Inun­da­cio­nes: es aquí, y es aho­ra

Clarin - Rural - - RURAL - Héctor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

Me­dio país inun­da­do, me­dio país se­co. Hay que ac­tuar, y el go­bierno lo sa­be. Las imá­ge­nes ya son de­ma­sia­do re­cu­rren­tes. Pue­blos inun­da­dos, con la te­rri­ble se­cue­la de pér­di­da de vi­das hu­ma­nas. Co­lap­so de tam­bos y usi­nas lác­teas. Va­cas arras­tra­das por arro­yos de lla­nu­ra que se trans­for­ma­ron en rá­pi­dos de mon­ta­ñas.

En el me­dio de es­te caos, el pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri to­mó la de­ci­sión de re­le­var al mi­nis­tro de Obras Pú­bli­cas, Os­car Chaín, que lo acom­pa­ñó en su pri­mer año de man­da­to. Es­ta­ba dis­con­for­me con el ma­ne­jo de un te­ma que siem­pre con­si­de­ró cru­cial.

Ma­cri sa­be que el ma­ne­jo de las inun­da­cio­nes en la ciu­dad de Bue­nos Ai­res fue el tram­po­lín que le per­mi­tió dar un sal­to en su ca­rre­ra po­lí­ti­ca. También sa­be que el pa­té­ti­co ma­ne­jo de la cri­sis de las inun­da­cio­nes en La Pla­ta y Lu­ján por par­te de la ad­mi­nis­tra­ción K jun­to al go­ber­na­dor Daniel Scio­li fue­ron cla­ve para su triun­fo elec­to­ral, en no­viem­bre de 2015.

Un par de días an­tes, el pre­si­den­te ha­bía jun­ta­do a su ga­bi­ne­te de mi­nis­tros en la pri­me­ra se­sión del año. Allí dio de­fi­ni­cio­nes fun­da­men­ta­les, co­mo que las inun­da­cio­nes son par­te del cam­bio cli­má­ti­co. "Es­to si­gue pa­sán­do­nos fac­tu­ra y, cla­ra­men­te, lo que te­ne­mos que tra­tar de ha­cer, den­tro de la me­di­da de lo po­si­ble, es asis­tir, es­tar cer­ca, en­con­trar pa­lia­ti­vos". Pe­ro agre­gó que "es muy im­por­tan­te que en­ten­da­mos que es­te cam­bio en los re­gí­me­nes de llu­via vino para que­dar­se y que lo que hay que ha­cer es cons­truir in­fra­es­truc­tu­ra”. Y pu­so al fren­te del mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas al has­ta aho­ra sub­se­cre­ta­rio de Re­cur­sos Hí­dri­cos, Pablo Be­re­ciar­túa.

To­da una se­ñal. Be­re­ciar­túa es in­ge­nie­ro hi­dráu­li­co, con una só­li­da for­ma­ción en el ex­te­rior. En­tre otros an­te­ce­den­tes, es­tu­dió en Paí­ses Ba­jos, don­de la in­ge­nie­ría para el ma­ne­jo del agua ha per­mi­ti­do pro­te­ger ciu­da­des, pue­blos, cam­pos pro­duc­ti­vos, y ga­nar su­per­fi­cie para la agri­cul­tu­ra y ga­na­de­ría mo­der­nas. Ho­lan­da es uno de los gran­des ex­por­ta­do­res glo­ba­les de pro­duc­tos hor­tí­co­las, flo­res y lác­teos de gran ca­li­dad.

“Con­tra las inun­da­cio­nes, obras y tec­no­lo­gía”. Así ti­tu­ló La Na­ción un ar­tícu­lo de Be­re­ciar­túa, el sá­ba­do 22 de agos­to de 2015. Re­co­men­da­mos su lec­tu­ra com­ple­ta (http://www.la­na­cion.com.ar/1821285-con­traEl fla­man­te mi­nis­tro plan­tea la ne­ce­si­dad de mo­ver­se en tres di­men­sio­nes: in­fra­es­truc­tu­ra, in­for­ma­ción e ins­ti­tu­cio­na­li­dad para con­ver­tir a la pam­pa hú­me­da en un te­rri­to­rio in­te­li­gen­te.

También plan­tea que las obras de in­fra­es­truc­tu­ra de­ben ser efi­cien­tes en tér­mi­nos de la re­la­ción cos­to-be­ne­fi­cio. He­mos plan­tea­do va­rias ve­ces es­ta cues­tión. Cuan­do las áreas in­vo­lu­cra­das han ex­pre­sa­do ya su enor­me po­ten­cial, a par­tir de la nue­va tec­no­lo­gía, no ca­ben du­das acer­ca de la ne­ce­si­dad de obras de con­ten­ción y dre­na­je. Mar­cos Juá­rez o Ra­fae­la, in­clu­so Ge­ne­ral Vi­lle­gas, no ame­ri­tan ma­yor de­ba­te. El es­ta­do de In­dia­na de los EEUU es­tá to­tal­men­te sis­te­ma­ti­za­do des­de prin­ci­pios del si­glo XX. Allí se ven dre­na­jes, re­pre­sas y equi­pos de rie­go por pi­vo­te que apro­ve­chan el agua sub­te­rrá­nea.

Pe­ro un ma­ne­jo in­te­li­gen­te del te­rri­to­rio de­bie­ra pro­po­ner cam­bios en la ap­ti­tud agrí­co­la. Hay mi­llo­nes de hec­tá­reas que po­drían in­cor­po­rar los atri­bu­tos de la re­vo­lu­ción ver­de, y que hoy es­tán con­de­na­das a dar una es­pe­cie de “ser­vi­dum­bre de pa­so” de los ex­ce­den­tes hí­dri­cos de otras re­gio­nes. La cuen­ca del Salado es una de ellas. Ya pro­bó, en años se­cos, su po­ten­cial agrí­co­la, que po­dría tran­si­tar des­de su des­tino ac­tual co­mo zo­na de cría, a la pro­duc­ción de ci­clo com­ple­to, vol­can­do una agri­cul­tu­ra de al­tos rin­des a una ga­na­de­ría de ma­yor pro­duc­ti­vi­dad y más se­gu­ra en el tiem­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.