El pe­tró­leo sos­ten­drá los pre­cios de los ali­men­tos

Clarin - Rural - - RURAL - Manuel Al­va­ra­do Le­des­ma Es­pe­cial para Cla­rín Ru­ral

La asun­ción de Trump ge­ne­ra in­cer­ti­dum­bre, pe­ro la de­man­da y los va­lo­res a me­diano pla­zo se­gui­rán fir­mes. Pe­se a los in­quie­tan­tes in­di­cios eco­nó­mi­cos que des­de ha­ce unos me­ses se aso­man en el ho­ri­zon­te mun­dial, exis­ten pal­pa­bles ra­zo­nes para alen­tar una pers­pec­ti­va, fun­da­men­tal­men­te de me­diano y lar­go pla­zo, fa­vo­ra­ble a los pre­cios de los com­mo­di­ties agrí­co­las.

Aún con im­pe­di­men­tos en el desa­rro­llo mun­dial, exis­te un fe­nó­meno es­truc­tu­ral que be­ne­fi­cia la de­man­da de ali­men­tos. Co­mo se ha di­cho en reite­ra­das oca­sio­nes, des­de ini­cios de es­te si­glo el mun­do emer­gen­te mues­tra ta­sas de ur­ba­ni­za­ción, con fuer­tes au­men­tos en el nú­me­ro de per­so­nas de cla­se me­dia y, por lo tan­to, en el po­der ad­qui­si­ti­vo de la po­bla­ción. La cla­se me­dia de los paí­ses emer­gen­tes pa­só del 33 por cien­to (1990) al 55 por cien­to (2010). Chi­na su­po­ne la mi­tad de ese in­cre­men­to, del 15 por cien­to al 62 por cien­to, y el con­ti­nen­te asiá­ti­co el 81 por cien­to del cre­ci­mien­to. La cla­se me­dia de lo que se ha da­do en lla­mar CHINDIA ya re­pre­sen­ta más del 50 por cien­to del to­tal mun­dial.

Al re­cor­dar a Lord Key­nes, cuan­do en 1923, en su "En­sa­yo sobre la re­for­ma mo­ne­ta­ria", acu­ñó su fa­mo­sa fra­se "la no­ción del lar­go pla­zo no es una bue­na guía para la con­duc­ción de los negocios por­que en el lar­go pla­zo es­ta­re­mos to­dos muer­tos", va­le pre­gun­tar­se si es su­fi­cien­te es­te cua­dro fu­tu­ro. Ob­via­men­te no lo es, ya que el pre­sen­te mues­tra sig­nos de alar­ma.

¿Qué po­de­mos es­pe­rar para el año que vie­ne? Va­mos a lo ge­ne­ral: se­gún el úl­ti­mo in­for­me del FMI, mien­tras que el PBI de los paí­ses avan­za­dos cre­ce­rá un 1,8 por cien­to, los emer­gen­tes y en desa­rro­llo cre­ce­rán un 4,6 por cien­to, ba­jo el li­de­raz­go de In­dia, con un 7,6 por cien­to, y de Chi­na con un 6,2 por cien­to.

En lo par­ti­cu­lar, una preo­cu­pan­te som­bra cu­bre los pre­cios agrí­co­las. La fuer­te suba de las ta­sas de in­te­rés, des­de la vic­to­ria de Trump, ha mo­di­fi­ca­do las ex­pec­ta­ti­vas sobre la eco­no­mía mun­dial.

Y, así, la ta­sa a 10 años se ha dis­pa­ra­do des­de 1.80 por cien­to a 2.60 por cien­to en ape­nas dos me­ses. Para peor, la Re­ser­va Fe­de­ral de Es­ta­dos Uni­dos pla­nea con­ti­nuar con su pro­gra­ma de al­zas en la ta­sa de in­te­rés.

Cuan­to más ele­va­da re­sul­ta la ta­sa, ma­yor es el in­te­rés por in­ver­tir en Es­ta­dos Uni­dos y des­in­ver­tir en el res­to de los paí­ses. Ello ge­ne­ra una pre­sión al­cis­ta del dó­lar y, con­se­cuen­te­men­te, una de­pre­cia­ción de las res­tan­tes mo­ne­das.

Así, la de­man­da -y por tan­to, los pre­cios agrí­co­las- tien­de a dis­mi­nuir. En tal cua­dro, ¿la ex­pec­ta­ti­va sobre pre­cios de­be­ría ser ne­ga­ti­va? No ne­ce­sa­ria­men­te, pues des­de prin­ci­pios de año el precio del pe­tró­leo vie­ne en au­men­to.

Pe­se al “efec­to Trump”, por ejem­plo, Es­ta­dos Uni­dos pla­nea in­cre­men­tar en 2017 el uso de bio­dié­sel des­ti­na­do al cor­te in­terno con ga­soil. En efec­to, la Agen­cia de Pro­tec­ción Me­dioam­bien­tal de Es­ta­dos Uni­dos pro­yec­ta un ma­yor con­su­mo de bio­dié­sel. La me­ta para es­te año se­ría con­su­mir ca­si un 7 por cien­to más res­pec­to de 2016.

Se­gún la con­sul­to­ría Wood Mac­ken­zie, los pre­cios del pe­tró­leo se ha­llan en fran­ca re­cu­pe­ra­ción des­pués de las fuer­tes caí­das de ga­nan­cias cuan­do co­lap­sa­ron en 2014. La pen­dien­te a la ba­ja en el precio fue el re­sul­ta­do de las po­lí­ti­cas de al­gu­nos ex­por­ta­do­res ten­dien­tes a di­sua­dir y des­alen­tar las nue­vas in­ver­sio­nes glo­ba­les. Ara­bia Sau­di­ta ha­bría au­men­ta­do la pro­duc­ción para ba­jar los pre­cios y de­jar afue­ra del mer­ca­do a de­ter­mi­na­das ex­plo­ta­cio­nes de los Es­ta­dos Uni­dos.

La pro­yec­ción a la suba se ha afir­ma­do lue­go del acuer­do al­can­za­do en no­viem­bre pa­sa­do por las na­cio­nes pro­duc­to­ras de la OPEP (y Ru­sia) para fre­nar la pro­duc­ción. Por su par­te, el in­for­me del Ban­co Mun­dial, “Pers­pec­ti­vas de los Mer­ca­dos de Pro­duc­tos Bá­si­cos” aguar­da un pro­me­dio para el 2017 de 55 dó­la­res cuan­do en enero de 2016 se en­con­tra­ba en torno a 26 dó­la­res por ba­rril.

Así el pa­no­ra­ma, es ra­zo­na­ble es­pe­rar, para los com­mo­di­ties agrí­co­las, fun­da­men­tal­men­te para la so­ja y el maíz, al menos pre­cios si­mi­la­res a los ac­tua­les.

No­ta de la redacción: el au­tor es pro­fe­sor de la Maes­tría en Agro­ne­go­cios de la Uce­ma.

Asun­ción.

Es­te vier­nes Trump asu­mió la pre­si­den­cia de Es­ta­dos Uni­dos que de­jó Ba­rack Oba­ma. AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.