“Te­ne­mos una vi­sión muy po­si­ti­va de los cam­bios que hu­bo en el país”

Clarin - Rural - - EXPOAGRO - Ser­gio Per­so­glia

1 ¿Có­mo ha­ce una com­pa­ñía pe­que­ña en tér­mi­nos re­la­ti­vos, como la su­ya, pa­ra com­pe­tir con las gran­des del mundo? Nues­tras opor­tu­ni­da­des pasan por te­ner bue­nas for­mu­la­cio­nes, bue­nas mez­clas y agre­gar­le va­lor a los clien­tes a par­tir de la cer­ca­nía que te­ne­mos con ellos. Bus­ca­mos te­ner mu­cha pre­ci­sión en los in­gre­dien­tes ac­ti­vos que uti­li­za­mos. No que­re­mos tra­ba­jar con pro­duc­tos vie­jos como el gli­fo­sa­to, por­que eso lo pue­de ha­cer cual­quier. Que­re­mos pro­duc­tos con más va­lor agre­ga­do. Ade­más, hay una de­ce­na de mo­lé­cu­las en las que estamos en­tre los lí­de­res mun­dia­les. Por ejem­plo en man­co­zeb (pa­ra fun­gi­ci­das) te­ne­mos el 75% de la ca­pa­ci­dad glo­bal de pro­duc­ción. So­mos fuer­tes en ha­cer quí­mi­ca a pre­cios ra­zo­na­bles. Tam­bién so­mos lí­de­res en pro­duc­tos pa­ra post­co­se­cha, por ejem­plo pa­ra cui­dar los gra­nos en las bo­de­gas de los bar­cos, ru­bro en el que te­ne­mos 30% del mer­ca­do mun­dial.

2 Y en ese marco, ¿qué sig­ni­fi­ca la Ar­gen­ti­na pa­ra us­te­des y có­mo ven los cam­bios que se su­ce­die­ron en la po­lí­ti­ca y la economía del país en los úl­ti­mos me­ses? Te­ne­mos una vi­sión muy po­si­ti­va de los cam­bios que hu­bo en la Ar­gen­ti­na. Que se ha­yan eli­mi­na­do las res­tric­cio­nes a las ex­por­ta­cio­nes ha­rá que los pro­duc­to­res sean más com­pe­ti­ti­vos. Es­tá cla­ro. Aho­ra, de­ben re­sol­ver­se al­gu­nas cues­tio­nes vin­cu­la­das a las im­por­ta­cio­nes. Pe­ro no­so­tros in­ver­ti­mos en Ar­gen­ti­na con una vi­sión de lar­go pla­zo, que ló­gi­ca­men­te no tie­ne na­da que ver con cues­tio­nes de co­yun­tu­ra. Estamos muy com­pro­me­ti­dos con el país. Por eso, vamos a fa­bri­car ca­da vez más aquí y vamos a traer ca­da vez más pro­duc­tos. Y, ade­más, Ar­gen­ti­na se­rá una pla­ta­for­ma pa­ra la ex­por­ta­ción re­gio­nal. En Su­da­mé­ri­ca fa­bri­ca­mos so­lo en tres país: Bra­sil, Ar­gen­ti­na y Co­lom­bia. Nues­tro in­te­rés pa­sa por her­bi­ci­das, fun­gi­ci­das e in­sec­ti­ci­das.

3 ¿Qué pe­so tie­ne Amé­ri­ca La­ti­na pa­ra la com­pa­ñía? En es­ta re­gión ge­ne­ra­mos el 27% de nues­tra fac­tu­ra­ción, mien­tras que en la In­dia, que le si­gue, ob­te­ne­mos el 19%. Ade­más, los mer­ca­dos en los que más estamos cre­cien­do son jus­ta­men­te Amé­ri­ca La­ti­na, In­dia y, tam­bién, EE.UU..

4 ¿Cuá­les son los desafíos pa­ra el agri­cul­tor que ven en paí­ses como la Ar­gen­ti­na? Es­tá cla­ro que en la Ar­gen­ti­na hay un gran problema con el con­trol de ma­le­zas, como su­ce­de en Bra­sil, pe­ro aquí qui­zás un po­co más se­ve­ro. Las si­tua­cio­nes tie­nen di­fe­ren­cias y, por eso, tam­bién la in­ves­ti­ga­ción y el desa­rro­llo tie­nen que ser di­fe­ren­tes. Aquí, por ejem­plo, ya in­tro­du­ji­mos el glu­fo­si­na­to de amo­nio, pe­ro to­da­vía no lo hi­ci­mos en Bra­sil. No cree­mos que Ar­gen­ti­na ten­ga que se­guir a Bra­sil, como su­ce­de en otros ca­sos. Creo que los pro­ble­mas de us­te­des tie­nen más que ver con los de Es­ta­dos Uni­dos, en reali­dad.

5 En un mer­ca­do de her­bi­ci­das do­mi­na­do por el gli­fo­sa­to, ¿qué cree que pue­de apor­tar un her­bi­ci­da como el glu­fo­si­na­to de amo­nio? Es muy im­por­tan­te pa­ra ma­ne­jar el te­ma de las ma­le­zas re­sis­ten­tes, que es­tá au­men­tan­do de ma­ne­ra muy im­por­tan­te. El glu­fo­si­na­to tu­vo pre­cios bas­tan­te más al­tos que los del gli­fo­sa­to, pe­ro co­men­zó a ba­jar y a es­tar en va­lo­res más ra­zo­na­bles. Es cier­to que, por ejem­plo, has­ta aho­ra so­lo un 30% de la su­per­fi­cie de maíz se siem­bra con hí­bri­dos re­sis­ten­tes a es­te her­bi­ci­da, pe­ro cree­mos que eso va a cre­cer y que el uso de glu­fo­si­na­to pue­de cre­cer en­tre 10 y 15 ve­ces en la Ar­gen­ti­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.