Lo que que­da, más allá de la co­se­cha

Es­te fue el men­sa­je cla­ro que de­jó Sim­po­sio de Fer­ti­li­dad que se reali­zó en Ro­sa­rio es­ta se­ma­na. El desafío es pro­du­cir más, pe­ro con el me­nor im­pac­to am­bien­tal.

Clarin - Rural - - TAPA - RO­SA­RIO. EN­VIA­DO ES­PE­CIAL Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

Agri­cul­tu­ra. Es­te fue el cla­ro men­sa­je que de­jó el Sim­po­sio de Fer­ti­li­dad que se reali­zó en Ro­sa­rio du­ran­te es­ta se­ma­na. El desafío pa­ra el agro es pro­du­cir ca­da vez más, pe­ro con el me­nor im­pac­to am­bien­tal

“Más allá de la pró­xi­ma co­se­cha” fue evo­lu­ción, sis­te­ma pro­duc­ti­vo, tec­no­lo­gía de pro­ce­sos e in­su­mos, sus­ten­ta­bi­li­dad, desafío, lar­go pla­zo, nue­vos ho­ri­zon­tes… Es­tas ideas fue­ron al­gu­nas de las tan­tas in­ter­pre­ta­cio­nes que ex­per­tos, téc­ni­cos y pro­duc­to­res le die­ron al le­ma del dé­ci­mo ter­cer Sim­po­sio de Fer­ti­li­dad 2017, que su­ce­dió en Ro­sa­rio, es­ta se­ma­na. Y ahí es­tu­vo Cla­rín Ru­ral.

La te­má­ti­ca del con­gre­so, que es­tu­vo or­ga­ni­za­do con­jun­ta­men­te en- tre Fer­ti­li­zar Asociación Ci­vil y por Ins­ti­tu­to In­ter­na­cio­nal de Nu­tri­ción Ve­ge­tal Cono Sur (IPNI, por sus si­glas en in­glés, que­dó plan­tea­da des­de el arran­que, con el pri­mer pa­nel.

En es­te se ex­pu­sie­ron las pro­yec­cio­nes pro­duc­ti­vas al 2025.

Allí, el ex­per­to del INTA Bal­car­ce, Fer­nan­do An­dra­de, ana­li­zó los desafíos de la agri­cul­tu­ra glo­bal y sos­tu­vo que la me­ta se­rá “pro­du­cir más, pe­ro re­du­cien­do el im­pac­to am­bien­tal”. Así, des­ta­có que ca­da región del mun­do de­be­rá ajus­tar sus prác­ti­cas agrí­co­las. Es­to, pa­ra la Ar­gen­ti­na sig­ni­fi­ca bus­car más efi­cien­cia téc­ni­ca con sus prác­ti­cas de ma­ne­jo.

Pa­ra ha­cer­lo, ci­tó la im­por­tan­cia del co­no­ci­mien­to y la apli­ca­ción de tec­no­lo­gía de pro­ce­sos, co­mo el ma­ne­jo por am­bien­tes, la siem­bra de do­bles cul­ti­vos pa­ra cap­tar más re­cur­sos, el uso de cul­ti­vos que brin­den ser­vi­cios am­bien­ta­les, co­mo los de co­ber­tu­ra, y el au­men­to de la pro­duc­ti­vi­dad por ca­da mi­lí­me­tro de agua. Tam­bién se re­fi­rió a la pro­gre­si­va de­gra­da­ción quí­mi­ca de los suelos de la región cen­tral del país e hi­zo hin­ca­pié en la im­por­tan­cia de la re­cu­pe­ra­ción de esa fer­ti­li­dad per­di­da.

Es­te úl­ti­mo te­ma fue la lla­ve que le de­jó al re­co­no­ci­do es­pe­cia­lis­ta glo­bal, Mike McLaugh­lin, quien es­tá a car­go del cen­tro de in­ves­ti­ga­ción de fer­ti­li­zan­tes de la Uni­ver­si­dad de Ade­lai­ne, en Aus­tra­lia.

El ex­per­to, que lle­gó al país de la mano de la lí­nea de pro­duc­tos Mi­croEs­sen­tials (Ver “Una es­tra­te­gia...”), aler­tó a la au­dien­cia sobre el im­por­tan­te des­ba­lan­ce de los suelos ar­gen­ti­nos en fós­fo­ro, la in­ci­pien­te caí­da en otros ele­men­tos, co­mo el azu­fre y el zinc, y con­su­mo ex­ce­si­vo en po­ta­sio.

Así, McLaugh­lin ad­vir­tió que los cul­ti­vos ne­ce­si­tan “17 nu­trien­tes esen­cia­les”, en­tre ma­cro y mi­cro­nu­trien­tes y, de esa for­ma, desafió a los pro­duc­to­res a di­se­ñar es­tra­te­gias de fer­ti­li­za­ción “ba­lan­cea­das”, pen­san­do en to­dos los ele­men­tos que un cul­ti­vo ex­trae­rá.

“Es­ta es la úni­ca al­ter­na­ti­va pa­ra ce­rrar bre­chas de ren­di­mien­tos, en­tre los po­ten­cia­les y los reales”, afir­mó el aus­tra­liano.

Res­pec­to a las tec­no­lo­gía que se vie­nen, an­ti­ci­pó la lle­ga­da de for­mu­la­cio­nes di­se­ña­das con “na­no­tec­no­lo­gías”, que per­mi­tan “una ma­yor sin­cro­ni­za­ción en­tre la oferta del nu­trien­te con la de­man­da de la plan­ta”, así co­mo tam­bién ma­yo­res com­bi­na­cio­nes en­tre fer­ti­li­zan­tes y bio­es­ti­mu­lan­tes.

Plan­tea­da las te­má­ti­cas de ba­se, el sim­po­sio se orien­tó a pro­fun­di­zar sobre ma­ne­jos agro­nó­mi­cos, apo­ya­dos en prác­ti­cas ba­lan­cea­das e in­ten­si­fi­ca­das en el uso de fer­ti­li­zan­tes.

Una de las que más cre­ció en los úl­ti­mos años en la agri­cul­tu­ra lo­cal es la di­fe­ren­cia­ción del ma­ne­jo por am­bien­tes. En el pa­nel del sim­po­sio de­di­ca­do

En la agri­cul­tu­ra que se vie­ne la tec­no­lo­gía de pro­ce­sos per­mi­ti­rá ga­nar efi­cien­cia

a “am­bien­ta­ción” , los téc­ni­cos Pa­blo Cal­vi­ño, Gus­ta­vo Lopez, Má­xi­mo Uranga y Ri­car­do Eche­za­rre­ta (en or­den de apa­ri­ción), abor­da­ron el te­ma.

Sobre es­ta tác­ti­ca, el pri­me­ro de ellos sen­tó las ideas fun­da­men­ta­les y se re­fi­rió a la im­por­tan­cia de ir de me­nor a ma­yor con es­ta prác­ti­ca. De es­ta for­ma, sos­tu­vo que pa­ra co­men­zar a ma­ne­jar­se por am­bien­tes hay que iden­ti­fi­car la va­ria­bi­li­dad de los ren­di­mien­tos en los lo­tes, lue­go hay que in­ten­tar ex­pli­car las cau­sas de esas va­ria­cio­nes y cuá­les son los ele­men­tos li­mi­tan­tes. Fi­nal­men­te, con­clu­yó, “hay que ubi­car a ca­da cul­ti­vo en su me­jor am­bien­te y ma­ne­jar­lo con la prác­ti­ca ideal pa­ra que ex­pre­se su má­xi­mo po­ten­cial”.

A su turno, pa­ra el ase­sor de San­ta Fe, Gus­ta­vo Ló­pez, la agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión im­pli­ca “adap­tar la tec­no­lo­gía a ca­da am­bien­te, pe­ro tam­bién es ha­cer agro­no­mía bá­si­ca”.

Por su par­te, el ter­cer di­ser­tan­te de es­te pa­nel pro­pu­so bus­car en ca­da cam­po el am­bien­te de ma­yor po­ten­cial pa­ra apos­tar en él a una ro­ta­ción es­tric­ta, con ba­lan­ce de car­bono po­si­ti­vo y fer­ti­li­za­ción de re­po­si­ción.

“En ese si­tio se tie­ne que con­se­guir el te­cho de pro­duc­ción”, ma­ni­fes­tó.

Co­mo apo­yo a las ideas que los téc-

ni­cos de­ja­ron sobre es­te te­ma, Mar­tín Díaz-Zorita, in­ves­ti­ga­dor y es­pe­cia­lis­ta de Mon­san­to BioAg, apor­tó su vi­sión com­ple­men­ta­ria.

“Ac­tual­men­te, en lo que ha­ce a la ge­ne­ra­ción de mo­de­los de re­co­men­da­ción es­ta­mos evo­lu­cio­nan­do ha­cia una ter­ce­ra di­men­sión, más pre­ci­sa y que in­cor­po­ra información ex­tra sobre la pro­duc­ti­vi­dad del cul­ti­vo y la his­to­ria de ma­ne­jo de los lo­tes”, se­ña­ló.

Te­nien­do en cuen­ta es­to y co­mo par­te de pro­ce­so pro­gre­si­vo, ade­lan­tó que el pa­so si­guien­te en la nu­tri­ción de cul­ti­vos ven­drá a par­tir de la información que ge­ne­ren he­rra­mien­tas mo­der­nas, de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial o de “Big Da­ta”, y que guia­rá a los pro­duc­to­res en la to­ma de me­jo­res de­ci­sio­nes en el ma­ne­jo.

Re­to­man­do la dis­cu­sión sobre la me­jo­ra de la efi­cien­cia pro­duc­ti­va ac­tual, al­gu­nas de las he­rra­mien­tas que vuel­ven a las ro­ta­cio­nes pa­ra brin­dar ser­vi­cios sis­té­mi­cos y son par­te de los nue­vos mo­de­los de pro­duc­ción, son las pas­tu­ras, en ca­so de sis­te­mas mix­tos, y tam­bién los puen­tes ver­des du­ran­te el in­vierno, en ca­so de los lo­tes agrí­co­las.

En am­bos ca­sos, es­tos cul­ti­vos son una ayu­da pa­ra los sis­te­mas ac­tua­les ya que per­mi­ten re­cu­pe­rar la fer­ti­li­dad fí­si­ca y quí­mi­ca de los suelos, ab­sor­ber los ex­ce­sos de agua y apor­tar al ma­ne­jo de las ma­le­zas pro­ble­ma.

Pen­san­do en las pas­tu­ras y la ga­na­de­ría, Ma­ría Ale­jan­dra Ma­rino, ex­per­ta del INTA Bal­car­ce, ma­ni­fes­tó que los sis­te­mas fo­rra­je­ros ar­gen­ti­na es­tán por de­ba­jo de sus má­xi­mos al­can­za­bles, por eso di­jo que “la fer­ti­li­za­ción ba­lan­cea­da per­mi­te au­men­tar la can­ti­dad de co­se­chas por año de una pra­de­ra con di­ver­sas ven­ta­ja pa­ra la sa­lud del sis­te­ma”.

Den­tro de es­te pa­nel, el ase­sor téc­ni­ca del oeste bo­nae­ren­se, Gus­ta­vo Duar­te, di­jo que, “si bien los fer­ti­li­zan­tes im­pac­tan fuer­te­men­te en los cos­tos, lo pa­gan con cre­ces en pro­duc­ti­vi­dad de las pas­tu­ras”.

En el ca­so de los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra, la te­má­ti­ca la to­mó Adrián Ro­vea. El téc­ni­co san­ta­fe­sino di­jo que es­tos cul­ti­vos brin­dan ser­vi­cios que van des­de la re­cu­pe­ra­ción es­truc­tu­ra de la suelos, la in­fil­tra­ción y la fa­ci­li­ta­ción del ma­ne­jo de las pro­ble­má­ti­cas de ma­le­zas di­fí­ci­les.

Fi­nal­men­te, la ge­né­ti­ca no es­tá aje­na a apor­tar a la sus­ten­ta­bi­li­dad de los sis­te­mas. Gra­cias a ella, se lo­gra más pro­duc­ti­vi­dad y es­ta­bi­li­dad. Pa­ra con­se­guir­lo, los cul­ti­vos de­ben ex­plo­rar al má­xi­mo el am­bien­te y las bre­chas en Ar­gen­ti­na se acor­tan con la nu­tri­ción ajus­ta­da.

Am­bien­te. El sec­tor agro­pe­cua­rio de­be pen­sar a lar­go pla­zo y no a cor­to/me­diano, que es lo que pri­ma ac­tual­men­te. Una vi­sión sis­té­mi­ca ase­gu­ra que la pro­duc­ción sea sus­ten­ta­ble.

Fer­ti­li­zan­tes. En un nue­vo mo­de­lo agrí­co­la, la fer­ti­li­za­ción de­be cum­plir con la mi­sión de ir re­cu­pe­ran­do la fer­ti­li­dad quí­mi­ca per­di­da, po­co a po­co.

Ro­ta­cio­nes. Son una he­rra­mien­ta de cap­tu­ra de re­cur­sos am­bien­ta­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.