Dos gi­gan­tes jun­tos por la in­no­va­ción

El vi­ce pre­si­den­te de Mon­san­to ex­pli­ca por qué la alian­za de su com­pa­ñía con Ba­yer po­ten­cia­rá la in­ver­sión en in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo y be­ne­fi­cia­rá a la pro­duc­ción de ali­men­tos del fu­tu­ro.

Clarin - Rural - - PRIMER NIVEL - Rob Fra­ley, Vi­ce pre­si­den­te eje­cu­ti­vo y Di­rec­tor de Tec­no­lo­gía­de Mon­san­to

Nues­tros ali­men­tos y la for­ma en que se cul­ti­van es­tán ex­pe­ri­men­tan­do una evo­lu­ción sin pre­ce­den­tes, gra­cias a los in­creí­bles avan­ces de la cien­cia. La agri­cul­tu­ra es­tá co­men­zan­do una trans­for­ma­ción im­pul­sa­da por una ola de nue­vas start-ups, así co­mo tam­bién por una can­ti­dad de fu­sio­nes de em­pre­sas exis­ten­tes y nue­vas com­bi­na­cio­nes de ne­go­cios pa­ra traer un pen­sa­mien­to in­no­va­dor a la in­dus­tria, am­plian­do y di­ver­si­fi­can­do pro­yec­tos de I&D y au­men­tan­do los re­cur­sos dis­po­ni­bles pa­ra fi­nan­ciar­los. Es­tos cam­bios son ne­ce­sa­rios pa­ra cu­brir las ne­ce­si­da­des ali­men­ta­rias, que se ex­pan­den rá­pi­da­men­te de­bi­do al cre­ci­mien­to de la po­bla­ción.

He ex­pe­ri­men­ta­do per­so­nal­men­te có­mo una enor­me in­no­va­ción con­du­ce al desa­rro­llo de pro­duc­tos nue­vos que me­jo­ran la sus­ten­ta­bi­li­dad, la pro­duc­ti­vi­dad y la ren­ta­bi­li­dad en los cam­pos. Y la in­no­va­ción es con­ta­gio­sa. Una vez que unas po­cas em­pre­sas em­pie­zan a in­no­var, es­to alien­ta a otras a in­cre­men­tar sus fon­dos en I&D pa­ra man­te­ner­se com­pe­ti­ti­vas. Fue lo que pa­só cuan­do se in­tro­du­je­ron los cul­ti­vos OGM, una tec­no­lo­gía de la que es­toy or­gu­llo­so de de­cir que par­ti­ci­pé en su desa­rro­llo.

Des­de en­ton­ces, hu­bo un au­men­to cons­tan­te de las in­ver­sio­nes pú­bli­cas y pri­va­das en I&D agrí­co­la, y en los úl­ti­mos años la in­ver­sión glo­bal se ha dis­pa­ra­do. En el año 2010, las in­ver­sio­nes de ca­pi­tal de ries­go en tec­no­lo­gías agrí­co­las su­ma­ron al­re­de- dor de 400 mi­llo­nes de dó­la­res, pe­ro a par­tir del 2015, el ni­vel de in­ver­sión sal­tó a 4.600 mi­llo­nes.

A par­tir de 2016, más de 1.300 star­tups par­ti­ci­pa­ron en el eco­sis­te­ma agrí­co­la, in­clu­yen­do más de 130 en­ti­da­des di­fe­ren­tes que han pre­sen­ta­do pro­duc­tos avan­za­dos de bio­lo­gía pa­ra su apro­ba­ción en los úl­ti­mos tres años. Si bien es­to es un pro­gre­so in­creí­ble, nues­tra in­dus­tria no es­tá don­de de­be­ría es­tar. La agri­cul­tu­ra si­gue es­tan­do al­ta­men­te frag­men­ta­da, y es­tá com­pues­ta por ca­si 4.000 em­pre­sas, lo que sig­ni­fi­ca que re­la­ti­va­men­te po­cas com­pa­ñías tie­nen la es­ca­la, la ex­pe­rien­cia en in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo y los re­cur­sos pa­ra in­ver­tir sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te en tec­no­lo­gías de avan­za­da.

Una com­pa­ra­ción de los pri­me­ros cin­co pre­su­pues­tos que li­de­ra­ron la in­ver­sión anual de I&D en 2015 en di­fe­ren­tes sec­to­res in­dus­tria­les mues­tra que la in­ver­sión de la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca fue de 42.000 mi­llo­nes de dó­la­res, la cien­cia de da­tos 58.000 mi­llo­nes, la au­to­mo­triz 38.500 mi­llo­nes; mien­tras que la de ali­men­tos/agri­cul­tu­ra fue de ape­nas 7.000 mi­llo­nes de dó­la­res.

Así co­mo otros sec­to­res han in­cre­men­ta­do sus in­ver­sio­nes en I&D pa­ra im­pul­sar la in­no­va­ción, la agri­cul­tu­ra tie­ne la res­pon­sa­bi­li­dad so­cial de ha­cer lo mis­mo, es­pe­cial­men­te si que­re­mos ase­gu­rar que nues­tros hi­jos, nie­tos y los más de 9 mil mi­llo­nes de per­so­nas que ha­bi­ta­rán nues­tro pla­ne­ta en el año 2050 ten­gan la opor­tu­ni­dad de ac­ce­der a los ali­men­tos más se­gu­ros de la his­to­ria.

En es­te sen­ti­do, aquí ex­pli­ca­mos por qué la nue­va com­pa­ñía Ba­yer Mon­san­to sig­ni­fi­ca­rá más in­no­va­ción agrí­co­la que trae­rá be­ne­fi­cios pa­ra to­dos no­so­tros: Nues­tras dos com­pa­ñías tie­nen pro­duc­tos que se com­ple­men­tan: El ne­go­cio de Mon­san­to se cen­tra en se­mi­llas, bio­tec­no­lo­gía y en la cien­cia de da­tos, mien­tras que Ba­yer se fo­ca­li­za en los pro­duc­tos pa­ra la pro­tec­ción de cul­ti­vos. Com­bi­na­das, ayu­da­rán a gran­des y pe­que­ños pro­duc­to­res a me­jo­rar la ren­ta­bi­li­dad y la sus­ten­ta­bi­li­dad.

La com­bi­na­ción de las in­no­va­cio­nes en se­mi­llas y bio­tec­no­lo­gía de Mon­san­to con las nue­vas he­rra­mien­tas de pro­tec­ción de cul­ti­vos de Ba­yer tam­bién me­jo­ra­rá el rit­mo de las in­no­va­cio­nes pa­ra el cam­po. Hoy, desa­rro­lla­mos es­tas tec­no­lo­gías por se­pa­ra­do, lo que sig­ni­fi­ca que una em­pre­sa pue­de de­di­car en pro­me­dio 10 años o más pa­ra el desa­rro­llo de un her­bi­ci­da y lue­go, só­lo des­pués que es­te ha si­do desa­rro­lla­do, la otra em­pre­sa co­men­za­rá a tra­ba­jar en un nue­vo even­to bio­tec­no­ló­gi­co com­pa­ti­ble, to­le­ran­te al her­bi­ci­da, e in­cor­po­rar­lo a la se­mi­lla co­mer­cial, que to­ma­ría pro­ba­ble­men­te otros 10-12 años. Tra­ba­jar jun­tos co­mo una em­pre­sa, en pa­ra­le­lo, sig­ni­fi­ca­rá desa­rro­llar am­bos pro­duc­tos a la par, y en me­nos tiem­po. Así ha­brá me­jo­res pro­duc­tos y más sus­ten­ta­bles, dis­po­ni­bles pa­ra los pro­duc­to­res de una ma­ne­ra más rá­pi­da, que al mis­mo tiem­po los ayu­da­rá a op­ti­mi­zar el uso de los re­cur­sos na­tu­ra­les.

La nue­va com­pa­ñía se cen­tra­rá en in­ver­tir, des­cu­brir y brin­dar in­no­va­cio­nes pa­ra mi­llo­nes de pro­duc­to­res en to­do el mun­do. La fu­sión crea­rá opor­tu­ni­da­des pa­ra au­men­tar las in­ver­sio­nes en I&D en nue­vas ca­te­go­rías de cien­cia de da­tos y en so­lu­cio­nes bio­ló­gi­cas me­jo­ra­das, co­mo así tam­bién ofre­cer es­tas so­lu­cio­nes más rá­pi­do de lo que po­drían ha­cer­lo en for­ma se­pa­ra­da. La for­ta­le­za co­mer­cial de Mon­san­to se ba­sa en las Amé­ri­cas, mien­tras que Ba­yer tie­ne una pre­sen­cia más fuer­te en Eu­ro­pa y Asia. La com­bi­na­ción ayu­da­rá a ase­gu­rar el ac­ce­so a nue­vas y muy ne­ce­sa­rias he­rra­mien­tas de pro­duc­ti­vi­dad agrí­co­la en cul­ti­vos es­tra­té­gi­cos co­mo el tri­go.

Los cam­bios que es­tán en cur­so en la in­dus­tria agrí­co­la son la cla­ve pa­ra im­pul­sar la in­no­va­ción que los pro­duc­to­res ne­ce­si­ta­rán pa­ra cul­ti­var de ma­ne­ra más efi­cien­te y sus­ten­ta­ble pa­ra sa­tis­fa­cer las de­man­das de una po­bla­ción cre­cien­te.

Co­se­cha. Se­gún Fra­ley, se ace­le­ra­rá el desa­rro­llo de so­lu­cio­nes agrí­co­las gra­cias a la fu­sión de las em­pre­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.