Una fo­to, mi­les de da­tos

Desa­rro­lla­ron una app que per­mi­te de­tec­tar en­fer­me­da­des y pla­gas a par­tir de una fo­to­gra­fía en el lo­te.

Clarin - Rural - - AGRICULTURA DE PRECISIÓN -

Fer­nan­do De­ros­si, un in­ge­nie­ro ar­gen­tino que se for­mó en Basf y Syn­gen­ta, fue uno de los diez ar­gen­ti­nos y uru­gua­yos pre­mia­dos la se­ma­na pa­sa­da por el pres­ti­gio­so Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de Mas­sa­chu­setts, en su con­cur­so mun­dial pa­ra jó­ve­nes em­pren­de­do­res de me­nos de 35 años.

“Des­pués de mu­chos años en la in­dus­tria, me pa­re­ció una bue­na opor­tu­ni­dad ir­me al MIT a ha­cer un Mas­ter en Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas”, le di­jo a Cla­rín Ru­ral. Pe­ro en reali­dad, con­fie­sa, lo que que­ría era en­ten­der qué tec­no­lo­gías es­tán desa­rro­llán­do­se.

“Me re­ci­bí ha­ce unos me­ses y ar­ma­mos un equi­po mul­ti­dis­ci­pli­na­rio. Uno de EE.UU., dos ar­gen­ti­nos, tam­bién de In­dia, de Ja­pón, de Afri­ca y de di­fe­ren­tes per­fi­les: cien­cias de la compu­tación, cien­cias de da­tos, de ne­go­cios. Ar­ma­mos un pro­yec­to pa­ra lle­var a la in­dus­tria del agro desa­rro­llo cien­tí­fi­co y tec­no­ló­gi­co”. Así, co­nec­ta­ron dos mun­dos: el del soft­wa­re y el de la agri­cul­tu­ra.

¿Y qué es lo que han he­cho? -De­sa­rro­lla­mos una apli­ca­ción pa­ra que el pro­duc­tor o el ase­sor agró­no­mo pue­da to­mar fo­to­gra­fías de su cul­ti­vo con un smartp­ho­ne o una ta­blet. Va al cul­ti­vo, sa­ca fotos de las plan­tas y no­so­tros le brin­da­mos au­to­má­ti­ca­men­te in­for­ma­ción del ti­po de en­fer­me­dad que tie­ne, los ata­ques de in­sec­tos y es­ta­mos desa­rro­llan­do tam­bién ma­le­zas. Por me­dio de un al­go­rit­mo, le ofre­ce­mos feed­back ins­tan­tá­neo, con un in­for­me so­bre la in­ci­den­cia y tam­bién el ti­po de en­fer­me­dad, male­za o pla­ga. Así se aho­rra un mon­tón de tiem­po y no pier­de la in­for­ma­ción por­que a me­di­da que va sa­can­do las fo­to­gra­fías en el cam­po, que es­tá geo re­fe­ren­cia­do, po­de­mos sa­ber dón­de sa­có esa fo­to y le po­de­mos dar un ta­ble­ro de con­trol al pro­duc­tor.

¿Ins­tan­tá­neo…? -To­da la in­for­ma­ción que va sa­can­do, una vez que ter­mi­na el mo­ni­to­reo, si tie­ne co­ne­xión a Internet se lo pro­vee­mos ins­tan­tá­nea­men­te. En de­fi­ni­ti­va, no so­lo le da­mos un diag­nós­ti­co sino tam­bién al­ter­na­ti­vas de tra­ta­mien­tos, y le pro­vee­mos una re­co­men­da­ción quí­mi­ca o bio­ló­gi­ca. El pro­duc­tor pue­de ver­lo ins­tan­tá­nea­men­te y sa­ber qué ni­vel de se­ve­ri­dad, qué pro­duc­to apli­car, qué do­sis y cuán­do.

¿Y us­te­des tie­nen in­for­ma­ción de la dis­po­ni­bi­li­dad de ca­da pro­duc­to en ca­da pla­za? -Em­pe­za­mos a tra­ba­jar en EE.UU, por­que te­ne­mos la ma­yo­ría del equi­po ahí, pe­ro es­ta­mos tra­tan­do de traer­lo pa­ra es­ta cam­pa­ña que co­mien­za en Ar­gen­ti­na. Ha­bla­mos con di­fe­ren­tes dis­tri­bui­do­res pa­ra po­der ofre­cer­le al pro­duc­tor.

Con­ta­nos ¿có­mo desa­rro­lla­ron es­te pro­duc­to? -Bueno, lo hi­ci­mos en la in­cu­ba- do­ra del Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de Mas­sa­chu­setts, don­de nos die­ron ca­pi­tal pre-se­mi­lla pa­ra po­der desa­rro­llar el equi­po. Ade­más lo pre­sen­ta­mos en el Fo­ro Ar­gen­tino de Ne­go­cios. Por­que es­ta­mos con la in­ten­ción de po­ner nues­tras ofi­ci­nas en el Polo Tec­no­ló­gi­co, así que va­mos a ne­ce­si­tar bas­tan­te so­por­te de gen­te de sis­te­mas pa­ra desa­rro­llar es­te ser­vi­cio en Ar­gen­ti­na y Amé­ri­ca La­ti­na.

Aho­ra, ¿có­mo se ga­na di­ne­ro con to­do es­to? -Al pro­duc­tor no le va­mos a co­brar. Lo va a po­der ba­jar de ma­ne­ra gra­tui­ta. Pe­ro hay un mon­tón de in­for­ma­ción agre­ga­da que tie­ne que ver con lo que es­tá pa­san­do en el cam­po; por ejem­plo, ha­cien­do unas prue­bas en In­dia­na, con pro­duc­to­res del nor­te de In­dia­na y del sur de ese es­ta­do uno pue­de te­ner más in­for­ma­ción de lo que va a pa­sar, no so­lo de lo que es­tá pa­san­do. Es de­cir, por ejem­plo hay un ata­que en el nor­te, pe­ro sa­be­mos que el vien­to va ha­cia el sur, en­ton­ces po­de­mos avi­sar y man­da­mos no­ti­fi­ca­cio­nes, no so­lo al pro­duc­tor, sino tam­bién a la ca­de­na de dis­tri­bu­ción, a las em­pre­sas y a las com­pa­ñías de quí­mi­cos. Y es­to es una pre­vi­sión an­tes de que lle­gue la en­fer­me­dad. Es­to le da la po­si­bi­li­dad de te­ner una si­tua­ción más proac­ti­va al pro­duc­tor y a las com­pa­ñías. Ahí es don­de va­mos a mo­ne­ti­zar, no co­brán­do­le al pro­duc­tor sino a las com­pa­ñías, a los dis­tri­bui­do­res. In­clu­so hay ase­gu­ra­do­ras y fi­nan­cie­ras que es­tán muy in­tere­sa­das en el pro­duc­to. Así que por ese la­do van a ve­nir los in­gre­sos. t

Ta­len­to. El in­ge­nie­ro ar­gen­tino Fer­nan­do De­ros­si, que se for­mó en Basf y Syn­gen­ta, tra­ba­jó en es­te pro­yec­to en EE.UU. jun­to a un equi­po de jó­ve­nes de ese país y de la In­dia, Afri­ca y Ja­pón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.