Pen­san­do el agro que se vie­ne

En un diá­lo­go a fon­do, un gru­po de pro­duc­to­res, ase­so­res y con­tra­tis­tas ana­li­zó con Cla­rín Ru­ral, a po­cos días del cam­bio de Go­bierno, los desafíos pro­duc­ti­vos que se abren pa­ra ellos.

Clarin - Rural - - TAPA - Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@clarin.com

A po­cos días del cam­bio de Go­bierno, y du­ran­te una gi­ra por Ale­ma­nia pa­ra ver la me­jor tec­no­lo­gía agrí­co­la mun­dial, un gru­po de pro­duc­to­res, con­tra­tis­tas y ase­so­res ar­gen­ti­nos ana­li­zó a fon­do con Cla­rín Ru­ral los desafíos y opor­tu­ni­da­des que ya vis­lum­bran.

En el mar­co del in­mi­nen­te ini­cio de un nue­vo Go­bierno en la Ar­gen­ti­na, los pro­duc­to­res ya ha­cen un di­se­ño es­tra­té­gi­co so­bre su fu­tu­ro. Y, co­mo pa­ra pen­sar en lo que vie­ne siem­pre ayu­da to­mar dis­tan­cia de las co­sas co­ti­dia­nas, Cla­rín Ru­ral con­ver­só ha­ce po­cos días, en Ale­ma­nia, con un gru­po de pro­duc­to­res, ase­so­res y con­tra­tis­tas lí­de­res que es­ta­ban de gi­ra por ese país, pa­ra ha­cer un aná­li­sis a fon­do.

Es­tos re­fe­ren­tes tec­no­ló­gi­cos lo­ca­les, ca­da uno en su área, re­co­rrie­ron Ale­ma­nia, in­clu­yen­do un pa­so por fe­ria de ma­qui­na­ria agrí­co­la Agri­tech­ni­ca, in­vi­ta­dos por Claas, la prin­ci­pal em­pre­sa ale­ma­na del ru­bro.

El pro­duc­tor Car­los de Ocam­po ge­ren­cia una em­pre­sa di­ver­si­fi­ca­da (agri­cul­tu­ra, ga­na­de­ría y tam­bo) en­tre las pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, Cór­do­ba y San Luis y tra­ba­ja so­bre cam­po pro­pio y arren­da­do. Con ese am­plio es­pec­tro, di­ce que “hoy se­gui­mos in­vir­tien­do pa­ra no que­dar afue­ra del ne­go­cio y siem­pre con una vi­sión de largo pla­zo”, se­ña­ló de Ocam­po, en Han­no­ver, mien­tras mi­ra­ba “fie­rros” de pun­ta, so­bre to­do co­se­cha­do­ras y pi­ca­do­ras. Es­ta idea de largo pla­zo que tie­ne el pro­duc­tor in­clu­ye la in­cor­po­ra­ción per­ma­nen­te de in­no­va­cio­nes, más allá de las co­yun­tu­ras.

“Es de­ci­si­vo man­te­ner la com­pe­ti­ti­vi­dad pro­duc­ti­va. Y pa­ra es­to la tec­no­lo­gía jue­ga un rol fun­da­men­tal. Pe­ro el desafío ac­tual con­sis­te en de­ter­mi­nar de qué ma­ne­ra in­cor­po­rar­la, o si in­te­grar­se o aso­ciar­se pa­ra man­te­ner­se com­pe­ti­ti­vo. Son te­mas que apa­re­cen y que se ana­li­zan vien­do el po­si­ble cam­bio de es­ce­na­rio pa­ra la pro­duc­ción”, afir­ma de Ocam­po.

Víc­tor Hu­go So­re­ga­ro­li es tu­cu­mano y brin­da ser­vi­cios co­mo con­tra­tis­ta de co­se­cha, su prin­ci­pal ac­ti­vi­dad, pe­ro tam­bién es pro­duc­tor. Tie­ne su ba­se en San Mi­guel de Tu­cu­mán y tra­ba­ja en esa pro­vin­cia y en el es­te de Santiago del Es­te­ro. Se la­men­ta, por un la­do, por la si­tua­ción crí­ti­ca que vi­ve el nor­te agro­ga­na­de­ro. Ex­pli­ca que allí los cos­tos su­pe­ran a los in­gre­sos, pe­ro tam­bién se es­pe­ran­za por los cam­bios que pue­da lle­var al nor­te la lle­ga­da del nue­vo go­bierno.

Cuen­ta que, con esa mi­ra­da op­ti­mis­ta, re­co­rrió la fe­ria ale­ma­na y las fá­bri­cas de Claas vien­do las úl­ti­mas no­ve­da­des tec­no­ló­gi­cas que hay en el mun­do, par­ti­cu­lar­men­te en co­se­cha, au­to­ma­tis­mo e in­for­má­ti­ca, por­que es lo que le in­tere­sa in­cor­po­rar en cuan­to se pue­da.

“El agro ar­gen­tino es uno de los más com­pe­ti­ti­vos del mun­do. La tec­no­lo­gía que veo acá tie­ne pe­que­ñas di­fe­ren­cias con la que ya adop­ta­mos en nues­tro país e in­clu­si­ve, en cier­tos ca­sos, las nues­tras son me­jo­res. Por eso, es­toy con­ven­ci­do de que, con un me­jor es­ce­na­rio, la pro­duc­ción ar­gen­ti­na se re­cu­pe­ra­rá rá­pi­da­men­te”, des­ta­ca.

Co­mo pres­ta­dor de ser­vi­cios, So­le­ga­ro­li acla­ra: “Soy con­tra­tis­ta y pa­ra mí es cla­ve se­guir me­jo­ran­do mis he­rra­mien­tas. Apues­to siem­pre a la me­jo­ra tec­no­ló­gi­ca, por­que cuan­do me con­tra­tan de­bo ser ágil y efi­cien­te. Pe­ro es cier­to que, a pe­sar de que ten­go los úl­ti­mos avan­ces, no siem­pre la tec­no­lo­gía fue re­mu­ne­ra­da co­mo co­rres­pon­de en los úl­ti­mos tiem­pos”.

E in­sis­te, al igual que de Ocam­po, que pa­ra im­pul­sar la com­pe­ti­ti­vi­dad, aun más si no cam­bia el es­ce­na­rio pa­ra la pro­duc­ción en la Ar­gen­ti­na, “se­rá esen­cial se­guir apos­tan­do a la tec­no­lo­gía”.

Joa­quín Ger­go­let es pro­duc­tor de tri­go, maíz y so­ja en la zo­na del sur de Cór­do­ba, pre­ci­sa­men­te en la lo­ca­li­dad de Pue­blo Ita­liano, a 90 ki­ló­me­tros de La­bou­la­ye.

La em­pre­sa de la que es par­te pro­du­ce en 6.000 hec­tá­reas, de las cua­les 13% son pro­pias y el res­to al­qui­la­das. Di­ce que en los úl­ti­mos años, en su zo­na, los muy bue­nos ren­di­mien­tos ayu­da­ron a com­pen­sar la ba­ja en el pre­cio de los gra­nos.

“A pe­sar de las cir­cuns­tan­cias, los rin­des de las úl­ti­mas cam­pa­ñas se ex­pli­can cla­ra­men­te por la ex­ce­len­te tec­no­lo­gía con la que tra­ba­ja el pro­duc­tor ar­gen­tino. que nos

per­mi­te ser efi­cien­tes”, re­pa­sa el pro­duc­tor.

Pa­ra evi­tar zo­zo­bras en la em­pre­sa, di­ce que “en es­tos años hi­ci­mos las in­ver­sio­nes jus­tas, pa­ra re­no­var el par­que de ma­qui­na­ria o la per­for­man­ce de los cul­ti­vos. Esas ac­cio­nes fue­ron las que nos man­tu­vie­ron co­mo em­pre­sa, sin am­pliar­nos”.

Al la­do de Ger­go­let, en la fá­bri­ca de co­se­cha­do­ras de Claas en el pe­que­ño y muy pro­li­jo pue­blo de Harsewinkel, es­tá Ma­xi­mi­li­ano Fe­rro, un in­ge­nie­ro agró­no­mo co­rren­tino que es res­pon­sa­ble del ma­ne­jo téc­ni­co de 27.000 hec­tá­reas en la zo­na de Pues­to Ba­ña­de­ro, en el sur de For­mo­sa, muy cer­ca del lí­mi­te con Cha­co.

Fe­rro ex­pli­ca que una de las prin­ci­pa­les li­mi­tan­tes de su re­gión es la dis­tan­cia a los puer­tos, por lo cual re­sol­ver el cos­to de los fle­tes es uno de los te­mas cen­tra­les pa­ra los tiem­pos que vie­nen.

“A pe­sar de que no ex­por­ta­mos gra­nos, sí ex­por­ta­mos car­ne, y tam­bién de­be­mos re­co­rrer de 800 a 1.000 ki­ló­me­tros pa­ra lle­gar al puer­to de Ro­sa­rio”, co­men­ta.

El cam­po que ma­ne­ja tie­ne agri­cul­tu­ra (so­ja, maíz, sor­go y ca­ña de azú­car), 7.000 hec­tá­reas de pas­tu­ras, un feed­lot de 45.000 ca­be­zas al año con ani­ma­les de las ra­zas Bran­gus y Bra­ford, ade­más de un ro­deo de cría de 7.000 vien­tres y una cabaña de ge­né­ti­ca bo­vi­na.

Con ese pe­so pro­duc­ti­vo, el ase­sor di­ce que For­mo­sa (de don­de es el nue­vo mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra, Ri­car­do Bur­yai­le) es una zo­na nue­va pa­ra la agri­cul­tu­ra y que la ga­na­de­ría es­tá en pleno de­sa­rro­llo. En ese con­tex­to, des­ta­ca que sus prin­ci­pa­les desafíos “tie­nen que ver con tec­no­lo­gía de pro­ce­sos” y afir­ma que es­pe­ra que el nue­vo es­ce­na­rio del país fa­ci­li­te la in­ver­sión en la tec­no­lo­gía más du­ra.

Fe­rro cree que, lue­go de do­mar la am­bien­tes for­mo­se­ños, el es­ce­na­rio que se les abre pa­ra el fu­tu­ro es ele­var el po­ten­cial de ren­di­mien­to de los am­bien­tes.

“En el fu­tu­ro, con es­te co­no­ci­mien­to de los am­bien­tes y pu­dien­do in­cor­po­rar más tec­no­lo­gía, po­dre­mos ele­var la ren­ta­bi­li­dad de nues­tros es­que­mas, que hoy tie­nen cos­tos muy ele­va­dos. Allí po­dre­mos pen­sar en un de­sa­rro­llo más am­plio pa­ra la re­gión”, afir­ma.

En de­fi­ni­ti­va, que­da cla­ro que no im­por­ta la re­gión pro­duc­ti­va o la ac­ti­vi­dad: to­dos, con­tra­tis­tas, ase­so­res y pro­duc­to­res, es­tán lis­tos paa que, con nue­vos vien­tos, el des­pe­gue se pon­ga en mar­cha.

Mi­ran­do la Ar­gen­ti­na. Des­de el cen­tro de dis­tri­bu­ción de Claas, en Hamm, de izq. a der., Ger­go­let, Fe­rro, So­re­ga­ro­li y de Ocam­po.

So­ja. Se man­ten­drá co­mo un pi­lar de to­das las re­gio­nes del país.

Pi­ca­do. Los forrajes con­ser­va­dos am­plia­rán su pe­so en la ga­na­de­ría.

Ga­na­de­ría. Un me­jor fu­tu­ro a par­tir de po­der ex­por­tar.

Ai­re ger­mano. De izq. a der., Ger­go­let, Fe­rro, So­re­ga­ro­li y de Ocam­po ana­li­za­ron el fu­tu­ro del agro ar­gen­tino en la cen­tro de dis­tri­bu­ción de Claas, en Hamm.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.