NOA: preo­cu­pa el pi­cu­do

Clarin - Rural - - AGRICULTURA DE PUNTA -

En el no­roes­te ar­gen­tino, el com­ple­jo de pi­cu­dos de la so­ja, y en par­ti­cu­lar el ne­gro, cons­ti­tu­yen una pro­ble­má­ti­ca de im­por­tan­cia. Por eso, re­cien­te­men­te la sec­ción de zoo­lo­gía agrí­co­la de la re­co­no­ci­da Es­ta­ción Ex­pe­ri­men­tal Obis­po Co­lom­bres (EEAOC) ela­bo­ró un in­for­me so­bre las ca­rac­te­rís­ti­cas y el im­pac­to de es­ta plaga.

Allí se des­ta­ca, prin­ci­pal­men­te, que pue­de cau­sar pér­di­das de has­ta un 100% en el cul­ti­vo en so­ja, cuan­do no se la con­tro­la a tiem­po.

El in­for­me sos­tie­ne que hay va­rios as­pec­tos im­por­tan­tes pa­ra te­ner en cuen­ta aso­cia­dos al ma­ne­jo de es­te in­sec­to.

Por un la­do, las ma­le­zas son una fuen­te de ali­men­to pa­ra el pi­cu­do adul­to en pre-siem­bra de la so­ja o el po­ro­to. Asi­mis­mo, los ci­clos llu­vio­sos son fa­vo­ra­bles pa­ra la plaga, ya que los hue­vos van na­cien­do por pul­sos, de acuer­do al com­por­ta­mien­to de las pre­ci­pi­ta­cio­nes.

Los da­tos que apor­ta la es­ta­ción ex­pe­ri­men­tal tam­bién los con­fir­ma el ase­sor y do­cen­te de la Fa­cul­tad de Agro­no­mía de Tu­cu­mán Juan Car­los Mo­ra­les. “Ama­rant­hus, en­fer­me­da­des y pi­cu­do son los gran­des nom­bres que apa­re­cen en los te­mas sa­ni­ta­rios en la so­ja de la zo­na”, afir­ma.

Pa­ra el ma­ne­jo in­te­gra­do de pla­gas tan da­ñi­nas co­mo es­ta, la mejor es­tra­te­gia es una com­bi­na­ción de prác­ti­cas cul­tu­ra­les (mo­ni­to­reo, ob­ser­va­ción de las fe­chas de siem­bra y ro­ta­ción de cul­ti­vos) y quí­mi­cas (apli­ca­ción de in­sec­ti­ci­das cu­ra­se­mi­llas y fo­lia­res).

El uso de cu­ra­se­mi­llas es la me­di­da más ade­cua­da pa­ra el con­trol de adul­tos en las pri­me­ras eta­pas del cul­ti­vo. Pa­sa­do su efec­to se de­be re­cu­rrir a las apli­ca­cio­nes de pro­duc­tos fo­lia­res.

“Pi­cu­do ne­gro es una plaga im­por­tan­te y agre­si­va pe­ro fac­ti­ble de vol­tear”, ex­pli­ca Javier Ho­no­ra­to, res­pon­sa­ble de la fir­ma Ada­ma en el NOA, quien re­co­mien­da el in­sec­ti­ci­da Ga­lil pa­ra el con­trol de la plaga, a una do­sis de 250 cen­tí­me­tros cú­bi­cos por hec­tá­rea. Ade­más, el téc­ni­co men­cio­na tam­bién co­mo al­ter­na­ti­vas a Sei­zer, Lam­dex y Py­ri­nex.

Pi­cu­do ne­gro. Muy da­ñino en so­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.