Con la ca­ña de azú­car, na­da se pier­de

En Ju­juy, Le­des­ma cie­rra un nuevo ci­clo con un ren­di­mien­to su­pe­rior al de 2015 y un pro­ce­sa­mien­to in­dus­trial ré­cord . La com­pa­ñía avan­za en la ge­ne­ra­ción de ener­gías re­no­va­bles a par­tir de la ca­ña.

Clarin - Rural - - TAPA - LI­BER­TA­DOR GRAL SAN MAR­TÍN, JU­JUY. ENV. ES­PE­CIAL Es­te­ban Fuen­tes efuen­tes@cla­rin.com

Du­ran­te los úl­ti­mos años hay una ini­cia­ti­va pú­bli­ca/pri­va­da de in­cre­men­tar el agre­ga­do de va­lor en ori­gen de los di­fe­ren­tes pro­duc­cio­nes agro­pe­cua­rias. Y Le­des­ma es uno de los cla­ros ejem­plos de có­mo ha­cer­lo con la ca­ña de azú­car, quie­nes ob­tie­nen azú­car, pa­pel, al­cohol, co­mo los prin­ci­pa­les pro­duc­tos, pe­ro ade­más, se me­tie­ron de lleno en la pro­duc­ción de ener­gía re­no­va­ble a par­tir de la bio­ma­sa con mal­ho­ja (el ras­tro­jo que de­ja la ca­ña de azú­car) y el ba­ga­zo (fi­bra de ca­ña de azú­car)

Cla­rin Ru­ral vi­si­tó el in­ge­nio en Li­ber­ta­dor Ge­ne­ral San Mar­tín pa­ra co­no­cer en de­ta­lle ca­da una de es­tas pro­duc­cio­nes .

Pe­ro va­ya­mos por par­te. Le­des­ma, uno de los 16 in­ge­nios que hay en la Ar­gen­ti­na (11 es­tán ubi­ca­dos en Tu­cu­mán, y el res­to, re­par­ti­dos en Sal­ta y Ju­juy), fi­na­li­za­rá es­ta se­ma­na, des­pués de 195 días, la za­fra de la ca­ña de azú­car de es­te año en sus 41.000 hec­tá­reas. La pro­duc­ción to­tal se­rá de 3,3 mi­llo­nes de to­ne­la­das de ca­ña, o sea, 20% de lo que se pro­du­ce en el país.

“El pro­me­dio de rin­de fue nor­mal, en­tre 80 y 85 to­ne­la­das por hec­tá­rea. He­mos al­can­za­do las 95 to­ne­la­das por hec­tá­rea años atrás”, ana­li­za Jor­ge Gó­mez, asis­ten­te de ge­ren­te de cam­po de Le­des­ma.

Una de las for­ta­le­zas de la em­pre­sa es que rie­ga ca­si el 100% del ca­ña­ve­ral sem­bra­do. El mo­ti­vo es que no le al­can­zan el agua de llu­via. La ca­ña ne­ce­si­ta 1.600 mi­lí­me­tros y en es­ta zo­na, las llu­vias pro­me­dian los 800 mi­lí­me­tros por año. Y la par­ti­cu­la­ri­dad es que las pre­ci­pi­ta­cio­nes son es­ta­cio­na­das en el ve­rano.

La ma­yor par­te del rie­go es por gra­ve­dad (en­tre 80% y 90) don­de los cam­pos tie­nen una sis­te­ma­ti­za­ción de tra­za­dos con pen­dien­tes con­tro­la­das pa­ra que el agua pue­da in­gre­sar y dis­tri­buir­se por los sur­cos sin lle­gar a ve­lo­ci­dad ero­si­vas.

Y el res­to, por rie­go pre­su­ri­za­do: as­per­sión tra­di­cio­nal, pi­vot cen­tral, avan­ces fron­ta­les, y rie­go por go­teo, to­dos los sis­te­mas es­tán pre­sen­tes en

las plan­ta­cio­nes.

“Hay que ir avan­zan­do a rie­gos más efi­cien­tes, co­mo es el de go­teo. So­lo hay 1.000 hec­tá­reas con es­te sis­te­ma”, eva­luó Gó­mez.

Pre­ci­sa­men­te, el téc­ni­co re­mar­có que el 50% de los cos­tos de pro­duc­ción de la ca­ña es es­ta tec­no­lo­gía. El res­to, se di­vi­de en el con­trol de ma­le­zas y fer­ti­li­za­ción con ni­tró­geno y en los sue­los que ne­ce­si­tan, con po­ta­sio.

“El prin­ci­pal fla­ge­lo de los ca­ña­ve­ra­les son las ma­le­zas. Las más com­pli­ca­das son: gra­ma ber­mu­da, sor­go de Ale­po,y úl­ti­ma­men­te, tu­pu­lo, una ma­le­za nor­te­ña muy agre­si­va” , apun­tó.

Una vez co­se­cha­da la ca­ña de azú­car, es trans­por­ta­da ha­cia la in­dus­tria, que se en­cuen­tra en el mis­mo pre­dio. Es­te año Le­des­ma pro­ce­sa­rá 4.100.000 to­ne­la­das de ca­ña de azú­car, ré­cord pa­ra la em­pre­sa: 3.340.000 to­ne­la­das fue­ron pro­pias, y 757.000 to­ne­la­das de ca­ñe­ros in­de­pen­dien­tes y de los in­ge­nios Ta­ba­cal y La Es­pe­ran­za. Ca­be re­cal­car que la ca­pa­ci­dad de mo­lien­da de la in­dus­tria es de 25.000 to­ne­la­das por día, por lo que se ex­pli­ca el re­tra­so de la co­se­cha de es­te año que co­mún­men­te co­mien­za en ma­yo y fi­na­li­za los pri­me­ros días de no­viem­bre, pre­vio al ini­cio de las llu­vias.

Des­pués, una vez que in­gre­sa la ca­ña al tra­pi­che pa­ra su pro­ce­sa­mien­to, se ex­trae azú­car y me­la­za pa­ra la pro­duc­ción de al­cohol de los ju­gos de la mo­lien­da mien­tras que la fi­bra de la ca­ña se uti­li­za pa­ra la fa­bri­ca­ción de ce­lu­lo­sa y pa­pel.

La pro­duc­ción de azú­car ne­ta de es­te año se­rá de 361.000 to­ne­la­das, una ci­fra su­pe­rior a la de 2015. La pro­duc­ción es­ti­ma­da de al­cohol es de 93 mi­llo­nes de li­tros. De es­ta can­ti­dad, 86 mi­llo­nes de li­tros se des­ti­na­rán al mer­ca­do de bio­eta­nol.

Asi­mis­mo, pro­du­ci­rán 125.000 to­ne­la­das por año de pa­pel: en es­ta plan­ta pro­du­cen res­mas de to­dos los ta­ma­ños, bo­bi­nas y for­mu­la­rios con­ti­nuos. Ade­más, des­de es­ta plan­ta abas­te­cen la fábrica que po­see la fir­ma en San Luis de en­ca­pa­dos, de cua­der­nos y re­pues­tos.

Pro­yec­to Bio­ma­sa. Des­de el 2003 que la em­pre­sa co­se­cha la ca­ña de azú­car sin pre­via que­ma. La in­dus­tria azu­ca­re­ra, en ge­ne­ral, que­ma el ca­ña­ve­ral an­tes de la za­fra pa­ra eli­mi­nar las ho­jas que com­pli­can el pos­te­rior pro­ce­so fá­bril. Pe­ro en Le­des­ma, no.

El he­cho de no que­mar tie­ne co­mo ven­ta­ja agro­nó­mi­ca de­jar co­ber­tu­ra pa­ra re­te­ner hu­me­dad en los

sue­los, li­mi­tar el cre­ci­mien­to de ma­le­zas anua­les (las que se pro­pa­gan via se­mi­lla) y con el tiem­po, ge­ne­rar ma­te­ria or­gá­ni­ca que se su­me al per­fil del sue­lo.

“Tie­ne la con­tra­par­te que au­men­ta la can­ti­dad de im­pu­re­za ve­ge­ta­les que lle­gan a la fábrica y se com­pli­ca la ex­trac­ción de azú­car. En el ba­lan­ce cree­mos que es po­si­ti­vo”, se­ña­ló Gó­mez. Por lo tan­to, en el 2010 co­men­za­ron a apro­ve­char la mal­ho­ja pa­ra usar co­mo fuen­te de ener­gía re­no­va­ble.

”Lo re­co­lec­ta­mos ha­cien­do far­da y lue­go se lo que­ma en cal­de­ras pa­ra re­em­pla­zar el con­su­mo de gas na­tu­ral”, des­cri­bió.

Le­des­ma apro­ve­cha el 50% del ras­tro­jo ya que se­gún el téc­ni­co, con es- te por­cen­ta­je no pier­de el be­ne­fi­cio agro­nó­mi­co. ”La ca­ña ge­ne­ra mu­cha bio­ma­sa (25 to­ne­la­das por hec­tá­rea). No hay nin­gún cul­ti­vo que de­je tan­ta can­ti­dad. Si no se re­co­ge, al otro año que­da aun un 50% de ras­tro­jo sin de­gra­dar­se”, ase­gu­ró.

En to­tal ha­cen 300.000 far­dos por año de 500 ki­los ca­da uno. De ahí que re­em­pla­zan el 20% del con­su­mo de gas, lo que equi­va­le a 30 mi­llo­nes de me­tros cú­bi­cos.

Pe­ro no es la úni­ca fuen­te de ener­gía re­no­va­ble: Otra al­ter­na­ti­va es la fi­bra de la ca­ña de azú­car, que una pa­ra va pa­ra producir pa­pel y la otra, pa­ra ener­gía eléc­tri­ca y va­por pa­ra el pro­ce­so fá­bril. Ade­más, tiem­po atrás co­men­za­ron con 380 hec­tá­reas de plan­ta­cio­nes de eu­ca­lip­tos. Y su vez, po­seen una hi­dro­eléc­tri­ca. En to­tal, la ma­triz re­no­va­ble es del 53% cuan­do el Go­bierno Na­cio­nal exi­ge a las em­pre­sas un 8%.

“Pa­ra tra­tar el re­si­duo de la vi­na­za hay un pro­yec­to que es­tá en es­tu­dio de desa­rro­llar un bio­di­ges­tor anae­ró­bi­co. Po­dría ge­ne­rar 17 mi­llo­nes de me­tros cú­bi­cos de gas. Es el 12% del gas que con­su­me Le­des­ma”, ase­gu­ró Mi­guel Ulli­va­rri, Ge­ren­te de Me­dio Am­bien­te.

Por úl­ti­mo, y pa­ra com­ple­tar la fra­se del tí­tu­lo “na­da se pier­de, to­do se transforma”, Le­des­ma man­tie­ne un pre­dio don­de pro­ce­sa to­dos sus re­si­duos só­li­dos, y los pre­pa­ra pa­ra la ven­ta co­mo ma­te­rial re­ci­cla­ble o pa­ra su dis­po­si­ción fi­nal. Es­ta uni­dad de ne­go­cio fac­tu­ra $ 7,5 mi­llo­nes.

Za­fra. A po­cos días de la fi­na­li­za­ción de la co­se­cha, es­te cul­ti­vo se des­ti­na a la pro­duc­ción de azú­car, al­cohol, pa­pel y el sub­pro­duc­to y su ras­tro­jo se con­vier­te en ener­gía.

A pleno. Es­ta se­ma­na des­pués de 195 días de tra­ba­jo, Le­des­ma fi­na­li­za­rá la za­fra de la ca­ña de azú­car con 3,3 mi­llo­nes de to­ne­la­das pro­du­ci­das.

Bio­ma­sa. En to­tal ha­cen 300.000 far­dos pa­ra am­pliar el uso de ener­gía re­no­va­ble, que es del 53% en to­tal..

Des­car­ga. La ca­ña se ubi­ca en el tra­pi­che pa­ra que em­pie­ce el pro­ce­so.

Rie­go. Jor­ge Gó­mez, asis­ten­te de pro­duc­ción de cam­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.