“En so­ja, po­de­mos pro­du­cir 30% más so­bre la mis­ma su­per­fi­cie”

Clarin - Rural - - PROTAGONISTAS -

La com­pa­ñía en la que us­ted tra­ba­ja aca­ba de cum­plir 150 años de vi­da. ¿Cuán­to in­flu­ye la vi­sión de lar­go pla­zo en la de­fi­ni­ción del rum­bo de la em­pre­sa? Mu­cho. Es un ele­men­to que tie­ne gran in­fluen­cia, ya que nues­tras es­tra­te­gias se plan­tean pen­san­do en pe­río­dos de 10 a 15 años y desa­rro­llar una mo­lé­cu­la lle­va de 10 a 12 años de tra­ba­jo. Hay que mi­rar esas ten­den­cias, por­que im­pac­tan en el ne­go­cio. ¿Y que ten­den­cias es­tán mi­ran­do hoy? Hay un fe­nó­meno de con­cen­tra­ción de la po­bla­ción en las ciu­da­des, par­ti­cu­lar­men­te im­por­tan­te en Chi­na. Ca­si el 70% del cre­ci­mien­to de la po­bla­ción se con­cen­tra en las ciu­da­des. Los chi­nos tie­nen la ma­yor ta­sa de mi­gra­ción del cam­po a la ciu­dad en los úl­ti­mos años. Es­to cam­bia sus­tan­cial­men­te los há­bi­tos ali­men­ta­rios de la gen­te y ge­ne­ra una cons­tan­te nue­va de­man­da de ali­men­tos y gra­nos. La agri­cul­tu­ra tie­ne que adap­tar­se a los cam­bios que eso im­pli­ca. ¿Y qué es­tá cam­bian­do en la agri­cul­tu­ra, par­ti­cu­lar­men­te en la Ar­gen­ti­na? Hay nue­vos desafíos pro­duc­ti­vos, co­mo las ma­le­zas, por ejem­plo. A pe­sar de la fuer­za de una so­lu­ción co­mo el gli­fo­sa­to, no­so­tros nun­ca de­ja­mos de in­ves­ti­ga­dor so­bre nue­vos her­bi­ci­das. Sa­bía­mos que la na­tu­ra­le­za iría evo­lu­cio­nan­do. Así, ob­tu­vi­mos pro­duc­tos que die­ron muy buenos re­sul­ta­dos, co­mo Ki­xor u Op­til, por ejem­plo. A ni­vel mun­dial, de los ca­si 75.000 mi­llo­nes de eu­ros que fac­tu­ró to­do Basf (no so­lo agro) el año pa­sa­do, unos 10.000 mi­llo­nes co­rres­pon­den a lo que po­dría­mos lla­mar “pro­duc­tos nue­vos”, que fue­ron apa­re­cien­do en los úl­ti­mos 5 años. Es una pro­por­ción muy im­por­tan­te. ¿Qué co­sas nue­vas se vie­nen pa­ra el fu­tu­ro? Pró­xi­ma­men­te ten­dre­mos una nue­va for­mu­la­ción de Di­cam­ba, que apor­ta­rá sen­si­bles me­jo­ras en cuan­to a la vo­la­ti­li­dad, lo que per­mi­ti­rá, por ejem­plo, no afec­tar a los cul­ti­vos no to­le­ran­tes a ese her­bi­ci­da. Cla­ra­men­te, es­tos son pro­duc­tos que re­ju­ve­ne­cen de la mano de la bio­tec­no­lo­gía (NDR: las so­jas re­sis­ten­tes a Di­cam­ba ya es­tán en otros mer­ca­dos y po­drían es­tar pron­to en la Ar­gen­ti­na). ¿Cuán­to in­vier­ten en in­ves­ti­ga­ción? El año pa­sa­do des­ti­na­mos 1.900 mi­llo­nes de eu­ros. Y el 27% de eso fue a te­mas de agro, aun­que en reali­dad el agro es so­lo el 7% del ne­go­cio to­tal de Basf. Eso mues­tra qué ne­go­cios cree­mos que tie­nen al­to po­ten­cial de se­guir cre­cien­do: el agro de­be­rá pro­du­cir 50% más de ali­men­tos en los pró­xi­mos 10 años, com­pa­ran­do con los ni­ve­les ac­tua­les, y la tec­no­lo­gía ten­drá un rol cen­tral en eso. ¿Qué nue­vas áreas de desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co es­tán vien­do? Cree­mos que los pro­duc­tos de ori­gen bio­ló­gi­co son una res­pues­ta que ven­drá a com­ple­men­tar a las so­lu­cio­nes quí­mi­cas. En ese mar­co se ins­cri­be la com­pra que hi­ci­mos de Bec­ker Un­der­wood, in­clu­yen­do sus ope­ra­cio­nes y plan­ta en la Ar­gen­ti­na. Allí em­pe­za­mos a in­ves­ti­gar so­bre fi­sio­lo­gía de la plan­tas, mejor ab­sor­ción de ni­tró­geno, apli­ca­ción más efi­cien­te de fer­ti­li­zan­tes o có­mo me­jo­rar el apro­ve­cha­mien­to del agua dis­po­ni­ble en el sue­lo. La em­pre­sa tie­ne mu­cha ex­pe­rien­cia en el te­ma de absorbentes y es­ta­mos tra­ba­jan­do en un desa­rro­llo que po­dría ser­vir en ese sen­ti­do. Aquí, el área de siem­bra ba­ja­ría es­te año por se­gun­da cam­pa­ña se­gui­da. ¿Có­mo im­pac­ta eso en la com­pa­ñía? Le pe­ga al con­su­mo ge­ne­ral de pro­duc­tos, pe­ro des­de 2013 no­so- tros ve­ni­mos cre­cien­do más que el pro­me­dio del mer­ca­do. De to­das for­mas, por la caí­da del pre­cio de los gra­nos tu­vi­mos que adap­tar herramientas fi­nan­cie­ras pa­ra apo­yar a los pro­duc­to­res. Es­ta­mos en la Ar­gen­ti­na des­de ha­ce más de 60 años y co­no­ce­mos el es­ce­na­rio. Hay que en­ten­der los pro­ble­mas y brin­dar so­lu­cio­nes. Es­te año el país tie­ne un pa­no­ra­ma com­ple­jo, en el que pe­sa tam­bién el cli­ma. Pe­ro hay que ser so­cio del que siem­bra pa­ra que pue­da lle­gar a la co­se­cha. Más allá de la ac­tual co­yun­tu­ra, ¿qué pa­no­ra­ma ve a me­diano pla­zo? Es­te año es com­ple­jo, pe­ro ten­go una vi­sión muy po­si­ti­va pa­ra las cam­pa­ñas que vie­nen, más allá del Go­bierno que sea. Creo que ve­re­mos pre­cios mo­de­ra­dos por un par de años, pe­ro el sec­tor en­con­tra­rá la pro­duc­ti­vi­dad ne­ce­sa­ria. ¿A dón­de ha­brá que po­ner el fo­co en el fu­tu­ro? ¿Cuá­les creen que se­rán las gran­des ten­den­cias a te­ner en cuen­ta? Por los 150 años, en Basf nos pro­pu­si­mos mi­rar el fu­tu­ro des­de tres ejes: vi­da ur­ba­na, ener­gía lim­pia y con re­cur­sos re­no­va­bles y, fi­nal­men­te, el te­ma de la ali­men­ta­ción. Un 40% de la po­bla­ción mun­dial vi­ve ba­jo la lí­nea de la po­bre­za y eso de­be cam­biar, no so­lo por ma­yor pro­duc­ción de ali­men­tos, sino por un mejor apro­ve­cha­mien­to del que ya exis­te. En so­ja, por ejem­plo, po­dría­mos pro­du­cir 30/35% más so­bre la mis­ma su­per­fi­cie.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.