In­te­gra­ción com­pe­ti­ti­va en la que ga­nan to­dos

Ba­jo el mar­co Car­ne CREA, los pro­duc­to­res de car­ne y la in­dus­tria fri­go­rí­fi­ca uru­gua­ya ma­xi­mi­zan in­gre­sos.

Clarin - Rural - - LA CADENA DE LA CARNE - AACREA Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

Ba­jo es­te mar­co co­mer­cial par­ti­ci­pan cien em­pre­sa­rios ga­na­de­ros y al­can­za­ron a fae­nar has­ta 30.000 ca­be­zas. Die­go So­te­lo COOR­DI­NA­DOR DE GRU­POS CREA (URU­GUAY)

Los pro­duc­to­res ga­na­de­ros CREA uru­gua­yos tie­nen, des­de el año 2005, la po­si­bi­li­dad de co­mer­cia­li­zar su ha­cien­da a tra­vés de un pro- gra­ma orien­ta­do a ma­xi­mi­zar in­gre­sos por me­dio de la in­te­gra­ción con el sec­tor in­dus­trial.

El pro­gra­ma “Car­neCREA”, ins­tru­men­ta­do por la Fe­de­ra­ción Uru­gua­ya de Gru­pos CREA (Fu­crea), tie­ne acuer­dos vi­gen­tes con tres em­pre­sas cár­ni­cas que ope­ran cin­co plan­tas in­dus­tria­les y es­tá di­ri­gi­do ex­clu­si­va­men­te a pro­duc­to­res CREA.

“Más de cien em­pre­sa­rios ga­na­de­ros co­mer­cia­li­zan ac­tual­men­te ha­cien­da a tra­vés de Car­neCREA”, co­men­ta Die­go So­te­lo, coor­di­na­dor ge­ne­ral de FU­CREA y aña­de que en el ejer­ci­cio 2014/15, se co­mer­cia­li­za­ron más de 30.000 ca­be­zas en el mar­co del pro­gra­ma.

La Co­mi­sión de In­te­gra­ción, for­ma­da por pro­duc­to­res de dis­tin­tos gru­pos CREA y que re­por­ta al Con­se­jo Di­rec­ti­vo de la ins­ti­tu­ción, es la en­car­ga­da de ne­go­ciar los acuer­dos con ca­da fri­go­rí­fi­co. Am­bas par­tes es­ta­ble­cen un mar­co de pre­mios y cas­ti­gos en fun­ción de di­fe­ren­tes pa­rá­me­tros de ca­li­dad re­que­ri­dos por los en­car­ga­dos de com­pra de las in­dus­trias.

El me­ca­nis­mo de ac­ción es que los in­dus­tria­les plan­tean cuá­les son los ani­ma­les que re­quie­ren y la Co­mi­sión de In­te­gra­ción con­si­de­ra el pe­di­do a par­tir de las po­si­bi­li­da­des y ne­ce­si­da­des de los pro­duc­to­res. Ca­da fri­go­rí­fi­co que par­ti­ci­pa del pro­gra­ma se com­pro­me­te a re­ci­bir un de­ter­mi­na­do vo­lu­men de ha­cien­da de pro­duc­to­res CREA, y es­tos, a su vez, por in­ter­me­dio de los coor­di­na­do­res de Car­ne CREA, se com­pro­me­ten a re­mi­tir ga­na­do gor­do en los pla­zos pro­gra­ma­dos.

Lle­ga­do el mo­men­to de la va­lo­ri­za­ción de la car­ne, los pre­mios pa­ra la ha­cien­da que cum­ple con los es­tán­da­res so­li­ci­ta­dos por la de­man­da os­ci­lan en un ran­go de 4 %a 6 % res­pec­to de los va­lo­res pro­me­dio del mer­ca­do.

Por ejem­plo, se­ña­la So­te­lo, “ha­cia el fi­nal del ejer­ci­cio 2014/15, cre­ció el por­cen­ta­je de cas­ti­gos a cau­sa de una co­yun­tu­ra par­ti­cu­lar de se­ca en el ve­rano-oto­ño 2015, que obli­gó a muchos pro­duc­to­res a ven­der por an­ti­ci­pa­do ha­cien­da pa­ra ali­viar sus cam­pos; por eso el pi­co de cas­ti­gos se re­gis­tró en el mes de ma­yo, cuan­do la si­tua­ción era más crítica por la en­tra­da al in­vierno”, ex­pli­ca So­te­lo, y aña­de que al­go si­mi­lar ha­bía ocu­rri­do en el ejer­ci­cio an­te­rior.

Por otra par­te, to­dos los con­ve­nios se desa­rro­llan so­bre la ba­se de ta­blas de ca­te­go­rías de­fi­ni­das se­gún atri­bu­tos es­pe­cí­fi­cos de la me­dia res que se eva­lúan en la fae­na.

De es­ta for­ma, la com­bi­na­ción de dis­tin­tos fac­to­res re­que­ri­dos por la de­man­da ge­ne­ra di­fe­ren­tes ni­ve­les de bo­ni­fi­ca­cio­nes o des­cuen­tos en el pre­cio y, por eso, el sis­te­ma pre­vé tan­to un pre­cio má­xi­mo co­mo uno mí­ni­mo.

Al fi­nal del pro­ce­so de fae­na se con­tem­pla la con­for­ma­ción y ter­mi­na­ción de la me­dia res jun­to con la edad y se­xo del ani­mal.

Así, los ani­ma­les jó­ve­nes re­ci­ben ma­yor pre­mio que los adul­tos. Se to­ma co­mo “pre­cio ba­se” el pu­bli­ca­do se­ma­nal­men­te por el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Carnes de Uru­guay (INAC) pa­ra ca­da ca­te­go­ría pa­ra me­dia res con “dres­sing”, a re­ti­rar del cam­po y con un pla­zo de pa­go de 45 días.

Ba­jo es­te ma­ne­jo co­mer­cial, el prin­ci­pal ob­je­ti­vo es que el sis­te­ma sea tan sen­ci­llo co­mo ob­je­ti­vo, de ma­ne­ra tal que no que­den con­cep­tos li­bra­dos al cri­te­rio par­ti­cu­lar de nin­gu­na de am­bas par­tes.

Uno de los as­pec­tos fun­da­men­ta­les del pro­gra­ma es que los en­car­ga­dos de los fri­go­rí­fi­cos per­mi­ten el li­bre ac­ce­so de los téc­ni­cos de Car­neCREA pa­ra que ve­ri­fi­quen el pro­ce­so de fae­na. Es­to, que no es usual en el mer­ca­do ar­gen­tino, es vi­tal pa­ra ga­ran­ti­zar la trans­pa­ren­cia del acuer­do en­tre las par­tes co­mo pa­ra co­no­cer cuá­les son las ne­ce­si­da­des del clien­te (el fri­go­rí­fi­co) re­la­ti­vas al pro­duc­to “ela­bo­ra­do” por el em­pre­sa­rio ga­na­de­ro.

El pro­gra­ma tam­bién per­mi­te ha­cer un se­gui­mien­to del pro­duc­to de ma­ne­ra tal de ad­ver­tir cual­quier fa­lla pre­sen­te en el pro­ce­so; por ejem­plo: dón­de se ori­gi­nó el pro­ble­ma de una even­tual apa­ri­ción de ani­ma­les con ma­chu­co­nes.

El sis­te­ma pre­mia a la ha­cien­da de bue­na ca­li­dad y cas­ti­ga los de me­nor ca­li­dad; ca­da res es eva­lua­da de ma­ne­ra in­di­vi­dual y, de es­ta for­ma, el lo­te de ani­ma­les bueno no es­tá sub­si­dian­do al no tan bueno.

“A me­di­da que au­men­tan las exi­gen­cias de la de­man­da, es mu­cho más fá­cil lo­grar el pro­duc­to desea­do con el se­gui­mien­to y con­trol de quie­nes es­tán en la dia­ria de los

sis­te­mas de pro­duc­ción”, apun­ta So­te­lo.

Gra­cias a es­ta di­ná­mi­ca ajus­ta­da, el pro­gra­ma se au­to­fi­nan­cia y ade­más ha­ce un apor­te a Fu­crea, a mo­do de re­tri­bu­ción al apo­yo que la en­ti­dad rea­li­za en lo re­la­ti­vo a cues­tio­nes ad­mi­nis­tra­ti­vas y con­ta­bles.

Pa­ra ello se les co­bra una co­mi­sión a los pro­duc­to­res y a los fri­go­rí­fi­cos: el pri­me­ro abo­na el equi­va­len­te a un 0,6% del mon­to de la ope­ra­ción con im­pues­tos in­clui­dos, mien­tras que la in­dus­tria tam­bién pa­ga un 0,6%, pe­ro en es­te ca­so sin im­pues­tos.

El fri­go­rí­fi­co ha­ce la re­ten­ción de la co­mi­sión de los pro­duc­to­res en la li­qui­da­ción de ca­da tro­pa y men­sual­men­te trans­fie­re a Car­neCREA lo re­cau­da­do jun­to con la co­rres­pon­dien­te co­mi­sión del fri­go­rí­fi­co.

El sis­te­ma tam­bién con­ci­be otros pa­sos in­ter­me­dios co­mo par­te de la ca­de­na.

“Si un pro­duc­tor CREA quie­re ven­der, en lu­gar de un no­vi­llo de 450 ki­los a la in­dus­tria, uno de 350 ki­los a un feed lot, tam­bién pue­de ha­cer­lo en el mar­co del pro­gra­ma, por­que con­ta­mos con la ven­ta­ja de te­ner pro­to­co­los pa­ra ase­gu­rar una de­ter­mi­na­da ca­li­dad tam­bién en esos ca­sos”, co­men­ta So­te­lo.

Pre­cio. Lue­go de la fae­na, se con­tem­pla con­for­ma­ción y ter­mi­na­ción de la me­dia res jun­to con la edad y se­xo.

De cer­ca. El pro­gra­ma per­mi­te se­guir el pro­duc­to pa­ra ad­ver­tir fa­llas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.