Sa­le el sol para el tri­go

Re­fe­ren­tes de la ca­de­na tri­gue­ra ana­li­za­ron a fon­do el des­pe­gue que se vie­ne es­te año. Se­rá cla­ve pen­sar en ca­li­dad y apro­ve­char la bue­na hu­me­dad.

Clarin - Rural - - TAPA - MAR DEL PLA­TA. ENVIADO ES­PE­CIAL Lu­cas Villamil cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Es­tá por arran­car a pleno la siem­bra del cul­ti­vo, uno de los más gol­pea­dos du­ran­te la “era K”. Con otras re­glas de jue­go, cre­ce­rá el área sem­bra­da, pe­ro más lo ha­rá la tec­no­lo­gía que se uti­li­za­rá. Las opor­tu­ni­da­des y los desafíos, ana­li­za­dos por los es­pe­cia­lis­tas.

Fal­tan muy po­cos días para el co­mien­zo de una nue­va cam­pa­ña agrí­co­la y la gran no­ve­dad es que sem­brar tri­go ya no se­rá una pa­tria­da. El área ocu­pa­da por el ce­real pi­só los mí­ni­mos his­tó­ri­cos en los úl­ti­mos años y aho­ra se espera un re­bo­te im­pul­sa­do por la nue­va po­lí­ti­ca agro­pe­cua­ria. Pe­ro en el cam­po, se sa­be, na­da es in­me­dia­to. Cla­rín Ru­ral apro­ve­chó el con­gre­so A To­do Tri­go, rea­li­za­do por la Fe­de­ra­ción de Aco­pia­do­res la se­ma­na pa­sa­da en Mar del Pla­ta, para me­dir las ex­pec­ta­ti­vas de los pro­duc­to­res, ana­lis­tas y téc­ni­cos res­pec­to a la es­pi­ga.

El pri­me­ro en po­ner sobre la me­sa un pa­no­ra­ma op­ti­mis­ta fue el ana­lis­ta Gus­ta­vo Ló­pez, de la con­sul­to­ra Agri­trend, quien pro­yec­tó un sal­to en el área sem­bra­da de 3,4 a 4,8 mi­llo­nes de hec­tá­reas, y un cre­ci­mien­to de la pro­duc­ción de ca­si 50%, has­ta las 15,3 mi­llo­nes de to­ne­la­das en la cam­pa­ña 2016/17. Con ese vo­lu­men cre­ce­ría el sal­do ex­por­ta­ble, una no­ti­cia po­si­ti­va pe­ro que abre in­te­rro­gan­tes. A sa­ber: los pro­duc­to­res aun no es­tán te­nien­do se­ña­les de pre­cio su­fi­cien­te­men­te cla­ras, los va­lo­res lo­ca­les no se ter­mi­nan de ali­near con los in­ter­na­cio­na­les y la in­dus­tria no es­pe­ci­fi­ca qué ca­li­dad de­man­da­rá.

Se­gún ex­pli­ca Ló­pez, “es­te año hay un stock ini­cial de tri­go de 4 mi­llo­nes de to­ne­la­das, al­go in­só­li­to que mues­tra las con­se­cuen­cias de la fal­ta de ex­por­ta­cio­nes”. Los em­bar­ques, se­gún el ana­lis­ta, pue­den pa­sar de 7,5 a 8,7 mi­llo­nes de to­ne­la­das, pe­ro para es­to se­rá cla­ve la re­in­ser­ción en el mer­ca­do bra­si­le­ño -don­de la Ar­gen­ti­na co­lo­có so­lo 2,6 mi­llo­nes de to­ne­la­das en el úl­ti­mo ci­clo- y tra­ba­jar mu­cho en la ca­li­dad para achi­car el spread de pre­cios.

Al res­pec­to, el bra­si­le­ño Conrado Ma­riot­ti Ne­to, director de la Asociación Bra­si­le­ra de la In­dus­tria del Tri­go (Abi­tri­go), ex­pli­có que “Bra­sil le da ca­da vez más im­por­tan­cia a la ca­li­dad, por­que el 54% del tri­go es usa­do para pa­na­de­ría”.

Y Lean­dro Pier­bat­tis­ti, ana­lis­ta de la Fe­de­ra­ción de Aco­pia­do­res, aña­dió que hoy en el tri­go se exi­ge ca­da vez más ca­li­dad por el in­gre­so de los paí­ses bál­ti­cos al mer­ca­do mun­dial. “El mí­ni­mo exi­gi­do es más al­to. Si no se me­jo­ra la ca­li­dad se­rá di­fí­cil ac­ce­der a las pri­mas”, re­mar­có. Lue­go opi­nó que la Ar­gen­ti­na de­be pri­vi­le­giar la pro­xi­mi­dad geo­grá­fi­ca a la ho­ra de ex­por­tar. “En Su­da­mé­ri­ca pue­de es­tar nues­tra gran po­si­bi­li­dad, es un mer­ca­do de 14 mi­llo­nes de to­ne­la­das que te­ne­mos en la pal­ma de la mano”, di­jo.

A su turno, el es­pe­cia­lis­ta Jor­ge González Mon­ta­ner pu­so el fo­co en las de­ci­sio­nes téc­ni­cas que pue­den mo­ver la agu­ja de las em­pre­sas. “Para au­men­tar ren­di­mien­to y pro­teí­na jun­tas, en tér­mi­nos ge­ne­ra­les, si no es­tán sa­tis­fe­chos con los ni­ve­les de pro­teí­na tie­nen que cam­biar la ge­né­ti­ca. En ca­da zo­na hay ma­te­ria­les que se adap­tan a las si­tua­cio­nes”, di­jo. Y ad­vir­tió: “Nin­gún in­di­ca­dor es me­jor que un buen agró­no­mo”.

El con­tex­to para la siem­bra aun es in­cier­to en mu­chas zo­nas que su­fren ex­ce­sos de hu­me­dad, co­mo En­tre Ríos y el nor­te de Bue­nos Aires, pe­ro en el su­des­te bo­nae­ren­se, el prin­ci­pal bas­tión tri­gue­ro, y en el oes­te are­no­so, la si­tua­ción es óp­ti­ma.

“El agua a la siem­bra es un es­ti­ma­dor ro­bus­to del ren­di­mien­to al­can­za­ble, y la si­tua­ción hoy es muy bue­na -di­jo el ase­sor CREA Gus­ta­vo Duar­te-. An­tes, la dis­cu­sión era si se ha­cía tri­go o no; aho­ra de­ci­mos que va­mos a ha­cer tri­go, pe­ro la pre­gun­ta es có­mo”.

En es­te es­ce­na­rio, el in­ves­ti­ga­dor Martín Díaz Zo­ri­ta di­jo: “Va a cre­cer un po­co el área, pe­ro más va a cre­cer la apues­ta tec­no­ló­gi­ca. Hay una muy bue­na re­la­ción in­su­mo pro­duc­to para la apli­ca­ción de ni­tró­geno y fós­fo­ro, y el tri­go es el cul­ti­vo que me­jor res­pon­de a la fer­ti­li­za­ción”. Duar­te coin­ci­dió, pe­ro ad­vir­tió que el des­fa­se que per­sis­te en­tre los pre­cios in­ter­na­cio­na­les y los pre­cios lo­ca­les del tri­go lle­va a que no se gas­te en fer­ti­li­zan­te. “Hay que agre­gar que el uso de fun­gi­ci­das pa­só a ser una prác­ti­ca

Cre­ce­rá fuer­te el área sem­bra­da, pe­ro más cre­ce­rá el uso de tec­no­lo­gía

di­fun­di­da, con res­pues­tas de 500 ki­los por hec­tá­rea”, de­ta­lló.

Sean Ca­me­ron, pro­duc­tor tri­gue­ro de Lo­be­ría, afir­mó que es­te año ha­rá un po­co más de tri­go, pe­ro sin de­jar de po­ner­le fi­chas a la ce­ba­da, que en los úl­ti­mos años le dio bue­nos re­sul­ta­dos. En cuan­to a las va­rie­da­des, afir­mó que ha­rá “un po­co de to­do”. Ex­pli­có, tam­bién, que “se­gu­ra­men­te se fer­ti­li­za­rá más. Ve­nía sien­do un desafío pro­du­cir vo­lu­men con buen ni­vel de pro­teí­na”.

Y agre­gó: “Es­te año, que se su­po­ne que se­rá Ni­ña y no ten­dre­mos anoxia por ex­ce­so de agua, y que no de­be­ría ha­ber una pri­ma­ve­ra tan fres­ca, los vo­lú­me­nes de pro­duc­ción no van a ser tan al­tos, por lo cual es pro­ba­ble que fer­ti­li­zan­do me­jor los tri­gos ten­gan un pun­to y me­dio más de pro­teí­na”.

Ha­brá que ver, en­ton­ces, si las pri­mas por ca­li­dad son tan atrac­ti­vas es­te año co­mo lo fue­ron en la úl­ti­ma cam­pa­ña.

Al fi­nal, el gran be­ne­fi­cia­do por el regreso del tri­go se­rá el sue­lo. Mi­guel An­gel Ta­boa­da, director del Ins­ti­tu­to de Sue­los del INTA, re­mar­có los be­ne­fi­cios del ce­real en el sis­te­ma.

“La ca­li­dad del sue­lo se de­be me­dir por cuán­ta agua se cap­ta y cuán­ta de esa agua cap­ta­da es efec­ti­va­men­te apro­ve­cha­da por los cul­ti­vos. La co­ber­tu­ra su­per­fi­cial del sue­lo ayu­da a cap­tar el agua, re­du­ce la eva­po­trans­pi­ra­ción y pro­te­ge a los sue­los de la sa­li­ni­za­ción. Ade­más, un sis­te­ma ra­di­cal fi­bro­so y den­so pro­mue­ve una me­jor agre­ga­ción del sue­lo, un mayor efec­to ri­zos­fé­ri­co”, ex­pli­có Ta­boa­da.

Y con­clu­yó: “El anega­mien­to por ma­la ca­li­dad es­truc­tu­ral pro­mue­ve pér­di­das ga­seo­sas de ni­tró­geno. La úni­ca op­ción que tie­ne la Ar­gen­ti­na para mi­ti­gar la emi­sión de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro es- ge­ne­rar al­ma­ce­nes de car­bono, y si no ha­ce­mos tri­go per­de­mos una enor­me opor­tu­ni­dad en es­te sen­ti­do”.

En Bra­sil le da­mos ca­da vez más im­por­tan­cia a la ca­li­dad del tri­go, por­que el 54 por cien­to del ce­real es usa­do para pa­na­de­ría Conrado Ma­riot­ti Ne­to In­dus­trial tri­gue­ro de Bra­sil

Es­te año, que se su­po­ne que se­rá Ni­ña, es pro­ba­ble que fer­ti­li­zan­do me­jor los tri­gos ten­gan un pun­to y me­dio más de pro­teí­na Sean Ca­me­ron Pro­duc­tor (Su­des­te bo­nae­ren­se)

An­tes la dis­cu­sión era si se ha­cía tri­go o no; aho­ra de­ci­mos que va­mos a ha­cer tri­go, pe­ro la pre­gun­ta es có­mo lo va­mos a ha­cer Gus­ta­vo Duar­te Ase­sor CREA (Oes­te Are­no­so)

Si no ha­ce­mos tri­go per­de­mos una enor­me opor­tu­ni­dad de mi­ti­gar la emi­sión de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro en la Ar­gen­ti­na Mi­guel An­gel Ta­boa­da Ins­ti­tu­to de Sue­los del INTA

Hay una bue­na re­la­ción in­su­mo pro­duc­to para apli­car ni­tró­geno y fós­fo­ro, y el tri­go res­pon­de muy bien a la fer­ti­li­za­ción Martín Díaz Zo­ri­ta In­ves­ti­ga­dor

Es­pi­gui­ta, es­pi­gui­ta. En al­gu­nas zo­nas, los ex­ce­sos hí­dri­cos es­tán re­tra­san­do la de­ci­sión de siem­bra, pe­ro en las prin­ci­pa­les re­gio­nes tri­gue­ras el sue­lo es­tá a pun­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.