Re­cla­man pen­sar en se­rio en una ma­yor sus­ten­ta­bi­li­dad

Un ex­per­to en pro­duc­ción de ce­rea­les, Ga­briel Es­pó­si­to, de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Río Cuar­to, sos­tie­ne que de­be ha­ber nor­mas que re­gu­len lo que el pro­duc­tor pue­de ha­cer en los lo­tes, pa­ra que el sis­te­ma sea sus­ten­ta­ble. El te­ma se de­ba­ti­rá en el congr

Clarin - Rural - - TAPA - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Lo ha­ce el ex­per­to Ga­briel Es­pó­si­to, de la Univ. de Río IV.

La Ar­gen­ti­na tie­ne el desafío de ter­mi­nar con la “anar­quía pro­duc­ti­va”. Es lo que plan­tea el Dr. Ga­briel Es­pó­si­to, es­pe­cia­lis­ta en pro­duc­ción de ce­rea­les de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Río Cuar­to (UNRC). En su vi­sión, es el Es­ta­do el que de­be fi­jar una po­lí­ti­ca agro­pe­cua­ria a par­tir de es­tra­te­gias de sus­ten­ta­bi­li­dad, mer­ca­do o sos­te­ni­mien­to de la in­de­pen­den­cia ali­men­ta­ria, co­mo su­ce­de en Es­ta­dos Uni­dos, Aus­tra­lia y Ca­na­dá.

“No se pue­de de­jar aban­do­na­do a que el pro­duc­tor ha­ga lo que quie­re o lo que pue­de. Eso ya no pa­sa en nin­gu­na re­gión que pro­du­ce de ma­ne­ra cons­cien­te en el mun­do”, in­sis­te el ex­per­to, que di­ser­ta­rá en la XXIV edi­ción del Con­gre­so de Aa­pre­sid, que es­te año se de­no­mi­na “Re­si­liar”.

En la mis­ma lí­nea, in­di­ca que el agro de­be em­pe­zar a com­pren­der que la sus­ten­ta­bi­li­dad es un so­lo con­cep­to. “Hay tres pla­nos: uno es el eco­ló­gi­co o am­bien­tal, otro es la di­men­sión eco­nó­mi­ca y el ter­ce­ro pa­sa por el fac­tor so­cial. Si uno de es­tos no se cum­ple, es por­que la de­gra­da­ción del am­bien­te no tie­ne es­que­mas de ma­ne­jo pa­ra su re­cu­pe­ra­ción; los productores no ga­nan di­ne­ro con lo que ha­cen y la so­cie­dad que­da in­mer­sa en ese sis­te­ma pro­duc­ti­vo que no la desa­rro­lla”, opi­na.

La vi­sión de Es­pó­si­to es­tá re­la­cio­na­da con el gran pro­ta­go­nis­mo que va a te­ner el maíz en la pró­xi­ma cam­pa­ña y las con­se­cuen­cias del “re­fu­gio en la soja” que ca­rac­te­ri­zó a las úl­ti­mas cam­pa­ñas, por la ba­ja ren­ta­bi­li­dad de los ce­rea­les.

Los nú­me­ros del maíz aho­ra vuel­ven a ser muy in­tere­san­tes -sin el las­tre de las re­ten­cio­nes­pe­ro el cul­ti­vo siem­pre fue cla­ve des­de lo agro­nó­mi­co por los be­ne­fi­cios que otor­ga en la ro­ta­ción, a par­tir del apor­te de car­bono al sue­lo, por me­dio de sus raí­ces, y la ge­ne­ra­ción de ras­tro­jos. El pun­to es que la con­for­ma­ción de un sue­lo mu­cho más sa­lu­da­ble es la ba­se pa­ra con­se­guir una ma­yor pro­duc­ti­vi­dad en los cultivos que si­guen en la ro­ta­ción.

Con los da­tos de los en­sa­yos, Es­pó­si­to con­fir­ma que se re­por­ta­ron en­tre 4 y 8 quin­ta­les más de soja por hec­tá­rea en los lo­tes en los que se ha­bía sem­bra­do maíz, co­mo cul­ti­vo an­te­ce­sor, en com­pa­ra­ción con la va­ria­ble más sim­ple que es im­plan­tar soja so­bre soja.

En Ro­sa­rio, el maíz ten­drá la opor­tu­ni­dad de mos­trar sus bre­chas y po­ten­cia­les de ren­di­mien­to pa­ra las pró­xi­mas cam­pa­ñas y son va­rios los es­pe­cia­lis­tas que pien­san que po­dría acer­car­se a las 19 o 20 to­ne­la­das por hec­tá­rea.

Lo in­te­re­san­te es que es el mis­mo sue­lo el que pue­de con­fir­mar si el es­que­ma fun­cio­na. “Hoy po­de­mos de­ter­mi­nar si la ro­ta­ción de cultivos es­tá bien rea­li­za­da por la sa­lud del sue­lo. Es de­cir, eva­luar si un pro­duc­tor avan­za ha­cia sis­te­mas pro­duc­ti­vos con sus­ten­ta­bi­li­dad y pro­yec­ción en el tiem­po”, ase­gu­ra el Dr. Luis Wall, in­ves­ti­ga­dor del Co­ni­cet y ex­per­to en mi­cro­bio­lo­gía de sue­los.

Es una ven­ta­ja que no tu­vo Eu­ro­pa -se­gún Wall-, ni otras re­gio­nes del mun­do, don­de los sue­los es­tán ago­ta­dos y con un mar­ca­do des­equi­li­brio. Tam­bién re­cuer­da que han si­do áreas en las que se di­fi­cul­tó el apren­di­za­je, ya que se in­ter­pre­tó a la tie­rra co­mo un “flo­re­ro”, don­de cre­cían los cultivos y se le agre­ga­ban los nu­trien­tes, fer­ti­li­zan­tes y otros pro­duc­tos, con re­in­ci­den­cia.

“Los sue­los de Ar­gen­ti­na son su­ma­men­te fér­ti­les. Tam­bién los de Bra­sil, Uru­guay, Pa­ra­guay y otros paí­ses de Su­da­mé­ri­ca. Son el área ex­pe­ri­men­tal del con­ti­nen­te, ya que el res­to del mun­do siem­pre con la­bran­za con­ven­cio­nal y con gra­ves con­se­cuen­cias”, con­clu­yó. t

Maíz. El ce­real es cen­tral en la ro­ta­ción, y aho­ra vuel­ve lue­go de va­rios años de “re­fu­gio en la soja”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.