El ca­non de la se­mi­lla

Clarin - Rural - - PROTAGONISTAS - Patricio Wat­son Pro­duc­tor de Mon­te Buey, Cór­do­ba.

Un ex­per­to en el mer­ca­do se­mi­lle­ro pro­po­ne crear un fon­do, a tra­vés de un ca­non que pa­ga­rían los pro­duc­to­res al co­se­char los gra­nos, pa­ra re­co­no­cer la pro­pie­dad in­te­lec­tual por los even­tos bio­tec­no­ló­gi­cos. Es una al­ter­na­ti­va pa­ra sa­lir de un lar­go con­flic­to.

Tal vez se tra­te de la opor­tu­ni­dad más cla­ra que tie­ne un go­bierno pa­ra so­lu­cio­nar el pro­ble­ma del re­co­no­ci­mien­to de la pro­pie­dad in­te­lec­tual en las ob­ten­cio­nes ve­ge­ta­les; di­go es­to por­que hoy se dan las con­di­cio­nes, por las cir­cuns­tan­cias po­lí­ti­cas y eco­nó­mi­cas, pa­ra rea­li­zar la crea­ción de un fon­do tec­no­ló­gi­co.

Po­lí­ti­ca­men­te es fac­ti­ble por­que en un cro­no­gra­ma de qui­ta de re­ten­cio­nes a la so­ja y su eli­mi­na­ción en los ce­rea­les es más fá­cil que lo asi­mi­le­mos los pro­duc­to­res que ade­más es­ta­mos per­ci­bien­do una me­jo­ra en nues­tra eco­no­mía.

Co­mo pro­duc­tor y gre­mia­lis­ta me ha to­ca­do dis­cu­tir es­te te­ma en mu­chas opor­tu­ni­da­des a lo lar­go de 20 años. Mis po­si­cio­nes fue­ron cam­bian­do des­de la ne­ga­ción to­tal al pa­go de re­ga­lías ba­sa­do en la in­ter­pre­ta­ción de la Ley 20.247, pa­san­do por in­ter­me­dios ta­les co­mo pa­go úni­co en la com­pra de se­mi­lla ori­gi­nal, has­ta mi ac­tual po­si­ción de re­co­no­cer la pro­pie­dad in­te­lec­tual del ob­ten­tor y pro­po­ner una for­ma de pa­go.

Creo que mu­chos, co­mo yo, atra­ve­sa­ron es­te cam­bio de ideas a me­di­da que la in­for­ma­ción de la evo­lu­ción de los rin­des en otros paí­ses nos iba su­peran­do, a pe­sar de que en un prin­ci­pio lle­vá­ba­mos am­plias ven­ta­jas y es­to de­mues­tra que so­la­men­te con in­ver­sión es po­si­ble cre­cer. Mien­tras no­so­tros pa­sa­mos 20 años dis­cu­tien­do cual era el me­jor y más ba­ra­to sis­te­ma de pa­go de re­ga­lías hi­ci­mos des­apa­re­cer más de 10 se­mi­lle­ros que no so­por­ta­ron la con­di­ción de ven­der ca­da vez me­nos se­mi­lla por la com­pe­ten­cia des­leal de la fa­mo­sa bol­sa blan­ca.

Lo peor que nos pue­de pa­sar hoy co­mo com­pe­ti­do­res glo­ba­les es que nues­tros pro­vee­do­res de ge­né­ti­ca no ten­gan com­pe­ten­cia in­ter­na y en­ci­ma no nos lle­gue la úl­ti­ma tec­no­lo­gía de even­tos por fal­ta de in­cen­ti­vos pa­ra re­cu­pe­rar las in­ver­sio­nes. De­jar de ser com­pe­ti­ti­vos en nues­tra ma­yor fuen­te de in­gre­so de di­vi­sas es al­ta­men­te pe­li­gro­so pa­ra la eco­no­mía en su con­jun­to.

El sis­te­ma del Ca­non Tec­no­ló­gi­co con­sis­te en la crea­ción de un fon­do fi­nan­cia­do por la re­ten­ción de una su­ma de­ter­mi­na­da. El va­lor de la re­ten­ción de­be ser con­sen­sua­do en­tre to­dos los ope­ra­do­res de la ca­de­na pa­ra ca­da ce­real u olea­gi­no­sa.

El mon­to re­cau­da­do se­ría ad­mi­nis­tra­do por una co­mi­sión mix­ta crea­da ad hoc y el 80% se re­par­ti­ría en­tre los se­mi­lle­ros de acuer­do con su par­ti­ci­pa­ción en el mer­ca­do y el res­tan­te 20% que­da­ría pa­ra fi­nan­ciar el sis­te­ma e in­ves­ti­ga­cio­nes re­la­cio­na­das. La de­ter­mi­na­ción de la par­ti­ci­pa­ción de ca­da se­mi­lle­ro se ha­ría me­dian­te la de­cla­ra­ción ju­ra­da de los pro­duc­to­res y co­rro­bo­ra­da por mues­treos es­tra­té­gi­cos que ge­ne­ra­rían va­lo­res es­ta­dís­ti­cos y an­te la de­tec­ción de in­con­sis­ten­cias se apli­ca­rían multas ejem­pli­fi­ca­do­ras. Las prin­ci­pa­les ven­ta­jas del sis­te­ma con­sis­ten en el ba­jo cos­to de los con­tro­les, ya que no ne­ce­si­ta un ejér­ci­to de ins­pec­to­res, a que el pa­go al mo­men­to de la ven­ta re­du­ce el cos­to fi­nan­cie­ro del ca­non y a que es un es­que­ma de ries­go com­par­ti­do por­que so­lo se pa­ga por lo co­se­cha­do.

Tam­bién es una ven­ta­ja el po­der usar li­bre­men­te la se­mi­lla sin tan­tas de­cla­ra­cio­nes y se evi­ta la con­flic­ti­vi­dad ma­ni­fies­ta de otros sis­te­mas. La po­si­bi­li­dad de re­cu­pe­rar las in­ver­sio­nes les da a los se­mi­lle­ros ma­yor com­pe­ti­ti­vi­dad en los pre­cios de se­mi­llas fis­ca­li­za­das pa­ra des­alen­tar la cir­cu­la­ción de la bol­sa blan­ca.

El sis­te­ma ya fue pro­pues­to y cuen­ta con el aval de gran can­ti­dad de pro­duc­to­res y par­te de la in­dus­tria se­mi­lle­ra y el Go­bierno lo tie­ne al al­can­ce de la mano.

So­lo fal­ta que lo to­me.

Es­tra­té­gi­co. Lo­grar un acuer­do en las re­ga­lías es cla­ve pa­ra ac­ce­der a los nue­vas tec­no­lo­gías.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.