Cí­tri­cos, con­tra el HLB

Clarin - Rural - - LOS CULTIVOS DEL NORTE -

La sa­ni­dad de los ali­men­tos es una ba­ta­lla com­ple­ja que se li­bra en mu­chos fren­tes si­mul­tá­neos. Es­ta se­ma­na, la Aso­cia­ción Fi­to­sa­ni­ta­ria del No­roes­te Ar­gen­tino (AFINOA) plan­teó su preo­cu­pa­ción por la de­ci­sión de un pro­duc­tor y de un juz­ga­do de poner en ries­go la sa­ni­dad y la fuente de tra­ba­jo de mi­les de em­plea­dos del sec­tor ci­trí­co­la de to­do el país, ne­gán­do­se a erra­di­car las plan­tas in­fec­ta­das con HLB que tie­ne en su fin­ca, ubi­ca­da en Co­lo­nia De­li­cia, lo­ca­li­dad de El Do­ra­do, en Mi­sio­nes.

“Es­ta si­tua­ción es gra­ve ya que el HLB, la en­fer­me­dad más des­truc­ti­va que ata­ca a los cí­tri­cos y que tie­ne el po­der de ex­ter­mi­nar­los en muy po­cos años, pue­de avan­zar fá­cil­men­te ha­cia las prin­ci­pa­les zo­nas ci­trí­co­las del país y no tie­ne cu­ra. De en­con­trar­se una plan­ta con HLB po­si­ti­vo de­be ser eli­mi­na­da a la bre­ve­dad. Es­ta es una de las má­xi­mas que es­ta­ble­ce el Pro­gra­ma Na­cio­nal de Pre­ven­ción del HLB (PNPHLB), crea­do en 2009 y res­pal­da­do por la Ley Na­cio­nal 26.888”, afir­ma­ron des­de la en­ti­dad.

Es­ta nor­ma­ti­va, se­gún ex­pli­ca­ron, de­ter­mi­na las me­di­das pa­ra evi­tar el in­gre­so, dis­per­sión y es­ta­ble­ci­mien­to del HLB en el te­rri­to­rio na­cio­nal. Se des­ta­can co­mo pi­la­res de la pre­ven­ción: la pro­duc­ción y plan­ta­ción de ma­te­rial de pro­pa­ga­ción (plan­tas y ye­mas cí­tri­cas) pro­ve­nien­te de sis­te­mas de cer­ti­fi­ca­ción ofi­cial y pro­du­ci­dos ba­jo cu­bier­ta (Re­so­lu­ción de Senasa Nº 930/09), el mo­ni­to­reo del in­sec­to vec­tor de la en­fer­me­dad pa­ra de­tec­ción pre­coz y el con­trol de tras­la­dos de fru­ta, plan­tas y sus par­tes, en­tre áreas con dis­tin­ta con­di­ción fi­to­sa­ni­ta­ria.

“La bac­te­ria del HLB vi­ve en las plan­tas en­fer­mas, las cua­les se trans­for­man en fuente de inócu­lo per­ma­nen­te. Erra­di­cán­do­las ayu­da­mos a que no se dis­per­se es­ta te­rri­ble en­fer­me­dad que aún no tie­ne cu­ra”, ex­pli­ca Glo­ria Pé­rez, ge­ren­te téc­ni­ca de AFINOA, y aña­de: “La úni­ca cu­ra fren­te a es­ta en­fer­me­dad es la pre­ven­ción de su in­gre­so, y es­to es un tra­ba­jo de to­dos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.