Con­se­jos cla­ve pa­ra ha­cer apli­ca­cio­nes bien efi­cien­tes

Los brin­dan es­pe­cia­lis­tas del INTA y del sec­tor pri­va­do.

Clarin - Rural - - TAPA - Es­te­ban Fuen­tes efuen­tes@cla­rin.com

En años, como los úl­ti­mos, en los que la ren­ta­bi­li­dad de los cul­ti­vos no ha si­do la es­pe­ra­da por los pro­duc­to­res, op­ti­mi­zar los re­cur­sos y ser ca­da vez más efi­cien­tes fue­ron pre­mi­sas pa­ra que el ne­go­cio so­bre­vi­va y sea sus­ten­ta­ble. Aho­ra, con un con­tex­to dis­tin­to, lo­grar la efi­cien­cia en ta­reas cla­ve, como las apli­ca­cio­nes de fi­to­sa­ni­ta­rios, es al­go que pue­de, ade­más, mar­car una am­plia di­fe­ren­cia en rin­de. Por eso, Cla­rín Ru­ral dia­lo­gó con tres ex­per­tos pa­ra co­no­cer có­mo rea­li­zar­las de la me­jor ma­ne­ra, con­tra en­fer­me­da­des, pla­gas y ma­le­zas.

Pa­ra Ru­bén Mas­sa­ro, es­pe­cia­lis­ta del Inta Oli­ve­ros, Santa Fe, en mu­chos ca­sos se uti­li­zan téc­ni­cas que ge­ne­ran al­ta de­ri­va y, así, hay al­to ries­go de da­ñar or­ga­nis­mos que no son el ob­je­ti­vo. “Hay dis­po­ni­bles tec­no­lo­gías en la ac­tua­li­dad como pa­ra rea­li­zar una apli­ca­ción ca­si sin de­ri­va”, ex­pli­có. (Ver Seis pa­sos pa­ra...).

Por su par­te, Ju­lián Et­che­go­yen, res­pon­sa­ble de coad­yu­van­tes de Ri­zo­bac­ter, coin­ci­de en que “hay que tra­ba­jar so­bre la efi­cien­cia de apli­ca­ción”. Y pre­ci­só que el 70% de la efi­cien­cia de la apli­ca­ción de fi­to­sa­ni­ta­rios se ex­pli­ca por la ca­li­dad de esa apli­ca­ción. Se­gún el ex­per­to, los apli­ca­do­res ar­gen­ti­nos evo­lu­cio­na­ron mu­cho con res­pec­to a los de otros paí­ses de la re­gión, pe­ro cree que igual­men­te que­da mu­cho por ha­cer.

En es­te sen­ti­do, en­fa­ti­zó la im­por­ta­cia de los coad­yu­van­tes, En­tre ellos hay, por ejem­plo, co­rrec­to­res pa­ra me­jo­rar las con­di­cio­nes del agua. Ade­más, hay an­ti­eva­po­ran­tes y re­duc­to­res de de­ri­va, pa­ra dis­mi­nuir los pro­ble­mas am­bien­ta­les. Tam­bién pro­duc­tos su­per­hu­mec­tan­tes, que per­mi­ten lo­grar va­rios pun­tos de con­tac­to, pa­ra el ac­ti­vo lle­gue al ob­je­ti­vo.

Luis Lan­fran­co­ni, del Inta Río Pri­me­ro, Cór­do­ba, hi­zo fo­co en las ma­le­zas. “En las zo­nas de la Pam­pa Hú­me­da don­de más tem­prano co­se­chan los cul­ti­vos de ve­rano, apa­re­cen rá­pi­da­men­te las ma­le­zas de oto­ño in­vierno, so­bre to­do la ra­ma ne­gra”, diag­nos­ti­có. En con­se­cuen­cia, el ex­per­to des­ta­có que los bar­be­chos se de­ben rea­li­zar con her­bi­ci­das pre­mer­gen­tes con ac­ción re­si­dual. Pe­ro acla­ró que, pa­ra que el preemer­gen­te ac­túe, de­be llo­ver una vez que se apli­ca. “Si no hay llu­vias, hay que ver có­mo apli­car o de­mo­rar el tra­ba­jo pa­ra cer­ca de una llu­via, por­que el pro­duc­to fun­cio­na cuan­do se in­cor­po­ra en el per­fil del sue­lo”, re­mar­có.

Pa­ra ma­le­zas, pla­gas o en­fer­me­da­des, las apli­ca­cio­nes son cla­ve. Por eso, va­le la pe­na es­cu­char a los ex­per­tos y ha­cer­las bien. t

Pi­cos. Se de­be con­tro­lar que el pro­duc­to se dis­tri­bu­ya de for­ma uni­for­me.

Ju­lián Et­che­go­yen. De Ri­zo­bac­ter.

Luis Lan­fran­co­ni. Del INTA Río Pri­me­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.