El en­gor­de a co­rral, con ca­mino pa­ra cre­cer

Ga­na­de­ría. El ne­go­cio es­tá es­ta­ble, después de al­gu­nos años po­co fa­vo­ra­bles. Aho­ra, el país afian­za su per­fil ex­por­ta­dor con la Cuo­ta Feed­lot y bus­ca pro­du­cir car­ne de me­jor ca­li­dad con ba­se en la sus­ten­ta­bii­li­dad.

Clarin - Rural - - TAPA - Esteban Fuen­tes efuen­tes@cla­rin.com

La ac­ti­vi­dad del en­gor­de a co­rral es­tá en ple­na re­cu­pe­ra­ción y atra­vie­sa un buen mo­men­to en re­fe­ren­cia a lo que ve­nía su­ce­dien­do en los úl­ti­mos años y que se acre­cen­tó a prin­ci­pio del 2016 cuan­do im­pac­tó fuer­te la suba del pre­cio del maíz, prin­ci­pal in­gre­dien­te de la die­ta de los ani­ma­les, an­te la qui­ta de las re­ten­cio­nes. Pe­ro a lo lar­go del año pa­sa­do se pu­do su­plir por la me­jo­ra en el pre­cio del gor­do y el ne­go­cio se aco­mo­dó.

Así lo ex­pli­ca­ron des­de la Cá­ma­ra Ar­gen­ti­na del Feed­lot (CAF) es­ta se- ma­na du­ran­te el fes­te­jo de los 20 años de su crea­ción. “Hoy la cuen­ta es ren­ta­ble. De to­das ma­ne­ras, va­mos a ven­der den­tro de 4 me­ses, una vez que en­gor­de­mos a los ani­ma­les, que to­da­vía no sa­be­mos a qué va­lor se co­mer­cia­li­za­rán”, des­ta­có Fer­nan­do Stor­ni, ge­ren­te ge­ne­ral de la cá­ma­ra feed­lo­te­ra a Cla­rín Ru­ral.

En es­te sen­ti­do, los pre­cios ac­tua­les del ter­ne­ro de in­ver­na­da pro­me­dian al­re­de­dor de 36 a 38 pe­sos el ki­lo y del gor­do son de 35 pe­sos . Por lo que du­ran­te los dos pri­me­ros me­ses del año la im­por­tan­te ocu­pa­ción de los co­rra­les que de­jó el 2016 co­men­zó a des­cen­der has­ta lle­gar a prin­ci­pios de abril al 61% pa­ra ya en el pre­sen­te mes cre­cer has­ta el 66% de ocu­pa­ción an­te el ini­cio de la za­fra de ter­ne­ros.

Y la participación de los feed­lots en la fae­na na­cio­nal es el 37%, se­gún los da­tos del Se­na­sa, un va­lor que se man­tie­ne en los úl­ti­mos tres años.

An­te es­ta ra­dio­gra­fia fa­vo­ra­ble, el ob­je­ti­vo es se­guir ajus­tan­do la pro­duc­ción de car­ne en bus­ca de ma­yor ca­li­dad y sus­ten­ta­bi­li­dad.

Una de las patas fun­da­men­ta­les que le dio com­pe­ti­ti­vi­dad a la ac­ti­vi­dad fue el in­gre­so de Ar­gen­ti­na a la cuo­ta 481.”Lo im­por­tan­te es que el sector co­men­zó a ha­blar so­bre ca­li­dad de car­ne ya que el pro­to­co­lo de la cuo­ta in­cor­po­ra el con­cep­to de mar­mo­leo”, apun­tó Stor­ni.

Es­ta cuo­ta es un cu­po de 48 mil to­ne­la­das de car­ne fres­ca, re­fri­ge­ra­da o con­ge­la­da y que pro­ven­ga de ani­ma­les con de­ter­mi­na­das ca­rac­te­rís­ti­cas que asig­na Eu­ro­pa y a la cual pue­den ac­ce­der co­mo pro­vee­do­res aque­llos paí­ses que se en­cuen­tren apro­ba­dos por la Comisión Eu­ro­pea. Has­ta el mo­men­to in­te­gran es­ta plan­ti­lla jun­to a la Ar­gen­ti­na, que fue ha­bi­li­ta­da en 2014, Es­ta­dos Uni­dos, Ca­na­dá, Aus­tra­lia, Nue­va Ze­lan­da y Uru­guay.

Lo im­por­tan­te es que el con­tin­gen­te no es asig­na­do a ca­da país sino que to­dos los mer­ca­dos habilitados com­pi­ten en ca­li­dad y pre­cio y los im­por­ta­do­res de Eu­ro­pa de­ci­den a quién le com­pran. Y los cor­tes que in­gre­sen tie­nen 0% de aran­ce­les de im­por­ta­ción.

En ma­yo del 2015 la Ar­gen­ti­na hi­zo el pri­mer em­bar­que. A par­tir de ahí, co­men­zó a cre­cer la participación. En el pri­mer tri­mes­tre de es­te año subió más del 60% la can­ti­dad de ani­ma­les re­mi­ti­dos en re­la­ción al mis­mo pe­río­do de 2016. Uru­guay y Aus­tra­lia son los dos paí­ses con ma­yor por­cen­ta­je de la cuo­ta, con 35% ca­da uno. Ar­gen­ti­na po­see el 5% y es­te año es­pe­ra lle­gar al 7%.

Un pun­to im­por­tan­te es que el re­cha­zo de la car­ne na­cio­nal fue del 9%, cuan­do al prin­ci­pio al­can­za­ba el 15%.

Por otro la­do, un te­ma que es­tá en el ta­pe­te de la so­cie­dad es la sos­te­ni­bi­li­dad de los sis­te­mas de los en­gor­des a co­rral. Sin em­bar­go, el sector no le es­ca­pa al problema.

So­lan­ge Preuss, en­car­ga­da del de­par­ta­men­to de ca­li­dad y me­dio am­bien­te de la CAF , hi­zo re­fe­ren­cia a la ne­ce­si­dad de uti­li­zar las bue­nas prác­ti­cas prin­ci­pal­men­te en dos pun­tos cen­tra­les con el ob­je­ti­vo de dis­mi­nuir el im­pac­to am­bien­tal y me­jo­rar la pro­duc­ti­vi­dad, co­mo es el olor y la lim­pie­za de los co­rra­les.

“Se pue­de dis­mi­nuir el olor con las cor­ti­nas fo­res­ta­les pa­ra que no va­ya a los pue­blos. Pe­ro es el úni­co im­pac­to am­bien­tal ne­ga­ti­vo que no se pue­de eli­mi­nar”, des­cri­bió.

En es­ta lí­nea, pa­ra las mis­mas se de­be te­ner en cuen­ta que no im­pi­da el se­ca­do de los co­rra­les ya que es­to per­ju­di­ca­ría aun más.

Y el otro pun­to pri­mor­dial es la lim­pie­za de los co­rra­les. “No se de­be ha­cer cuan­do hay llu­vias por­que se pue­de rom­per la per­mea­bi­li­za­ción del sue­lo y si es­to ocu­rre, pue­de con­ta­mi­nar las na­pas, que se­ría peor”, ex­pli­có.

Pa­ra ate­nuar es­tas pro­ble­má­ti­cas, la cá­ma­ra es­tá tra­ba­jan­do jun­to con los go­bier­nos pro­vin­cia­les (cuan­do son re­cur­sos na­tu­ra­les les co­rres­pon­de a ca­da provincia). Y des­ta­có la ley que aca­ba de san­cio­nar ha­ce 15 días la provincia de Córdoba pa­ra la re­uti­li­za­ción de los residuos pe­cua­rios co­mo fer­ti­li­zan­tes. “Se pue­de ser sus­ten­ta­ble en la ac­ti­vi­dad. Hay que tra­ba­jar en las bue­nas prác­ti­cas”

Pa­ra ejem­pli­fi­car es­tas dos cues­tio­nes, co­mo son pro­du­cir con ca­li­dad y de for­ma sus­ten­ta­ble, un feed­lo­te­ro cuen­ta có­mo es­tá tra­ba­jan­do. Es Pa­blo La­tuf quien tie­ne un en­gor­de a co­rral pa­ra 10.000 ca­be­zas en el par­ti­do de Le­za­ma, Bue­nos Ai­res,

y es uno de los es­ta­ble­ci­mien­tos ha­bi­li­ta­do pa­ra ex­por­tar en la Cuo­ta 481. Su sis­te­ma de pro­duc­ción se ba­sa en com­prar gran par­te de in­ver­na­da en la zo­na. Los ani­ma­les que co­mer­cia­li­za al mer­ca­do in­terno in­gre­san con 200 ki­los y los co­mer­cia­li­zan a 300 ki­los. Y la ha­cien­da que ex­por­ta los com­pra con 280 ki­los a 300 ki­los y los ter­mi­na con 450 ki­los.

Se­gún el pro­duc­tor, la die­ta obli­ga­to­ria de la Cuo­ta 481 tie­ne exi­gen­cias mí­ni­mas de ener­gía que ge­ne­ra un buen en­gra­sa­mien­to y ter­ne­za al fi­na­li­zar el pro­duc­to. Pe­ro no hay gran di­fe­ren­cia con el mer­ca­do in­terno. “Los clien­tes de Eu­ro­pa ven una me­jo­ra en re­la­ción a la car­ne de los de­más paí­ses. Le en­con­tra­mos la vuel­ta al te­ma de la ca­li­dad con res­pec­to a la gra­sa sin per­der mar­bling ha­cien­do un dres­sing muy bueno en la des­pos­ta­da pa­ra que lle­gue la car­ne bien des­gra­sa­da

Los clien­tes ven una car­ne de me­jor ca­li­dad en re­la­ción a los de­más paí­ses Pa­blo La­tuf Pro­duc­tor deLe­za­ma

A par­tir del in­gre­so a la Cuo­ta 481 el sector del feed­lot co­men­zó a ha­blar de ca­li­dad Fer­nan­do Stor­ni Gte. Gral de la cá­ma­ra feed­lo­te­ra

El olor que ge­ne­ran los feed­lots no se pue­de eli­mi­nar, pe­ro sí dis­mi­nuir­lo So­lan­ge Preuss Dep­to de Am­bien­te de la CAF

y con un buen pac­ka­ging que han te­ni­do gran acep­ta­ción”, di­jo.

La­tuf hi­zo re­fe­ren­cia a que lo que se ex­por­ta a Eu­ro­pa es un 33% de la me­dia res,por lo que que­da mu­cho en el con­su­mo in­terno. “No es sen­ci­llo com­pen­sar y a ve­ces que­dás por de­ba­jo del pre­cio que tie­ne a ni­vel local. Pe­ro la idea no es des­cui­dar al clien­te ex­terno por­que pi­de, so­bre to­do, con­ti­nui­dad”, ex­pli­có.

Con res­pec­to a los cui­da­dos am­bien­ta­les, La­tuf in­di­có que pa­ra la em­pre­sa es de vi­tal im­por­tan­cia y se van ade­cuan­do a las nor­mas que exi­gen los or­ga­nis­mos am­bien­ta­les.

En pri­mer lu­gar, im­ple­men­ta­ron el cin­tu­rón de ár­bo­les que ro­dea al feed­lot pa­ra que el olor no se dis­per­se. Y la bos­ta la de­po­si­tan en lu­ga­res habilitados don­de los efluen­tes van de for­ma di­rec­ta sin pa­sar por lu­ga­res que pue­dan con­ta­mi­nar.

Lle­nos. La aper­tu­ra del mer­ca­do eu­ro­peo a fi­nes de 2014 hi­zo más com­pe­ti­ti­vo a la ac­ti­vi­dad. Aquí se ilus­tra Co­ne­car, un es­ta­ble­ci­mien­to que par­ti­ci­pa de la cuo­ta con los co­rra­les a full.

A co­mer. La ocu­pa­ción de los co­rra­les en el úl­ti­mo mes fue de 66%, se­gún da­tos de la cá­ma­ra feed­lo­te­ra. Por­cen­ta­je al­to en re­la­ción a otros años.

Al­ma­cén. El pa­tio de co­mi­das del feed­lot de Pa­blo La­tuf. Di­vi­de la die­ta se­gún el des­tino del ani­mal.

A Eu­ro­pa. La pa­ri­ti­ci­pa­ción de Ar­gen­ti­na en la Cuo­ta 481 es del 5%.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.