Los fie­rros ar­gen­ti­nos se mos­tra­ron en Ale­ma­nia

De la mano de Ex­poa­gro fue­ron a una gran fe­ria eu­ro­pea.

Clarin - Rural - - TAPA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@clarin.com

La tec­no­lo­gía ar­gen­ti­na es­tu­vo pre­sen­te nue­va­men­te en Agri­tech­ni­ca, el ma­yor sa­lón de ma­qui­na­ria agrí­co­la del mun­do, que se ce­le­bró la se­ma­na pa­sa­da en Han­no­ver, Ale­ma­nia. De la mano de Ex­poa­gro, que ha­ce años vie­ne or­ga­ni­zan­do mi­sio­nes al ex­te­rior con las em­pre­sas na­cio­na­les de ma­qui­na­ria e in­su­mos agrí­co­las, 16 em­pre­sas ex­hi­bie­ron sus pro­duc­tos en un stand ubi­ca­do en el pa­be­llón más des­ta­ca­do de la mues­tra. Allí mis­mo es­ta­ban los gran­des íco­nos de la ma­qui­na­ria eu­ro­pea y glo­bal: Claas y John Dee­re.

El stand ar­gen­tino tu­vo uni­dad con­cep­tual. Es­tu­vie­ron re­pre­sen­ta­dos to­dos los hi­tos de la Se­gun­da Re­vo­lu­ción de las Pam­pas: la siem­bra di­rec­ta (a tra­vés de Ber­ti­ni y Agro­maq, que asu­mie­ron el es­fuer­zo de lle­var sen­das má­qui­nas); las pul­ve­ri­za­do­ras au­to­mo­tri­ces (Pla y Me­tal­for); los ca­rros au­to­des­car­ga­bles (Ces­ta­ri); y to­do el sis­te­ma de em­bol­sa­do (Akron, Ri­chi­ger, Ipe­sa, Loy­to). To­das es­tas tec­no­lo­gías des­pier­tan in­te­rés y han te­ni­do dis­tin­tos gra­dos de pe­ne­tra­ción, aun­que la im­pron­ta tra­di­cio­nal de la agri­cul­tu­ra eu­ro­pea re­pe­le la siem­bra di­rec­ta e in­sis­te con el ara­do y otros ins­tru­men­tos de tor­tu­ra pa­ra los sue­los.

La ma­yor par­te de las 20 man­za­nas que ocu­pa la mues­tra alo­ja­ron to­da cla­se de equi­pos de la­bran­za, des­de los an­te­di­lu­via­nos ara­dos re­ver­si­bles has­ta las ras­tras de dien­tes ac­ti­va­das por la to­ma de fuer­za. Cien­tos de HP, mi­llo­nes de me­tros cú­bi­cos de ga­soil que se con­vier­ten en to­ne­la­das de dió­xi­do de car­bono emi­ti­dos por la agri­cul­tu­ra más con­ta­mi­nan­te del mun­do. Los sue­los han per­di­do to­da su ma­te­ria or­gá­ni­ca y eso tam­bién es car­bono al ai­re.

En con­tras­te, la pro­pues­ta que na­ció de es­tas pam­pas im­pli­ca la eli­mi­na­ción de to­do el la­bo­reo. El in­ge­nie­ro En­ri­que Ber­ti­ni, uno de los gran­des in­no­va­do­res en SD, di­jo a Cla­rín Ru­ral que en su opi­nión “hay mu­cho lobby en con­tra de la siem­bra di­rec­ta: no le in­tere­sa a los fa­bri­can­tes de im­ple­men­tos y trac­to­res, ni a la po­de­ro­sa in­dus­tria del ace­ro eu­ro­pea”. La reali­dad es que es mí­ni­ma la in­ves­ti­ga­ción en la ma­te­ria. Exis­ten, eso sí, ver­da­de­ros “tren­ci­tos” de he­rra­mien­tas que per­mi­ten ha­cer to­do en una pa­sa­da, pe­ro eso no tie­ne na­da que ver con el con­cep­to de SD.

Ade­más de la pre­sen­cia de las em­pre­sas y sus equi­pos, la de­le­ga­ción ar­gen­ti­na tu­vo la opor­tu­ni­dad de ex­po­ner en un se­mi­na­rio es­pe­cí­fi­co las ca­rac­te­rís­ti­cas de su sis­te­ma. Abrió la reunión Eu­ge­nio Schloss­berg, pre­si­den­te de Ex­poa-

Hay mu­cho lobby en con­tra de la siem­bra di­rec­ta”, ase­gu­ró Ber­ti­ni

gro, quien agra­de­ció la pre­sen­cia de los di­rec­ti­vos de DLG, la em­pre­sa or­ga­ni­za­do­ra de la Agri­tech­ni­ca con la que hay un pro­fun­do la­zo de colaboración. De he­cho, DLG for­ma par­te del ju­ra­do del pre­mio Ter­nium Ex­poa­gro, que ga­lar­do­na la in­no­va­ción de las em­pre­sas ar­gen­ti­nas del sec­tor y pa­tro­ci­nó la pre­sen­cia en Han­no­ver de uno de los ga­na­do­res: la em­pre­sa Tec­no­cien­tí­fi­ca con su ana­li­za­dor NIR de ca­li­dad de gra­nos pa­ra la co­se­cha­do­ra.

Alberto Men­dion­do, pro­duc­tor agro­pe­cua­rio y ade­más ge­ren­te de ex­por­ta­cio­nes de Ipe­saSi­lo, asu­mió la ex­pli­ca­ción de las ven­ta­jas de la siem­bra di­rec­ta (con le­tra de Aa­pre­sid) y, lue­go, del em­bol­sa­do de gra­nos co­mo téc­ni­ca de al­ma­ce­na­je fle­xi­ble y de ba­jo cos­to.

Juan Ces­ta­ri, nie­to del re­cor­da­do “Nino”, re­la­tó la tran­si­ción del vie­jo sis­te­ma de co­se­cha con pe­que­ños ca­rros de des­car­ga por gra­ve­dad, a los mo­der­nos ca­rros tol­va au­to­des­car­ga­bles. “Se agi­li­za la co­se­cha, se evi­tan pér­di­das de tiem­po en los equi­pos tan cos­to­sos y se evi­ta el pi­so­teo de los lo­tes de cul­ti­vo”, di­jo Juan. En la Unión Eu­ro­pea la co­se­cha to­da­vía se ha­ce con la cor­ta y trilla yen­do a des­car­gar a con­tai­ners en la ca­be­ce­ra del lo­te. Tam­bién vin­cu­ló el au­to­des­car­ga­ble con el em­bol­sa­do en el cam­po, pa­ra lo cual es una he­rra­mien­ta in­dis­pen­sa­ble.

Men­dion­do abrió 30 mer­ca­dos pa­ra el si­lo bol­sa, tan­to en paí­ses con pro­ble­mas de in­fra­es­truc­tu­ra (Su­dá­fri­ca, Ru­sia, Ucrania, Su­dán) co­mo en los paí­ses de agri­cul­tu­ra desa­rro­lla­da. “En Es­ta­dos Uni­dos es­ta­mos ven­dien­do muy bien en lo que era la zo­na al­go­do­ne­ra, don­de aho­ra se es­tá sem­bran­do maíz y no tie­nen si­los”, di­jo. Re­la­tó que en la In­dia la ma­yor par­te de la co­se­cha to­da­vía se al­ma­ce­na en bol­sas de yu­te, con enor­mes pér­di­das al que­dar a la in­tem­pe­rie. Por eso hay in­te­rés gu­ber­na­men­tal en el de­sa­rro­llo de es­ta in­no­va­ción.

José Cis­ne­ros, de Me­tal­for, ex­pli­có los be­ne­fi­cios de las pul­ve­ri­za­do­ras au­to­mo­tri­ces desa­rro­lla­das en la Ar­gen­ti­na. Cons­ti­tu­yen el com­ple­men­to in­dis­pen­sa­ble de

la siem­bra di­rec­ta, ya que hay la­bo­res me­cá­ni­cas co­mo el con­trol de ma­le­zas, que se sus­ti­tu­yen con her­bi­ci­das.

Las au­to­mo­tri­ces ar­gen­ti­nas son com­pe­ti­ti­vas y han te­ni­do bue­na pe­ne­tra­ción en los paí­ses de Eu­ro­pa Orien­tal. De he­cho, pa­ra Agri­tech­ni­ca los de Pla tra­je­ron una má­qui­na que es­ta­ba en Ru­ma­nia. Pa­trick La­ro­che, re­pre­sen­tan­te de la em­pre­sa, vi­ve en Ber­lín y des­de allí atien­de to­da la re­gión.

La or­ga­ni­za­ción de la mi­sión ar­gen­ti­na es­tu­vo a car­go de la efi­cien­te Emi­lia Wi­lliams. El ICBC con­tri­bu­yó una vez más (ya lo ha­bía he­cho en seis mi­sio­nes an­te­rio­res a la NANPO de Su­dá­fri­ca). Clau­dia Bot­to, ge­ren­te de mar­ke­ting y co­mu­ni­ca­cio­nes de la en­ti­dad, ex­pli­có que la par­ti­ci­pa­ción del ban­co es par­te de una es­tra­te­gia que busca po­si­cio­nar­lo co­mo un di­na­mi­za­dor de los agronegocios en Ar­gen­ti­na.

Por unos días, las di­fi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas, fal­ta de ven­tas, pér­di­da de com­pe­ti­ti­vi­dad por al­tos cos­tos y ti­po de cam­bio atra­sa­do, pa­sa­ron a se­gun­do plano. Ga­nó es­pa­cio la ex­pec­ta­ti­va de un cam­bio drás­ti­co en las con­di­cio­nes del ne­go­cio a cor­to pla­zo. “Es­ta­mos gol­pea­dos. Pe­ro no va­mos a de­jar que per­da­mos lo me­jor que siem­pre tu­vi­mos, que es la ale­gría”, sin­te­ti­zó Nés­tor Ces­ta­ri. En Agri­tech­ni­ka se res­pi­ró otro ai­re.

Agri­tech­ni­ca ocu­pa vein­te man­za­nas en Han­no­ver. Es la ma­yor fe­ria de ma­qui­na­ria agrí­co­la del mun­do.

Gi­gan­te.

El stand reunió a die­ci­séis em­pre­sas del país.

Em­ba­ja­da.

Men­dion­do pre­sen­tó la di­rec­ta y el si­lo bol­sa.

Al fren­te.

Pa­nel. Schloss­berg (izq.), de Ex­poa­gro, par­ti­ci­pó de la fe­ria en Han­no­ver.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.