La reac­ti­va­ción ya em­pe­zó

Clarin - Rural - - 7 DÍAS POR EL CAMPO - Ser­gio Per­so­glia sper­so­glia@cla­rin.com

La Ru­ral, en Pa­ler­mo, es ca­da año un even­to que tras­cien­de lar­ga­men­te lo agroin­dus­trial. Allí se ven las úl­ti­mas tec­no­lo­gías ga­na­de­ras y en ma­qui­na­ria agrí­co­la, pe­ro tam­bién se dis­cu­ten y ana­li­zan a fon­do los vai­ve­nes eco­nó­mi­cos y políticos que im­pac­tan en el sec­tor y en la eco­no­mía ar­gen­ti­na to­da. En esa lí­nea, re­sul­tó in­tere­san­te es­cu­char los pro­nós­ti­cos del eco­no­mis­ta Al­do Abram, que per­mi­ten de­li­near lo que de­pa­ra­rá el fu­tu­ro cer­cano pa­ra el cam­po y el país. Pa­ra el 2017, por lo pron­to, el re­torno del cre­ci­mien­to.

Abram, de la Fundación Li­ber- tad y Pro­gre­so, pro­nos­ti­có un cre­ci­mien­to de 3% pa­ra el año que vie­ne y con­si­de­ró que “bue­na parte de la reac­ti­va­ción ven­drá de los sec­to­res que pro­du­cen ex­por­ta­bles, co­mo el cam­po”.

Du­ran­te una char­la de la que par­ti­ci­pó pa­ra ana­li­zar los es­ce­na­rios que po­drían dar­se en los pró­xi­mos cua­tro años, el eco­no­mis­ta plan­teó que “la sa­li­da no es de gol­pe ni fá­cil; aho­ra de­ja­mos de caer, hay que em­pe­zar a su­bir y eso nos to­ma­rá el se­mes­tre. Pe­ro la reac­ti­va­ción ya se em­pe­zó a dar”.

Su diag­nós­ti­co coin­ci­de con lo que se es­cu­cha por los pa­si­llos de La Ru­ral, en los que eje­cu­ti­vos de mu­chas em­pre­sas del agro di­cen que las co­sas es­tán me­jor que el año pa­sa­do, pe­ro creen que la reac­ti­va­ción más po­ten­te to­da­vía es­tá por lle­gar y co­men­za­rá en los pró­xi­mos me­ses. El fa­mo­so se­gun­do se­mes­tre.

Un po­co de op­ti­mis­mo no vie­ne mal. Y en la mues­tra de Pa­ler­mo se res­pi­ra bas­tan­te de eso, por su­pues­to sin ti­rar man­te­ca al te­cho, por­que mu­chas em­pre­sas vie­nen arras­tran­do las con­se­cuen­cias de mu­chos años de di­fi­cul­ta­des.

Pe­ro, vol­vien­do a mi­rar ha­cia adelante, Abram lo re­su­me así: “Ve­nía­mos de un po­zo... en las ciu­da­des va­mos a te­ner que te­ner pa­cien­cia, por­que la reac­ti­va­ción arran­có pri­me­ro en el in­te­rior. Pe­ro si se­gui­mos así y el Go­bierno ha­ce las co­sas bien, en 2017 la eco­no­mía va a cre­cer un 3%”.

Esas pa­la­bras so­na­ron a mú­si­ca en los oí­dos de mu­chos. Pe­ro el op­ti­mis­mo en La Ru­ral no es­tá exen­to de cier­tas do­sis de cau­te­la. O de du­das. En­tre ellas, mu­chas em­pre­sas plantean el im­pac­to de la in­fla­ción en sus cos­tos, que ha ve­ni­do ero­sio­nan­do en los me­ses re­cien­tes el im­pac­to positivo que tu­vo la de­va­lua­ción en la com­pe­ti­ti­vi­dad in­ter­na­cio­nal de los pro­duc­tos lo­ca­les.

En ese sen­ti­do, Abram plan­teó un es­ce­na­rio de op­ti­mis­mo mo­de­ra­do, por de­fi­nir­lo de al­gu­na ma­ne­ra. En con­cre­to, di­jo que el Go­bierno po­dría lo­grar ce­rrar el 2017 con una in­fla­ción de 17% anual, el 2018 con una de 12% y lle­gar al 2019, su úl­ti­mo año, con la es­pe­ra­da in­fla­ción de so­lo un dí­gi­to, que se­gún sus pro­nós­ti­cos, po­dría ubi­car­se en 6%.

Es­tá cla­ro que pa­ra eso de­be co­rrer mu­cha agua de­ba­jo del puen­te to­da­vía, pe­ro el cam­bio de ex­pec­ta­ti­vas, ha­cia unas más op­ti­mis­tas, es lo que do­mi­na en es­ta Ru­ral, muy le­jos de lo que se vi­vió en las úl­ti­mas edi­cio­nes.

En cuan­to a las in­ver­sio­nes, mu­chos en el agro vis­lum­bran que po­drían lle­gar en una do­sis im­por­tan­te en los pró­xi­mos años. Pe­ro el eco­no­mis­ta es, en ese pun­to, un po­co más cau­te­lo­so. ”So­mos atrac­ti­vos de nue­vo pa­ra el mun­do, pe­ro no se ima­gi­nen una llu­via de dó­la­res de gol­pe. Ar­gen­ti­na ha des­truí­do su ca­li­dad ins­ti­tu­cio­nal y su se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca. Las in­ver­sio­nes no van a lle­gar vo­lan­do, por­que nues­tras ins­ti­tu­cio­nes no son con­fia­bles aún”, ar­gu­men­tó.

Fi­nal­men­te, que­dó un ca­pí­tu­lo pa­ra la pre­sión fis­cal, de la cual el agro ha si­do la prin­ci­pal víc­ti­ma en los úl­ti­mos años. Aho­ra, lue­go de que el Go­bierno Na­cio­nal eli­mi­na­ra las re­ten­cio­nes pa­ra to­dos los cul­ti­vos me­nos pa­ra la so­ja (que si­gue pa­gan­do 30%), la car­ga es me­nos pe­sa­da, pe­ro si­gue sien­do ele­va­da. Pa­ra Abram, exis­te aun “as­fi­xia fis­cal”, pe­ro cree que aho­ra “son las pro­vin­cias y los mu­ni­ci­pios los que van a te­ner que in­va­ria­ble­men­te ba­jar im­pues­tos”. Pa­ra eso, di­jo que los pro­duc­to­res tie­nen que ser pro­ta­go­nis­tas. “De­ben de­jar de ser las na­ran­jas que ex­pri­me el sis­te­ma cuan­do es­tá corto de pla­ta y ser más ciu­da­da­nos, pa­ra no per­mi­tir atro­pe­llos co­mo los que se vie­ron en los úl­ti­mos años”, ce­rró.

Pro­nós­ti­co. Apa­lan­ca­da en el cam­po, la eco­no­mía ar­gen­ti­na cre­ce­ría 3% en 2017.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.