Y un día pu­sie­ron la se­mi­lla en el free­zer

Des­de una plan­ta de Charata, Cha­co, to­da la se­mi­lla de so­ja sal­drá re­fri­ge­ra­da, pa­ra ase­gu­rar la siem­bra en un am­bien­te de muy al­tas tem­pe­ra­tu­ras.

Clarin - Rural - - TECNOLOGÍA AGRÍCOLA | TECNOLOGÍA GANADERA - Pablo Lo­sa­da plo­sa­da@clarin.com

Cui­dar to­do el po­ten­cial ge­né­ti­co de una se­mi­lla tie­ne mu­cha im­por­tan­cia. Por eso, en so­ja las tec­no­lo­gías de pro­duc­tos (cu­ra­do con fun­gi­ci­das e in­sec­ti­ci­das) o de pro­ce­sos (pro­fun­di­dad de siem­bra o de­ter­mi­na­ción de la hu­me­dad óp­ti­ma del sue­lo) son cla­ve pa­ra una im­plan­ta­ción exi­to­sa. Fer­nán Díaz Sau­bi­det le ex­pli­ca a Cla­rín Ru­ral que, “en el nor­des­te ar­gen­tino, las al­tas tem­pe­ra­tu­ras en las fe­chas de siem­bra de so­ja (di­ciem­bre y enero) afec­tan el po­der ger­mi­na­ti­vo y el vi­gor de la se­mi­lla que el pro­duc­tor tie­ne al­ma­ce­na­da. Así, se pue­de per­der has­ta un 60% de su via­bi­li­dad.

Díaz Sau­bi­det es di­rec­tor de se­mi­llas de Do­nMa­rio y lle­gó has­ta la lo­ca­li­dad de Charata (Cha­co), ya que allí pre­si­de Nor­clas, una plan­ta de cla­si­fi­ca­ción de se­mi­llas per­te­ne­cien­te a la fir­ma de Cha­ca­bu­co.

Has­ta ju­lio, en es­ta cla­si­fi­ca­do­ra se es­tán ul­ti­man­do los de­ta­lles pa­ra que el pro­ce­sa­mien­to de la se­mi­lla de so­ja y su al­ma­ce­na­do es­tén per­ma­nen­te­men­te re­fri­ge­ra­dos y ais­la­dos, des­de la re­cep­ción del cam­po has­ta el em­bol­sa­do fi­nal.

Se­gún Díaz Sau­bi­det, en un en­sa­yo que hi­cie­ron el año pa­sa­do en un plan­teo de pun­ta de la zo­na, lo­gra­ron un éxi­to de im­plan­ta­ción de so­ja que al­can­zó el 90% con se­mi­lla re­fri­ge­ra­da, en con­tra­po­si­ción al 40% que se lo­gra cuan­do la se­mi­lla es­tá em­bol­sa­da en el lo­te y ex­pues­ta a al­tas tem­pa­ra­tu­ras.

A su turno, el in­ge­nie­ro agró­no­mo Se­bas­tián Ríos, a car­go de la plan­ta en Charata, co­no­ce bien la pro­ble­má­ti­ca. “Cuan­do las con­di­cio­nes ex­cep­cio­na­les lo per­mi­ten, en agos­to no hay ma­yo­res pro­ble­mas con la ca­li­dad de la se­mi­lla y se con­cre­tan bue­nas im­plan­ta­cio­nes de so­ja. Sin em­bar­go, lo co­mún son las siem­bras tar­días de di­ciem­bre y el agra­van­te es que, a par­tir de no­viem­bre, las tem­pe­ra­tu­ras am­bien­ta­les su­pe­ran los 30°. Así, caen drás­ti­ca­men­te el po­der ger­mi­na­ti­vo y el vi­gor, y lo­grar es­ta­ble­cer una plan­ta se com­pli­ca”, se­ña­la Ríos. Pe­ro en la plan­ta cla­si­fi­ca­do­ra la se­mi­lla se man­ten­drá a 18°.

Cla­ra­men­te, es­ta nue­va tec­no­lo­gía que ya se im­ple­men­ta en Bra­sil por­que por las al­tas tem­pe­ra­tu­ras to­da la se­mi­lla de so­ja se re­fri­ge­ra, tie­ne co­mo ob­je­ti­vo ase­gu­rar­le al pro­duc­tor una me­jor ca­li­dad.

Asi­mis­mo, Charata es una po­si­ción es­tra­té­gi­ca. Des­de allí pue­den ex­por­tar se­mi­lla re­fri­ge­ra­da a Bo­li­via y Pa­ra­guay, paí­ses que ya con­su­men el 30% de la si­mien­te que sa­le de Charata.

Pu­ro nor­te. Fer­nán Díaz Sau­bi­det (izq.) y Se­bas­tián Ríos, en un lo­te cha­que­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.