Cuan­do el dó­lar ba­ja, ¿la so­ja sube?

Clarin - Rural - - 7 DÍAS POR EL CAMPO - Ser­gio Per­so­glia sper­so­glia@clarin.com

Mi­ran­do la lo­co­mo­to­ra fi­nan­cie­ra. En las úl­ti­mas se­ma­nas, la reali­dad le vie­ne dan­do la ra­zón a una fra­se mu­chas ve­ces es­cu­cha­da en el ám­bi­to de los ne­go­cios de gra­nos: “cuan­do el dó­lar se de­va­lúa en el mun­do, tie­ne una in­fluen­cia po­si­ti­va so­bre el pre­cio de los com­mo­di­ties”.

Des­de prin­ci­pios de mar­zo, la mo­ne­da es­ta­dou­ni­den­se se ha de­va­lua­do sen­si­ble­men­te fren­te a otras im­por­tan­tes del mun­do. Por ejem­plo, per­dió ca­si 3% fren­te al Eu­ro. En pa­ra­le­lo, la so­ja subió ca­si 5% en Chica­go y el maíz 4%.

“Pue­de ha­ber in­flui­do la per­cep­ción de que la Re­ser­va Fe­de­ral es­ta­dou­ni­den­se no su­biría las ta­sas de in­te­rés, o por otros mo­ti­vos, pe­ro la reali­dad vie­ne mos­tran­do una vez más lo muy in­vo­lu­cra­dos que es­tán nues­tros pro­duc­tos con el mun­do fi­nan­cie­ro”, ana­li­zó Her­nán Fer­nán­dez, de la co­rre­do­ra de gra­nos En­ri­que R. Ze­ni & Cía.

Es­ta reali­dad se da en una co­yun­tu­ra en la cual los “fun­da­men­tals” (la reali­dad con­cre­ta de la pro­duc­ción, la ofer­ta y la de­man­da de gra­nos) pre­sio­na ha­cia aba­jo los pre­cios. Por eso, hay quie­nes pien­san, co­mo di­ce Fer­nán­dez, que “cuan­do la lo­co­mo­to­ra fi­nan­cie­ra arran­ca, no hay sobreoferta que la fre­ne”.

De to­das ma­ne­ras, pa­ra no ge­ne­rar un en­tu­sias­mo qui­zá sin fun­da­men­to, el ope­ra­dor acla­ra que “los mo­vi­mien­tos de es­te ti­po, por cau­sas pu­ra­men­te fi­nan­cie­ras, sue­len ser de gran in­ten­si­dad y cor­ta du­ra­ción”.

Así las co­sas, po­dría con­cluir­se que es­tas subas abren ven­ta­nas de pre­cios que qui­zás zás val­ga la pe­na ap apro­ve­char pa­ra fi­jar un va­lor, so­bre to­do a las­la em­pre­sas a las que le re­sul­te atrac­ti­vo pa­ra al me­nos una par­te de la pro­duc­ción es­per es­pe­ra­da de gra­nos. Buen es­ce­na­rio y p pa­si­vos con­tin­gen­tes. Ca­da opor­tu­ni­dad útil pa­ra apro­ve­char bue­nos pre­cios pue pue­de re­sul­tar cla­ve pa­ra ra la ren­ta­bi­li­dad ded los pro­duc­to­res y em­pre­sas agrí­co­las agrí­co­las. Co­mo des­ta­có ha­ce po­cos días un in­for in­for­me de la con­sul­to­ra Zo­rra­quín + Me­nes Me­ne­ses, los pri­me­ros nú­me­ros me­ros de la cam­pañ cam­pa­ña 2016/2017 in­di­can que ha­brá re­sul­tad re­sul­ta­dos po­si­ti­vos pa­ra los plan­teos de so­ja, m maíz y tri­go, pe­ro “sin fies­ta”, co­mo pre­cis pre­ci­só.

Pa­ra la ga­na­de­ría, los con­sul­to­res ob­ser­van van un pre­cio sos­ten sos­te­ni­do pa­ra las ca­te­go­rías de in­ver­na­da, a pe­sa pe­sar de la za­fra es­ta­cio­nal de ter­ne­ros. Los mac ma­chos de 160 a 180 ki­los se es­tán pa­gan­do en torno a los 35 pe­sos por ki­lo. Es­te nú­mer nú­me­ro po­si­cio­na en un ni­vel vel muy al­to la re­la­ci re­la­ción en­tre los ter­ne­ros y los no­vi­llos gor­dos, cer­cano a 1,40, ya que a los se­gun­dos les cues­ta lle­gar a los 26 pe­sos por ki­lo vi­vo. En su i in­for­me, es­tos es­pe­cia­lis­tas lis­tas des­ta­ca­rond otro pun­to po­si­tiv po­si­ti­vo que pue­de apun­ta­lar las fi­nan­zas­fi de las em­pre­sas sas en el fu­tu­ro cer­cano. R Re­sul­ta que el Go­bierno n es­tá ace­le­ran­do las

de­vo­lu­cio­nes de IVA, aun a mu­chas que no ha­bían re­cla­ma­do a tra­vés de re­cur­sos de amparo. “Es­to ayu­da­rá a re­cu­pe­rar li­qui­dez”, con­si­de­ró el in­for­me.

Ade­más, se re­fi­rie­ron al con­cep­to de “pa­si­vos con­tin­gen­tes”, que re­sul­ta muy in­tere­san­te apli­ca­do a la pro­duc­ción agropecuaria ar­gen­ti­na. El te­ma es que en los úl­ti­mos años, en los que se com­bi­na­ron ma­las po­lí­ti­cas con ba­jas ge­ne­ra­li­za­das de pre­cios, se ge­ne­ró un pa­si­vo que no es so­lo mo­ne­ta­rio, sino que tam­bién es tec­no­ló­gi­co, por­que no se in­vir­tió en tec­no­lo­gía, en me­jo­ras, en ma­qui­na­ria, y tam­po­co en bie­nes del Es­ta­do que im­pac­tan en la pro­duc­ción, co­mo ru­tas, puen­tes, ca­mi­nos. To­do es lo que se lla­ma “pa­si­vo con­tin­gen­te”. Es de­cir, una deu­da que no se sa­be bien qué mag­ni­tud tie­ne y que no se con­ta­bi­li­za, pe­ro que es un deu­da. Zo­rra­quín + Me­ne­ses sos­tie­ne que, en la me­di­da en que las pró­xi­mas cam­pa­ñas sean po­si­ti­vas, esos pa­si­vos se irán re­vir­tien­do, pe­ro que no se­rá de la no­che a la ma­ña­na, por la mag­ni­tud del de­te­rio­ro su­fri­do.

Los feed­lots, en alerta. Quie­nes no es­tán vi­vien­do una cam­pa­ña po­si­ti­va son los feed­lo­te­ros. Por un la­do, ad­vier­ten que su­fren los au­men­tos de cos­tos que se re­gis­tran en otras ac­ti­vi­da­des del sec­tor agro­pe­cua­rio, pe­ro tie­nen tam­bién un im­pac­to se­ve­ro del in­cre­men­to del va­lor del maíz, su prin­ci­pal in­su­mo, que se dis­pa­ró por la qui­ta de re­ten­cio­nes y el sin­ce­ra­mien­to del ti­po de cam­bio. Si a eso se le su­ma el al­to va­lor de los ter­ne­ros de in­ver­na­da, que se men­cio­nó más arri­ba, más la fuer­te pre­sión im­po­si­ti­va, re­sul­ta un com­bo que, en pa­la­bras de los feed­lo­te­ros, po­ne en “alerta a la ac­ti­vi­dad”.

Des­car­ga a fon­do. La so­ja subió ca­si 5% en las úl­ti­mas se­ma­nas en Chica­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.