Apuntes pa­ra la nue­va eta­pa

Clarin - Rural - - LA COLUMNA DE LA SEMANA - Héctor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

El au­men­to del cor­te de eta­nol del 10 al 12% es mu­cho más que una me­di­da co­rrec­ta y ne­ce­sa­ria. Pri­me­ro, por la for­ma en que fue anun­cia­da: qui­so ha­cer­lo el pro­pio pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri, en su pri­me­ra in­cur­sión en el NOA. Lo hi­zo en un in­ge­nio tu­cu­mano, que como sus co­le­gas de­pen­de sus­tan­cial­men­te de un ma­yor mer­ca­do pa­ra el co-pro­duc­to que se ob­tie­ne de la ca­ña de azú­car.

Se­gun­do, por el con­te­ni­do del men­sa­je, sub­ra­ya­do con un re­sal­ta­dor co­lor ver­de. El úni­co ar­gu­men­to que es­gri­mió fue el com­pro­mi­so asu­mi­do por la Ar­gen­ti­na en la COP21, en la prác­ti­ca su pri­mer ac­to en la are­na glo­bal, pa­ra com­ba­tir el cam­bio cli­má­ti­co a tra­vés de la sus­ti­tu­ción de ener­gía fó­sil por re­no­va­ble.

Hi­zo men­ción ex­pre­sa de la ne­ce­si­dad de re­du­cir las emi­sio­nes de CO2, in­di­can­do que los bio­com­bus­ti­bles van en esa di­rec­ción.

In­me­dia­ta­men­te des­pués, Ma­cri anun­cia­ba un par­que so­lar en la Pu­na, con­so­li­dan­do la idea de que el eje am­bien­tal no era un sim­ple (y qui­zá te­ñi­do de ob­vie­da­des) dis­cur­so de cam­pa­ña, sino un pro­gra­ma de go­bierno.

Mú­si­ca pa­ra los oí­dos del agro ar­gen­tino, que ha­ce pun­ta por su com­pro­mi­so con la re­duc­ción de emi­sio­nes a tra­vés de la siem­bra di­rec­ta, la bio­tec­no­lo­gía, el si­lo­bol­sa, la ma­qui­na­ria li­via­na y de gran an­cho de la­bor, etc.

Avan­ce­mos en es­ta di­rec­ción. A los fa­bri­can­tes de au­tos, reu­ni­dos en Adefa, la de­ci­sión del E12 no les ca­yó bien. Plan­tea­ron una se­rie de cues­tio­nes téc­ni­cas, de ma­yor o me­nor va­li­dez. Pe­ro plan­tea­ron que no ten­drían in­con­ve­nien­tes si el cor­te era como mí­ni­mo del 25%, por­que a par­tir de es­te con­te­ni­do se jus­ti­fi­ca­ban los cam­bios en los ajus­tes de los mo­to­res. O ir di­rec­ta­men­te a la tec­no­lo­gía Flex, que per­mi­te usar cual­quier pro­por­ción en­tre naf­ta y eta­nol. Es la que se uti­li­za ma­si­va­men­te en Bra­sil y Pa­ra­guay.

La Ar­gen­ti­na es im­por­ta­do­ra de naf­ta y ga­soil, y la ten­den­cia es cre­cien­te. Con eta­nol y bio­die­sel se aho­rra­rían va­rios mi­llo­nes de dó­la­res, y tam­bién se re­du­ci­ría el cos­to­so sub­si­dio in­terno al pe­tró­leo, que tam­bién cre­ce pro­por­cio­nal­men­te a me­di­da que ba­ja el pre­cio in­ter- na­cio­nal, como ha su­ce­di­do es­ta semana.

Por su­pues­to, la im­ple­men­ta­ción del flex obli­ga­rá a un cam­bio lo­gís­ti­co de pro­por­cio­nes, in­vo­lu­cran­do a las es­ta­cio­nes de ser­vi­cio. En Bra­sil se hi­zo y uno eli­ge de qué sur­ti­dor car­ga y cuán­to de ca­da uno.

El eta­nol de ca­ña de azú­car es hoy más ca­ro que el de maíz. Y es en el del ce­real, cu­yo cul­ti­vo se ex­tien­de en to­da la pam­pa hú­me­da, don­de es­tán las opor­tu­ni­da­des más atrac­ti­vas. Hoy hay cin­co plan­tas de gran es­ca­la, que pro­du­cen el 60% del eta­nol que se re­quie­re pa­ra el cor­te del 10%. Con­vie­ne sa­ber que los 2 pun­tos adi­cio­na­les se­rían en prin­ci­pio pro­vis­tos por los in­ge­nios.

Pe­ro si vamos a un 25% mí­ni­mo, o a la tec­no­lo­gía flex, no al­can­za­rá con los in­ge­nios y to­do de­be­ría ba­sar­se en ce­rea­les. Se ge­ne­ra­ría una de­man­da adi­cio­nal de 3 mi­llo­nes de to­ne­la­das, que de lo con­tra­rio se vol­ca­rían al mer­ca­do in­ter­na­cio­nal.

Re­cor­de­mos que la Ar­gen­ti­na tie­ne in­ci­den­cia en la co­ti­za­ción del maíz, ya que pe­lea con Bra­sil el se­gun­do pues­to en­tre los ma­yo­res ex­por­ta­do­res, atrás de los Es­ta­dos Uni­dos.

Qui­zá el mo­de­lo de cre­ci­mien­to ideal pa­ra aten­der es­ta nue­va de­man­da con­sis­ta en plan­tas de es­ca­la in­ter­me­dia, vin­cu­la­dos a feed­lots que apro­ve­cha­rían el co-pro­duc­to de la fer­men­ta­ción etí­li­ca del maíz: la bur­lan­da hú­me­da, o WDGS, que pue­de en­trar en las ra­cio­nes has­ta un 40% (ba­se se­ca).

El mo­de­lo fun­cio­na en Ca­na­dá (fer­men­tan­do tri­go y ce­ba­da) y Es­ta­dos Uni­dos (maíz). Es­tos feed­lots en ge­ne­ral son es­ta­bu­la­dos, mi­ni­mi­zan­do el im­pac­to am­bien­tal y ge­ne­ran­do si­ner­gias adi­cio­na­les a tra­vés de la pro­duc­ción de bio­gás (que se uti­li­za pa­ra des­ti­lar el mos­to) y fer­ti­li­zan­te que vuel­ve al cam­po.

Son sim­ple­men­te apuntes pa­ra una nue­va eta­pa. Con­ti­nua­rá. t

En Tu­cu­mán. El pre­si­den­te Ma­cri anun­ció allí, ha­ce po­cos días, el au­men­to del cor­te con eta­nol de las naf­tas, que pa­sa­rá del 10% al 12%. Es un cre­ci­mien­to pa­ra los bio­com­bus­ti­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.