Có­mo ha­cer las apli­ca­cio­nes evi­tan­do la pe­li­gro­sa de­ri­va

Ca­sa­fe brin­da con­se­jos cla­ve pa­ra es­ta sen­si­ble ta­rea.

Clarin - Rural - - TAPA - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Que la apli­ca­ción de un agro­quí­mi­co se reali­ce de ma­ne­cia efi­cien­te y res­pon­sa­ble de­be ser una mi­sión com­par­ti­da en­tre pro­duc­to­res, téc­ni­cos y apli­ca­do­res, y cu­yo prin­ci­pal ob­je­ti­vo es que el pro­duc­to lle­gue al blan­co, sin afec­tar a la co­mu­ni­dad ni al am­bien­te.

En tiem­pos de ha­cer bar­be­chos tem­pra­nos pa­ra los cul­ti­vos de ve­rano o tar­díos pa­ra tri­go, Ca­sa­fe brin­dó al­gu­nas recomendaciones pa­ra lle­var ade­lan­te una apli­ca­ción efi­caz. An­tes de de­ci­dir­la, la en­ti­dad re­co­mien­da co­no­cer bien al blan­co a con­tro­lar, lo cual per­mi­ti­rá dar con las he­rra­mien­tas ne­ce­sa­rias pa­ra to­mar una de­ci­sión co­rrec­ta.

Pa­ra fa­vo­re­cer la efi­ca­cia, tan­to el ta­ma­ño de las go­tas as­per­ja­das co­mo la co­ber­tu­ra de las mis­mas (nú­me­ro de go­tas por cen­tí­me­tro cua­dra­do), son dos de los prin­ci­pa­les pa­rá­me­tros que se de­be­rán re­vi­sar al mo­men­to de pla­near una apli­ca­ción fi­to­sa­ni­ta­ria.

De es­ta for­ma, en­tre los mí­ni­mos ta­ma­ños, go­tas me­no­res a 150 mi­cro­nes tien­den tan­to a eva­po­rar­se co­mo a tras­la­dar­se lar­gas dis­tan­cias por ac­ción del vien­to (exo­de­ri­va), ad­vier­te la en­ti­dad, aun­que go­tas ex­tre­ma­da­men­te gran­des tam­bién pre­sen­tan un com­por­ta­mien­to inade­cua­do, ya que pue­den re­bo­tar y pro­du­cir “en­do­de­ri­va”. Por eso, sub­ra­ya que pa­ra mi­ni­mi­zar la de­ri­va, los ta­ma­ños ade­cua­dos es­tán en­tre 150/400 mi­cro­nes.

Por otra par­te, las go­tas pue­den mo­di­fi­car­se a tra­vés de la va­ria­ción de la pre­sión o me­dian­te la elec­ción de di­ver­sas bo­qui­llas, en­tre las que es­tán las an­ti­de­ri­va, que se ba­san en di­fe­ren­tes mé­to­dos pa­ra ob­te­ner go­tas más gran­des y uni­for­mes o con me­jor po­si­bi­li­dad de ad­he­ren­ra al ve­ge­tal.

Tam­bién hay pro­duc­tos que pue­den uti­li­zar­se pa­ra dis­mi­nuir la eva­po­ra­ción o la de­ri­va, co­mo los acei­tes, ten­sioac­ti­vos o an­ti­eva­po­ran­tes.

Pa­ra con­cluir, la en­ti­dad tam­bién des­ta­ca la im­por­tan­cia de mo­ni­to­rear al­gu­nos pa­rá­me­tros del cli­ma al mo­men­to de rea­li­zar la apli­ca­ción, co­mo la tem­pe­ra­tu­ra, la hu­me­dad o la ve­lo­ci­dad y di­rec­ción del vien­to.

Ae­roa­pli­ca­ción. Pa­ra mi­ni­mi­zar la de­ri­va, los ta­ma­ños de go­ta ade­cua­dos de­ben es­tar en­tre los 150 y los 400 mi­cro­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.