In­ge­nie­ría, am­bien­te, co­mu­ni­ca­ción

Clarin - Rural - - LA COLUMNA DE LA SEMANA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

In­ge­nie­ría, me­dio am­bien­te y co­mu­ni­ca­ción, los tres tein­ver­na­de­ro mas que in­te­gré en es­ta co­lum­na el sá­ba­do pa­sa­do, nos re­ga­la­ron una se­ma­na pre­ña­da de even­tos cru­cia­les. Va­mos a re­pa­sar­los. Y a se­guir api­lan­do las ba­li­zas de un fu­tu­ro im­pres­cin­di­ble. To­do tie­ne que ver con to­do.

Primera cues­tión. Lle­ga­ron los in­ge­nie­ros ho­lan­de­ses. Lo su­ge­ri­mos el año pa­sa­do, cuan­do una vez más el man­to omi­no­so del agua des­nu­da­ba la fal­ta de obras y la im­pre­vi­sión de la dé­ca­da per­di­da. Du­ran­te es­ta se­ma­na, una mi­sión pre­li­mi­nar re­co­rrió la Cuenca del Sa­la­do, acom­pa­ña­dos por el mi­nis­tro de Agroin­dus­tria de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, Leo Sar­quis, y por el in­quie­to Ro­dri­go Sil­vo­sa, sub­se­cre­ta­rio de Re­cur­sos Al fi­nal, man­tu­vie­ron una reunión en Ge­ne­ral Bel­grano con un cen­te­nar de pro­duc­to­res, pa­ra lle­var­se una idea de las in­quie­tu­des y gra­do de dis­po­si­ción pa­ra en­ca­rar una so­lu­ción drás­ti­ca pa­ra es­te bal­dón que nos ago­bia des­de la Primera Re­vo­lu­ción de las Pam­pas.

Mi men­sa­je: en los úl­ti­mos 20 años, cam­bia­ron to­tal­men­te los sis­te­mas de pro­duc­ción. Atra­ve­sa­mos la Se­gun­da Re­vo­lu­ción, la de ba­se tec­no­ló­gi­ca, con la siem­bra di­rec­ta, la bio­tec­no­lo­gía, la nu­tri­ción de las plan­tas.

Los nue­vos hí­bri­dos de maíz, sor­go y gi­ra­sol. Los tri­gos de nue­vo po­ten­cial, que to­da­vía no su­pi­mos ajus­tar pa­ra sa­car­les to­do el ju­go (re­cor­de­mos que en Gran Bre­ta­ña, Francia y Ale­ma­nia, in­clu­so en Chi­le, son nor­ma­les rin­des de más de 100 quin­ta­les).

Ni ha­blar de la so­ja y to­do lo que traen en el pi­pe­li­ne, que es­ta­rá dis­po­ni­ble cuan­do nos sa­que­mos de en­ci­ma la qui­me­ra ba­ra­ta de la bol­sa blan­ca.

En­ton­ces, le­van­te­mos la pun­te­ría. Pen­sar en gran­de y arri­mar el bo­chín. El de­ba­te no es el de los tiem­pos de Ameg­hino, si obras de re­ten­ción o ca­na­les de desagûe. Son las dos, co­mo en Paí­ses Ba­jos. Enor­me com­ple­ji­dad en una cuenca tan vas­ta. Pe­ro tam­bién fan­tás­ti­cos be­ne­fi­cios, en una zoHí­dri­cos. na hoy con­si­de­ra­da un “hu­me­dal” con ba­ja ap­ti­tud ga­na­de­ra. La in­ten­si­fi­ca­ción ga­na­de­ra ven­drá de la mano de una com­bi­na­ción de la cría efi­cien­te, con la re­cría y la ter­mi­na­ción a co­rral apro­ve­chan­do el flu­jo de la nue­va agri­cul­tu­ra. Lo agra­de­ce­rá el mun­do, que hoy nos mi­ra co­mo pro­mo­to­res del efec­to por las emi­sio­nes de me­tano de nues­tras va­cas. La in­ten­si­fi­ca­ción sig­ni­fi­ca más ki­los de car­ne por uni­dad de me­tano lan­za­do a la at­mós­fe­ra.

Si­ga­mos con la in­ge­nie­ría. Es­ta se­ma­na fue de­sig­na­do el nue­vo CEO de YPF. Ricardo Da­rre es un in­ge­nie­ro me­cá­ni­co e in­dus­trial, egre­sa­do del pres­ti­gio­so ITBA. Ten­drá una du­ra ta­rea por de­lan­te: YPF es­tá prác­ti­ca­men­te que­bra­da, con una deu­da igual a su va­lor bur­sá­til (8 mil mi­llo­nes de dó­la­res), y con enor­mes ne­ce­si­da­des fi­nan­cie­ras pa­ra avan­zar en su prin­ci­pal es­pe­ran­za, el sha­le gas de Va­ca Muer­ta.

Co­mo si no tu­vie­ra su­fi­cien­tes cues­tio­nes que aten­der, le va­mos a pro­po­ner una más, que nue­va­men­te tie­ne que ver con in­ge­nie­ría y me­dio am­bien­te.

Cortita y al pie: no hay gas. YPF es so­cia de Pro­fer­til, que lo ne­ce­si­ta co­mo in­su­mo fun­da­men­tal pa­ra pro­du­cir urea, in­dis­pen­sa­ble pa­ra el país.

Pe­ro tam­bién tie­ne una plan­ta de MTBE (Me­til Ter Bu­til Eter), el oxi­ge­nan­te que sus­ti­tu­yó al te­tra­eti­lo de plo­mo en las naf­tas. El MTBE usa me­tano (gas) co­mo prin­ci­pal in­su­mo. ¿Cuál es la idea? Sus­ti­tuir el MTBE por ETBE, que en lu­gar de gas uti­li­za eta­nol. Sa­le la fó­sil (que es­ca­sea y con­ta­mi­na) y en­tra la re­no­va­ble. El eta­nol es maíz, so­bra maíz y va a so­brar mu­cho más.

Repsol en Es­pa­ña lo hi­zo. Es­te pro­ce­so se ini­ció en 2000 con la mo­di­fi­ca­ción de las plan­tas de La Co­ru­ña y Puer­to­llano, y ha con­clui­do en 2002 con las dos plan­tas de la re­fi­ne­ría de Tarragona y la de la re­fi­ne­ría de Bil­bao. La ca­pa­ci­dad po­ten­cial de pro­duc­ción en la com­pa­ñía es de 450 mi­llo­nes de li­tros anua­les, lo mis­mo que hoy pro­du­ci­mos. La in­ver­sión rea­li­za­da en la ade­cua­ción de las 5 plan­tas pa­ra pro­du­cir ETBE fue de 10 mi­llo­nes de dó­la­res.

In­ge­nie­ría, me­dio am­bien­te. Y co­mu­ni­ca­ción. t

Hay que se­guir api­lan­do las ba­li­zas del fu­tu­ro. To­do tie­ne que ver con to­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.