de la mul­ti­pli­ca­ción pro­pia que ha­cen los pro­duc­to­res y no pa­ga regalías a los se­mi­lle­ros que las pro­du­cen.

Con­cre­ta­men­te, el INA­SE in­for­mó que ela­bo­ró la Re­so­lu­ción 187/15 “con el ob­je­ti­vo de com­ba­tir el mercado ile­gal de se­mi­lla”. Allí es­ta­ble­ce que los pro­duc­to­res de­be­rán ha­cer una de­cla­ra­ción on­li­ne so­bre la se­mi­lla que ha­yan uti­li­za­do y/o guar­den pa­ra fu­tu­ras cam­pa­ñas.

Có­mo se ade­lan­tó en es­ta co­lum­na en ju­lio pa­sa­do, ten­drán que ha­cer esa de­cla­ra­ción quie­nes ten­gan una fac­tu­ra­ción anual su­pe­rior a tres ve­ces la ca­te­go­ría má­xi­ma del mo­no­tri­bu­to, que hoy es­tá en $ 400.000 pe­sos. Es de­cir, de­be­rán cum­pli­men­tar­la quie­nes fac­tu­ren más de $ 1,2 mi­llo­nes.

Es­ta­rán exi­mi­dos de esa obli­ga­ción quie­nes fac­tu­ren ese mon­to o me­nos y quie­nes es­tén ins­crip­tos en el Re­gis­tro Na­cio­nal de la Agri­cul­tu­ra Fa­mi­liar (RE­NAF) del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra.

La nor­ma que aho­ra aprue­ba el INA­SE em­pe­za­rá a po­ner­se en prác­ti­ca cuan­do un nue­vo go­bierno ha­ya asu­mi­do en la Ar­gen­ti­na, ya que el pri­mer ven­ci­mien­to pa­ra la de­cla­ra­ción se­rá el 31 de enero del año pró­xi­mo. A más tar­dar ese día, los pro­duc­to­res de­be­rán in­for­mar los si­guien­tes da­tos: ubi­ca­ción del pre­dio en el que se sem­bró, su­per­fi­cie to­tal sem­bra­da de ca­da va­rie­dad de so­ja, cuán­tos ki­los se usa­ron de ca­da va­rie­dad y, ade­más, los da­tos de la do­cu­men­ta­ción que ava­le el ori­gen de la se­mi­lla. “En el ca­so de la se­mi­lla fis­ca­li­za­da, se de­be­rán con­ser­var los ró­tu­los y las fac­tu­ras”, de­ta­lló el INA­SE.

En cuan­to a la se­mi­lla que se guar­de pa­ra uso pro­pio, tam­bién de­be­rá acre­di­tar­se su ori­gen con la fac­tu­ra de com­pra co­rres­pon­dien­te, in­di­ca la re­so­lu­ción.

Pe­ro más ade­lan­te en el ca­len­da­rio ha­brá un se­gun­do ven­ci­mien­to, el día de 30 de ju­nio de 2016, cuan­do, ya con la co­se­cha fi­na­li­za­da, se de­be­rá de­cla­rar la can­ti­dad se se­mi­lla que se re­ser­vó pa­ra uso pro­pio, de qué va­rie­da­des se tra­ta y dón­de es­tá guar­da­da.

Un sis­te­ma que per­mi­ta po­ner un freno a la ile­ga­li­dad en el mercado de se­mi­llas fue un re­cla­mo que du­ran­te mu­chos años for­mu­la­ron los se­mi­lle­ros lí­de­res de so­ja en la Ar­gen­ti­na, co­mo Don-Ma­rio y Ni­de­ra, que desa­rro­llan sus pro­pias va­rie­da­des e in­cor­po­ran bio­tec­no­lo­gía de gi­gan­tes mun­dia­les co­mo Dow, Mon­san­to y Ba­yer, en­tre otros. Tam­bién de la Aso­cia­ción de Se­mi­lle­ros Ar­gen­ti­nos (ASA), que reúne a to­da la in­dus­tria y hoy es pre­si­di­da por Al­fre­do Pa­sey­ro.

Las de­cla­ra­cio­nes obli­ga­to­rias que los pro­duc­to­res de­be­rán ha­cer po­drán efec­tuar­se a tra­vés de un por­tal on­li­ne que es­ta­rá car­ga­do en el Sis­te­ma de Au­to­ges­tión del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, in­for­mó el INA­SE.

Mer­co­sur, pa­ra arri­ba; Ar­gen­ti­na, no.

Mi­ran­do a la so­ja y el año que vie­ne, si­guen apa­re­cien­do más pro­nós­ti­cos de lo que pue­de pa­sar con la co­se­cha su­da­me­ri­ca­na, que se­rá de­ter­mi­nan­te pa­ra ver qué su­ce­de­rá con los pre­cios de la oleaginosa. La co­se­cha de EE.UU., el otro gran ju­ga­dor mun­dial, que es­tá co­men­zan­do, vie­ne muy bien. Y al­gu­nos cálcu­los que se co­no­cie­ron es­ta se­ma­na so­bre el Cono Sur, co­mo el del co­no­ci­do ana­lis­ta es­ta­dou­ni­den­se Mi­chael Cor­don­nier (de fluí­dos con­tac­tos con ex­por­ta­do­res y co­rre­do­res de gra­nos) hablan de un nue­vo cre­ci­mien­to en es­ta par­te del mun­do. El re­le­va­mien­to afir­ma que Su­da­me­ri­ca pa­sa­ría de 170 mi­llo­nes de to­ne­la­das to­ta­les en la cam­pa­ña pa­sa­da a las 174 mi­llo­nes de to­ne­la­das que se co­se­cha­rían en la que aho­ra es­tá co­men­zan­do. Es­tá cla­ro que ese cre­ci­mien­to se com­pon­dría de ma­ne­ra dis­par en­tre los dis­tin­tos paí­ses. Mien­tras Brasil, ayu­da­do en for­ma im­por­tan­te por la fuer­te de­va­lua­ción del real de los úl­ti­mos me­ses, in­cre­men­ta­ría su pro­duc­ción en al­re­de­dor de 7 mi­llo­nes de to­ne­la­das, Ar­gen­ti­na la re­du­ci­ría en unos 4 mi­llo­nes de to­ne­la­das, co­mo con­se­cuen­cia de la dé­bil in­ten­ción de siem­bra de­ri­va­da de los se­rios pro­ble­mas de ren­ta­bi­li­dad que tie­nen los agri­cul­to­res del país. El res­to del cre­ci­mien­to sud­ame­ri­cano lo apor­ta­rían Pa­ra­guay, Bo­li­via y Uru­guay.

Ru­sia eli­mi­na las re­ten­cio­nes al trigo.

Otro cul­ti­vo que no ten­drá su me­jor año en la Ar­gen­ti­na es el trigo, gol­pea­do ya du­ran­te va­rias cam­pa­ñas por las re­gu­la­cio­nes ofi­cia­les al co­mer­cio. Al­go si­mi­lar es­ta­ba su­ce­dien­do en Ru­sia, con caí­das en la in­ten­ción de siem­bra, lue­go de que el año pa­sa­do el go­bierno de Vla­di­mir Pu­tin de­ci­die­ra im­po­ner re­ten­cio­nes a las ex­por­ta­cio­nes tri­gue­ras pa­ra cui­dar la me­sa de los ru­sos, an­te el au­men­to de los pre­cios in­ter­nos del ce­real. El ti­ro le sa­lió por la cu­la­ta y, an­te los anun­cios de ba­ja fuer­te en la siem­bra, el Go­bierno da­ría mar­cha atrás (de­cían es­ta se­ma­na los tra­ders in­ter­na­cio­na­les) y eli­mi­na­ría las re­ten­cio­nes des­de el pró­xi­mo 1 de oc­tu­bre, cuan­do se ini­cia la siem­bra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.