Chau hon­gos: siem­bre tran­qui­lo

Un ex­per­to del INTA Per­ga­mino ad­vier­te so­bre el ata­que de hon­gos de la se­mi­lla y del suelo, y brin­da con­se­jos so­bre có­mo ma­ne­jar es­ta ame­na­za.

Clarin - Rural - - LA CAMPAÑA DE SOJA - Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@clarin.com

di­fe­ren­tes zo­nas pro­duc­to­ras avan­za fir­me la siem­bra de so­ja y ase­gu­rar­se un buen stand de plan­tas es co­men­zar la cam­pa­ña con el pie de de­re­cho. Pe­ro en es­te se­gun­do tra­mo de la siem­bra au­men­ta el ries­go pa­ra la se­mi­lla, ya que se reúnen las me­jo­res con­di­cio­nes am­bien­ta­les pa­ra el de­sa­rro­llo de pa­tó­ge­nos del suelo y de la se­mi­lla. Coin­ci­den­te­men­te, esas bue­nas con­di­cio­nes me­dioam­bien­ta­les tam­bién son pro­pi­cias pa­ra el na­ci­mien­to del cul­ti­vo. ¿Qué ha­cer en­ton­ces?. “El uso de semillas de alta enerEn gía y po­der ger­mi­na­ti­vo fa­vo­re­ce la ob­ten­ción de plan­tas sa­nas y vi­go­ro­sas; así co­mo tam­bién evi­ta la in­tro­duc­ción del inócu­lo de pa­tó­ge­nos a lo­tes don­de no se ha­llen pre­sen­tes”, di­ce An­to­nio Ivan­co­vich, fi­to­pa­tó­go­lo de INTA Per­ga­mino, en diá­lo­go con Cla­rín Ru­ral.

Y en­fa­ti­za que hay que tra­tar la se­mi­lla con cu­ra­se­mi­llas pa­ra el con­trol de hon­gos de suelo, por so­bre to­do, y tam­bién pa­ra los pa­tó­ge­nos que vi­ven en la se­mi­lla, ya que las en­fer­me­da­des ter­mi­nan im­pac­tan­do de for­ma di­rec­ta (pér­di­das de ren­di­mien­to) o de ma­ne­ra in­di­rec­ta (dis­mi­nu­ción de la ca­li­dad de la se­mi­lla).

El ex­per­to ex­pli­ca que hay pa­tó­ge­nos que pue­den ser por­ta­dos por las semillas en ba­jos por­cen­ta­jes, pe­ro tie­nen im­por­tan­tes im­pli­can­cias, ya que tie­nen po­ten­cial pa­ra oca­sio­nar epi­de­mias, co­mo el ca­so del can­cro del ta­llo (Pho­mop­sis pha­seo­li var. me­ri­dio­na­lis) o la man­cha ojo de ra­na (Cer­co­po­ra so­ji­na), co­mo lo de­mues­tra lo su­ce­di­do en las cam­pa­ñas 1993 y 2010, res­pec­ti­va­men­te.

Por otra par­te, Ivan­co­vich ex­pli­ca que la in­fec­ción de la se­mi-

lla pue­de ori­gi­nar­se des­de la flo­ra­ción has­ta la ma­du­rez del cul­ti­vo, aun­que los sín­to­mas se ob­ser­van du­ran­te los úl­ti­mos es­ta­díos re­pro­duc­ti­vos. En es­tos ca­sos -agre­ga- los da­ños son ma­yo­res cuan­to más tem­prano ocu­rra la in­fec­ción. Y pun­tua­li­za que es­te año de­tec­ta­ron, a par­tir de mues­tras de semillas que han lle­ga­do al la­bo­ra­to­rio de INTA Per­ga­mino, que hay ma­yor pre­sión de en­fer­me­da­des fún­gi­cas.

El es­pe­cia­lis­ta ha­ce hin­ca­pié, prin­ci­pal­men­te, so­bre tres en­fer­me­da­des, dos de se­mi­lla: ti­zón del ta­llo y de la vai­na (Pho­mop­sis so­jae) y man­cha púr­pu­ra (Cer­cos­po­ra ki­ku­chii), cu­yas sin­to­ma­to­lo­gías se van pre­sen­tan­do con el cre­ci­mien­to del cul­ti­vo, y una ter­ce­ra de suelo, otro ti­zón, cau­sa­da por el hon­go Rhi­zoc­to­nia so­la­ni, que ata­ca muy tem­prano, oca­sio­nan­do muer­te de plán­tu­las.

An­te es­to, Ivan­co­vich apor­ta al­gu­nos con­se­jos pa­ra cui­dar el po­ten­cial de la se­mi­lla. Men­cio­na evi­tar la siem­bra con ba­ja tem­pe­ra­tu­ra de suelo, pa­ra que el cul­ti­vo emer­ja rá­pi­da­men­te y no que­de más tiem­po ex­pues­to al ata­que fún­gi­co, o bien que los pri­me­ros es­ta­dos fi­sio­ló­gi­cos del cul­ti­vo no coin­ci­dan con con­di­cio­nes am­bien­ta­les pre­dis­po­nen­tes pa­ra el de­sa­rro­llo de los hon­gos (ba­jas tem­pe­ra­tu­ras y suelo hú­me­do).

Pa­ra que­dar­se tran­qui­lo, el es­pe­cia­lis­ta se­ña­la que un efi­cien­te tra­ta­mien­to de semillas con fun­gi­ci­das ayu­da al me­jor con­trol de hon­gos de suelo.

BLOOMBERG

Sa­ni­ta. A la izq., la siem­bra de so­ja avan­za en la zo­na cen­tral del país y es cla­ve ase­gu­rar­se un buen stand de plan­tas li­bre de en­fer­me­da­des. Arri­ba, An­to­nio Ivan­co­vich, ex­per­to en sa­ni­dad del INTA Per­ga­mino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.