El tri­go ar­gen­tino vuel­ve a Bra­sil

Clarin - Rural - - 7 DÍAS POR EL CAMPO - Ser­gio Per­so­glia sper­so­glia@cla­rin.com

Re­cu­pe­ran­do mer­ca­dos. La eli­mi­na­ción de las res­tric­cio­nes pa­ra ex­por­tar tri­go que dis­pu­so el go­bierno de Mau­ri­cio Ma­cri a po­co de asu­mir es­tá ge­ne­ran­do uno de sus efec­tos más es­pe­ra­dos por to­da la ca­de­na tri­gue­ra: la re­cu­pe­ra­ción del pe­so his­tó­ri­co que la Ar­gen­ti­na tu­vo en el es­tra­té­gi­co mer­ca­do bra­si­le­ño.

Los da­tos son con­tun­den­tes. En el pri­mer cua­tri­mes­tre de es­te año, el grano de tri­go ar­gen­tino sig­ni­fi­có el 61% de las im­por­ta­cio­nes bra­si­le­ñas del ru­bro. Es un in­cre­men­to muy fuer­te des­de que, en 2014, se to­có el pi­so his­tó­ri­co, con só­lo un 27% de las im­por­ta­cio­nes tri­gue­ras de Bra­sil lle­gan­do des­de es­tas pam­pas.

Los nú­me­ros sur­gen de un de­ta­lla­do in­for­me que ela­bo­ró la co­rre­do­ra de gra­nos En­ri­que R. Ze­ni y Cía. ha­ce po­cos días, que mues­tran tam­bién có­mo el ce­real ar­gen­tino lo­gró des­pla­zar al pro­ve­nien­te de Es­ta­dos Uni­dos, que ha­bía ocu­pa­do el lu­gar de prin­ci­pal pro­vee­dor de los bra­si­le­ños.

Sin ir mu­cho más le­jos, en 2013 los es­ta­dou­ni­den­ses le ven­die­ron a Bra­sil 3,47 mi­llo­nes de toneladas de tri­go, mien­tras que la Ar­gen­ti­na so­lo co­lo­có 2,53 mi­llo­nes. En 2014, cuan­do Ar­gen­ti­na to­có su mí­ni­mo his­tó­ri­co de par­ti­ci­pa­ción en el mer­ca­do bra­si­le­ño, has­ta el tri­go de Uru­guay le pi­sa­ba los ta­lo­nes en ese abas­te­ci­mien­to.

Pe­ro el in­for­me pre­ci­sa que la re­cu­pe­ra­ción co­men­zó en 2015 y se con­so­li­dó con el cam­bio de las re­glas co­mer­cia­les pa­ra el tri­go que in­tro­du­jo el nue­vo go­bierno ar­gen­tino. Hoy, Ar­gen­ti­na es nue­va­men­te el prin­ci­pal pro­vee­dor de tri­go y ha­ri­na de tri­go a Bra­sil. Mien­tras que el 61% del grano que com­pran los bra­si­le­ños lle­ga des­de aquí, el nú­me­ro cre­ce a 89% cuan­do se ha­bla de la ha­ri­na.

De to­das for­mas, es­te es­pe­ra­do re­gre­so pue­de pro­fun­di­zar­se, por­que la par­ti­ci­pa­ción de la Ar­gen­ti­na en las im­por­ta­cio­nes bra­si­le­ñas de tri­go pro­me­dió el 92% des­de 1998 has­ta 2006, cuan­do co­men­za­ron las res­tric­cio­nes.

El país “co­mien­za a re­cu­pe­rar su his­tó­ri­co lu­gar co­mo pro­vee­dor del ce­real a Bra­sil, que sue­le im­por­tar en­tre 5 y 7 mi­llo­nes de toneladas por año”, con­clu­yó el tra­ba­jo de Ze­ni.

El da­to cons­ti­tu­ye un “em­pu­jón” más pa­ra la ca­de­na del cul­ti­vo, que es­tá asis­tien­do aho­ra a la siem­bra de la primera cam­pa­ña que po­drá co­mer­cia­li­zar­se sin re­ten­cio­nes e in­ter­ven­ción ofi­cial en ca­si una dé­ca­da, y que mos­tra­rá una su­per­fi­cie im­plan­ta­da de 4,5 mi­llo­nes de hec­tá­reas, se­gún la Bol­sa de Ce­rea­les de Bue­nos Ai­res (30% más que el año pa­sa­do). Ma­cri, con los fri­go­rí­fi­cos. El miér­co­les pa­sa­do, en un en­cuen­tro que pa­só des­aper­ci­bi­do pa­ra mu­chos, el pre­si­den­te de la Na­ción, Mau­ri­cio Ma­cri, se reunió con los prin­ci­pa­les re­fe­ren­tes de los fri­go­rí­fi­cos ex­por­ta­do­res. Acom­pa­ña­do por el mi­nis­tro de Agroin­dus­tria, Ricardo Bur­yai­le, y por el ti­tu­lar de la AFIP, Al­ber­to Abad, el man­da­ta­rio ana­li­zó la si­tua­ción del sec­tor con Ma­rio Ra­vet­tino, pre­si­den­te del con­sor­cio ABC, que nu­clea al 90% de los fri­go­rí­fi­cos de ex­por­ta­ción, y a los má­xi­mos eje­cu­ti­vos de las prin­ci­pa­les em­pre­sas del sec­tor.

En el en­cuen­tro se ha­bló del in­te­rés de to­dos en que Ar­gen­ti­na re­cu­pe­re una po­si­ción de ma­yor pe­so en el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal de la car­ne va­cu­na, pa­ra lo cual di­je­ron que di­se­ña­rían un plan in­te­gral pa­ra re­sol­ver lo que de­no­mi­na­ron “irre­gu­la­ri­da­des en ma­te­ria im­po­si­ti­va, pre­vi­sio­nal y sa­ni­ta­ria” que gol­pean la com­pe­ti­ti­vi­dad del sec­tor.

Los fri­go­rí­fi­cos agra­de­cie­ron a Ma­cri la eli­mi­na­ción de las re­ten­cio­nes a las ex­por­ta­cio­nes y las res­tric­cio­nes por la vía de los ROE, ade­más de la me­jo­ra en el ti­po de cam­bio. Pe­ro le co­men­ta­ron que los pre­cios in­ter­na­cio­na­les no es­tán en su me­jor mo­men­to. De to­das ma­ne­ras, coin­ci­die­ron en tra­ba­jar en con­jun­to en un plan pa­ra fa­vo­re­cer la lle­ga­da de nue­vas in­ver­sio­nes, la for­ma­li­za­ción de la ca­de­na y una ma­yor ge­ne­ra­ción de em­pleo, pa­ra po­der te­ner una pro­duc­ción que ge­ne­re ma­yo­res sal­dos ex­por­ta­bles sin des­abas­te­cer al mer­ca­do in­terno. “Hay que es­ta­ble­cer re­glas cla­ras e igua­li­ta­rias pa­ra to­dos los ope­ra­do­res del sec­tor”, re­cla­mó Ra­vet­tino. t

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.