Cu­bier­tos con­tra las ma­le­zas

Un tra­ba­jo téc­ni­co pon­de­ra to­das las ven­ta­jas de la siem­bra de cul­ti­vos de co­ber­tu­ra en la lu­cha con­tra las hier­bas de di­fí­cil con­trol.

Clarin - Rural - - LOS CULTIVOS DE INVIERNO - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@clarin.com

En las úl­ti­mas cam­pa­ñas, los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra to­ma­ron un im­por­tan­te pro­ta­go­nis­mo ya que de­mos­tra­ron sus efec­tos be­né­fi­cos en los agroe­co­sis­te­mas, ta­les co­mo la su­pre­sión de ma­le­zas, la pro­tec­ción de los sue­los y el me­jo­ra­mien­to del ci­cla­do de nu­trien­tes.

En un in­for­me agro­nó­mi­co, los téc­ni­cos Ho­ra­cio Ac­cia­re­si y Ga­briel Pi­ca­pie­tra (am­bos de INTA Per­ga­mino), más María Vic­to­ria Bu­ra­to­vich (Uni­ver­si­dad Na­cio­nal del No­roes­te de la Pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res) y María Eu­ge­nia Ce­na (Co­mi­sión In­ves­ti­ga­cio­nes Cien­tí­fi­cas de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res) ana­li­za­ron los múl­ti­ples me­ca­nis­mos por los cua­les los puen­tes verdes com­pi­ten efi­cien­te­men­te con las ma­le­zas.

Se­gún el in­for­me, los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra pue­den in­ter­fe­rir en el en­ma­le­za­mien­to de for­ma di­rec­ta o in­di­rec­ta.

En­tre los me­ca­nis­mos di­rec­tos, ellos ci­tan que la so­la pre­sen­cia o los residuos de es­tos cul­ti­vos pue­den in­hi­bir la emer­gen­cia de ma­le­zas al ate­nuar las se­ña­les am­bien­ta­les que le lle­gan a es­tas úl­ti­mas. Por otra par­te, el pro­ce­so de en­ma­le­za­mien­to se in­ter­fie­re de ma­ne­ra in­di­rec­ta ya que los cul­ti­vos de co­ber­tu­ras fa­vo­re­cen el cre­ci­mien­to de in­sec­tos pre­da­do­res de semillas de ma­le­zas.

Otro de los pun­tos in­tere­san­tes que plan­tean los téc­ni­cos en su tra­ba­jo es el im­pac­to de un úni­co cul­ti­vo de co­ber­tu­ra so­bre la po­bla­ción de ma­le­zas res­pec­to al ma­yor im­pac­to que pue­de oca­sio­nar una con­so­cia­ción de cul­ti­vos de co­ber­tu­ras. Otro do­ble me­ca­nis­mo de con­trol de es­tos cul­ti­vos es la li­be­ra­ción de com­po­nen­tes fi­to­tó­xi­cos (ale­lo­quí­mi­cos) a par­tir de los residuos que pue­de in­hi­bir el cre­ci­mien­to ra­di­cal de las ma­le­zas in­me­dia­ta­men­te des­pués de la ger­mi­na­ción y dis­mi­nuir la emer­gen­cia de las plán­tu­las, así co­mo tam­bién la su­pre­sión sub­se­cuen­te de la emer­gen­cia de ma­le­zas por efec­tos fí­si­cos.

Se­gún el es­tu­dio de los téc­ni­cos, los efec­tos ale­lo­pá­ti­cos tie­ne ma­yor pro­ba­bi­li­dad de ocu­rrir in­me­dia­ta­men­te des­pués del se­ca­do del puen­te ver­de que cuan­do el re­si­duo se en­cuen­tra aún fres­co y con­tie­ne ma­te­rial fo­liar in­tac­to.

La ocu­rren­cia de llu­vias, di­cen, al se­ca­do fa­vo­re­ce la li­be­ra­ción de flu­jos ale­lo­quí­mi­cos a par­tir de la de­gra­da­ción ini­cial de los residuos. Lue­go de la mis­ma, se al­can­za una des­com­po­si­ción to­tal del ma­te­rial fo­liar con la ma­yor li­be­ra­ción y ma­yor ac­ti­vi­dad fi­to­tó­xi­ca de los residuos.

A mo­do de con­clu­sión de su in­for­me, los téc­ni­cos acon­se­jan lle­var ade­lan­te es­tu­dios lo­ca­les pa­ra com­pren­der la com­ple­ja in­ter­ac­ción en­tre el suelo, los residuos y el am­bien­te y su efec­to en la ger­mi­na­ción y emer­gen­cia de ma­le­zas. De ese mo­do, la ha­bi­li­dad su­pre­si­va de los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra de­ber ser con­sis­ten­te en una va­rie­dad de am­bien­tes pro­duc­ti­vos.

Cen­teno. Un cul­ti­vo óp­ti­mo de zo­nas sub­hú­me­das.

Ave­na. Un ce­real muy com­pe­ti­ti­vo con­tra ma­le­zas.

Vi­cia. Le apor­ta ni­tró­geno a una ro­ta­ción con maíz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.