“Hoy, en el mer­ca­do de tri­go se exi­ge ca­da vez más ca­li­dad ”

Clarin - Rural - - GANADERÍA - Lu­cas Vi­lla­mil

1 ¿De qué se ha­bla hoy en Ar­gen­ti­na cuan­do se men­cio­na la ca­li­dad del tri­go? An­ti­gua­men­te, al tri­go cá­ma­ra (es­tán­dar) ar­gen­tino siem­pre se lo ha com­pa­ra­do con el ‘hard red win­ter’ ame­ri­cano, y hoy por hoy esa ana­lo­gía no se pue­de ha­cer. En el mer­ca­do lo­cal hay un des­cuen­to o una pri­ma en­tre un tri­go cá­ma­ra y un tri­go de ba­se 10,5 de hu­me­dad, con 12 por cien­to de pro­teí­nas. Esa exi­gen­cia mí­ni­ma es his­tó­ri­ca por­que tie­ne que ver con lo que exi­ge Bra­sil. Pe­ro hoy, pa­ra po­der te­ner un tri­go con 12 por cien­to de pro­teí­na lo­cal­men­te es ne­ce­sa­rio “pri­mar­lo” por­que es­ca­sea.

2 ¿El tri­go ar­gen­tino tie­ne un dé­fi­cit de pro­teí­na? La Ar­gen­ti­na per­dió te­rreno des­de el pun­to de vis­ta de la pro­teí­na. Pe­ro hay des­ti­nos que no se con­ten­tan so­la­men­te con la pro­teí­na. En­tre el 80 y 90 por cien­to de la pro­teí­na tie­ne lo que se lla­ma el glu­ten. Mu­chos com­pra­do­res quie­ren sa­ber qué por­cen­ta­je tie­ne de glu­ten esa pro­teí­na, y qué ca­li­dad tie­ne el glu­ten. La pro­teí­na es lo más fá­cil de me­dir, pe­ro tam­bién se ha­bla del W, que es la fuer­za del glu­ten, su ca­pa­ci­dad de ser te­naz o de ser ex­ten­si­ble. Cuan­do ha­cés una piz­za que­rés que la ma­sa se es­ti­re pe­ro que no se rom­pa.

3 ¿Cuál es el cri­te­rio de ca­li­dad que el mun­do prio­ri­za? Hay años en que se exi­ge un cri­te­rio y años en los que se exi­ge otro. En­ton­ces el pro­duc­tor se vuel­ve lo­co. La na­tu­ra­le­za cam­bia y hay años en que fal­ta un pa­rá­me­tro u otro, y siem­pre se exi­ge la ca­li­dad res­pec­to al fac­tor li­mi­tan­te.

4 ¿Có­mo es el es­tán­dar ac­tual en el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal? Hoy en el tri­go se exi­ge ca­da vez más ca­li­dad por el in­gre­so de los paí­ses bál­ti­cos al mer­ca­do mun­dial. El mí­ni­mo exi­gi­do es más al­to y Ar­gen­ti­na hoy no es­tá en un mer­ca­do de pri­mas sino en un mer­ca­do de des­cuen­tos. Si no se me­jo­ra la ca­li­dad se­rá di­fí­cil ac­ce­der a las pri­mas. A ni­vel in­ter­na­cio­nal te di­cen que ese tri­go de 12 por cien­to de pro­teí­na es es­tán­dar, que no te lo van a pri­mar por­que Rusia tie­ne el mis­mo tri­go y te lo ofre­ce

5 dó­la­res más ba­ra­to. La di­co­to­mía que hay que re­sol­ver es que con­si­de­ra­mos de ca­li­dad a un tri­go que en el mun­do, se­gún lo que co­no­cen del tri­go ar­gen­tino, es un tri­go co­mún. 5 ¿Ha­cia dón­de de­be­rían apun­tar los pro­duc­to­res? La idea se­ría te­ner una cier­ta ho­mo­ge­nei­dad res­pec­to a la ca­li­dad. Bra­sil es tan exi­gen­te co­mo los mer­ca­dos de Me­dio Orien­te. La idea es pri­vi­le­giar a Bra­sil por una cues­tión de re­la­ción de pro­xi­mi­dad y por­que en Bra­sil te­ne­mos la po­si­bi­li­dad de dis­cri­mi­nar pre­cio. A Bra­sil otro ori­gen que no sea Ar­gen­ti­na no le cie­rra; cuan­do tie­nen que sa­lir a com­prar tri­go a Es­ta­dos Uni­dos se en­fren­tan a un pro­ble­ma cul­tu­ral, a fle­tes más ca­ros, a im­pues­tos adua­ne­ros del Mer­co­sur (10% del pre­cio FOB)... A los bra­si­le­ros les in­tere­sa el tri­go ar­gen­tino pa­ra co­rre­gir las in­co­rrec­cio­nes de su pro­pio tri­go y de esa ma­ne­ra pro­te­ger a sus pro­duc­to­res. En Su­da­mé­ri­ca pue­de es­tar nues­tra gran po­si­bi­li­dad. Es un mer­ca­do de 14 mi­llo­nes de to­ne­la­das que te­ne­mos en la pal­ma de la mano. En Áfri­ca Aus­tral, Áfri­ca del Es­te y Me­dio Orien­te te­ne­mos que com­pe­tir por ca­li­dad, no por pre­cio.

6 ¿Qué obs­tácu­los exis­ten pa­ra que se de­fi­na un ob­je­ti­vo co­mún en la ca­de­na? Me da la im­pre­sión de que en Ar­gen­ti­na hay muy buen fee­ling en­tre la gen­te, en­tre los sec­to­res, se dis­cu­te mu­cho, pe­ro no me da la im­pre­sión de que se de­ba­ta. Es muy di­fí­cil en Ar­gen­ti­na en­con­trar un con­sen­so, hay una con­fu­sión en­tre el con­sen­so y el in­te­rés in­di­vi­dual.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.