Preo­cu­pa la caí­da de em­pleo den­tro de la ca­de­na mai­ce­ra

Así lo ase­gu­ra el nue­vo ti­tu­lar de Mai­zar, Aní­bal Ivan­cich.

Clarin - Rural - - TAPA - Aní­bal Ivan­cich Pre­si­den­te de Mai­zar Pa­blo Losada

1

¿Qué le de­be pe­dir el pro­duc­tor mai­ce­ro al nue­vo Go­bier-no? Que nos es­cu­che y que le po­da­mos plan­tear las cua­tro ca­de­nas de gra­nos nues­tras in­quie­tu­des. La Ar­gen­ti­na tie­ne que co­men­zar el pro­ce­so de la in­dus­tria­li­za­ción de la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria. Hay que sem­brar mu­chí­si­mo más de lo que se siem­bra pe­ro tam­bién el pro­duc­tor tie­ne que te­ner se­ña­les con­tun­den­tes que los alien­ten, co­mo la qui­ta de las re­ten­cio­nes, o las re­ga­lías, de lo con­tra­rio no se ge­ne­ra­rá las expectativas ne­ce­sa­rias pa­ra la siem­bra de maíz. Por otra par­te, po­lí­ti­ca­men­te ha­blan­do, le pe­di­ría que las ins­ti­tu­cio­nes es­ta­ta­les con vin­cu­la­ción con el cam­po ten­gan re­pre­sen­tan­tes con fuer­te arrai­go con la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria o la agroin­dus­tria.

2

Y por otra par­te, ¿qué le de­be pe­dir la Ar­gen­ti­na a la pro­duc­ción de maíz? Sen­ci­lla­men­te, que pro­duz­ca­mos más y tam­bién que agre­gue­mos más va­lor en ori­gen pa­ra crear nue­vas in­dus­trias que hoy no exis­ten en el país y así más pues­tos de tra­ba­jo en los pue­blos. Pe­ro tam­bién nos tie­nen que acom­pa­ñar me­jo­ran­do la lo­gís­ti­ca y la in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra los pro­duc­to­res pue­dan se­guir desa­rro­llán­do­se.

3

¿Qué es lo que más le preo­cu­pa, a so­lo días de asu­mir su car­go, den­tro de la ca­de­na del maíz? Una de los as­pec­tos fun­da­men­ta­les que más preo­cu­pa es la pér­di­da de tra­ba­jo de la ca­de­na del maíz. Tra­di­cio­nal­men­te em­pleó, di­rec­ta e in­di­rec­ta­men­te, a 400.000 tra­ba­ja­do­res, lo cual sur­ge de te­ner un ope­ra­rio ca­da diez hec­tá­reas del cul­ti­vo, apro­xi­ma­da­men­te. Por eso, de con­fir­mar­se to­tal­men­te la caí­da la su­per­fi­cie sem­bra­da, que se es­ti­ma en un mi­llón de hec­tá­reas, es­to de­ja­ría sin tra­ba­jo a 100.000 tra­ba­ja­do­res a ni­vel na­cio­nal. Es­tos nú­me­ros son real­men­te preo­cu­pan­tes. Por eso con­si­de­ro que no le pue­de ir bien so­la­men­te al pro­duc­tor agro­pe­cua­rio, sino nos tie­ne que ir bien a to­dos y se pue­dan to­mas de­ci­sio­nes con­sen­sua­das.

4

¿Cuá­les son los prin­ci­pa­les desafíos de la ca­de­na de maíz? Es la ge­ne­ra­ción de va­lor agre­ga­do, la trans­for­ma­ción del grano en un pro­duc­to de ma­yor va­lor. Hay que in­dus­tria­li­zar la ma­te­ria pri­ma. Hay que con­ver­tir­nos en un país agroin­dus­trial. El mun­do mi­ra al maíz con ojos que no­so­tros no lo ve­mos ya que los de­ri­va­dos de es­te cul­ti­vo tie­ne una enor­me par­ti­ci­pa­ción en di­fe­ren­tes in­dus­tria y el pro­duc­tor ar­gen­tino se tie­ne que con­ver­tir en pro­vee­dor de esa in­dus­tria.

5

Us­ted es­ta cam­pa­ña con­si­guió en un en­sa­yo 19 to­ne­la­das de maíz. ¿Có­mo se si­gue me­jo­ran­do el po­ten­cial de es­te ce­real? Lo que ge­ne­ra más va­ria­ción de los ren­di­mien­tos es la ge­né­ti­ca, un buen ma­ne­jo téc­ni­co, ba­sa­da en una es­tra­te­gia ajus­ta­da y apo­ya­da en la agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión. Tam­bién hay que ser un pro­duc­tor pro­li­jo. To­do es­tos as­pec­tos son los que me­jo­ran los ren­di­mien­tos mai­ce­ros y en ello te­ne­mos que tra­ba­jar a par­tir del año que se apró­xi­ma.

6

¿Cuá­les con­si­de­ra que se­rán los nue­vos paradigmas de la agri­cul­tu­ra ar­gen­ti­na? Sin du­das, la ge­ne­ra­ción de va­lor agre­ga­do y la agroin­dus­tria­li­za­ción se­rán los nue­vos paradigmas de la agri­cul­tu­ra lo­cal. A par­tir de es­tos as­pec­tos de­be­rá ve­nir la re­vo­lu­ción agro­pe­cua­ria en la Ar­gen­ti­na y el au­men­to de la com­pe­ti­ti­vi­dad. Otro de los as­pec­tos im­por­tan­te, que creo que se­rá cla­ve den­tro del ma­ne­jo agro­pe­cua­rio, son los re­cur­sos hu­ma­nos y la for­ma­ción de equi­pos de tra­ba­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.