La jo­jo­ba, de la Rio­ja al mun­do

Se siem­bran 3.000 hec­tá­reas del cul­ti­vo. Su acei­te se ex­por­ta y se uti­li­za en la in­dus­tria de la cos­mé­ti­ca.

Clarin - Rural - - AGROINDUSTRIA - LA RIO­JA. EN­VIA­DO ES­PE­CIAL Esteban Fuen­tes efuen­tes@cla­rin.com

La pro­vin­cia de La Rio­ja no so­lo se ca­rac­te­ri­za por las pro­duc­cio­nes oli­ví­co­las y vi­ti­vi­ní­co­las, si no que hay una al­ter­na­ti­va que cre­ce si­len­cio­sa­men­te pe­ro ve­loz­men­te. Es el acei­te de jo­jo­ba, un cul­ti­vo tra­di­cio­nal­men­te pa­ra uso in­dus­trial que tie­ne múl­ti­ples apli­ca­cio­nes, fun­da­men­tal­men­te el des­tino prin­ci­pal es pa­ra la in­dus­tria de la cos­mé­ti­ca.

Es­ta pro­vin­cia ha­ce 20 años que se me­tió de lleno en es­ta ac­ti­vi­dad, sobre to­do en cer­ca­nías a Ba­ña­do de los Pan­ta­nos, una pe­que­ña lo­ca­li­dad del de­par­ta­men­to Arauco, en el nor­te de La Rio­ja. Hay apro­xi­ma­da­men­te 3.000 hec­tá­reas im­plan­ta­das que se las re­par­ten en­tre 10 y 15 pro­duc­to­res que ya ven­den el pro­duc­to in­dus­tria­li­za­do. Así, la Ar­gen­ti­na, jun­to a Is­rael, son los prin­ci­pa­les pro­duc­to­res de es­te acei­te.

La to­ta­li­dad de la pro­duc­ción de jo­jo­ba se ex­por­ta a los mer­ca­dos de Ale­ma­nia, Fran­cia, Ja­pón y Es­ta­dos Uni­dos y ge­ne­ra di­vi­sas por un va­lor de U$S 10 mi­llo­nes anua­les. El ki­lo de acei­te va­ría en­tre U$S 10 y U$S 15. Ar­gen­ti­na es un país fi­ja­dor de pre­cios.

La con­ver­sión es muy bue­na: Con 2 ki­los y me­dio de se­mi­lla se ha­ce un li­tro de acei­te. El por­cen­ta­je de acei­te que con­tie­ne la se­mi­lla es del 50%.

“Se pue­de de­cir que hoy es ren­ta­ble la pro­duc­ción. Pe­ro he­mos pa­sa­do años muy du­ros”, re­co­no­ció a Cla­rín

Ru­ral Luis Bus­ti­llo, quien fue uno de los que in­tro­du­jo es­ta es­pe­cie a la Ar­gen­ti­na. A su vez, una par­te de la pro­duc­ción se ex­por­ta co­mo se­mi­lla a un va­lor co­mer­cial de U$S 5 el ki­lo.

El es­pe­cia­lis­ta hi­zo un po­co de his­to­ria y re­cor­dó los ini­cios de es­ta olea­gi­no­sa. “Es­te cul­ti­vo es nue­vo, con re­cien­te do­mes­ti­ca­ción de la plan­ta. Se in­tro­du­jo en la Ar­gen­ti­na en 1981 con una ini­cia­ti­va pri­va­da. Ad­mi­nis­tra­ba un cam­po en Río Ne­gro y jun­to a la fa­mi­lia due­ña del cam­po don­de tra­ba­ja­ba, en busca de nue­vas pro­duc­cio­nes pa­ra la zo­na, nos di­mos cuen­ta que era es­pe­cial pa­ra otro ti­po de am­bien­te. Era ideal pa­ra los suelos are­no­sos de la pro­vin­cia de La Rio­ja, que era don­de vi­vía (y si­gue vi­vien­do)”, es­pe­ci­fi­có .

Se­gún el ex­per­to, el pun­to más crí­ti­co de la jo­jo­ba es que re­quie­re de ho­ras de frios pa­ra flo­re­cer pe­ro es sen­si­ble a las he­la­das. “Se ubi­ca bien en zo­nas de po­cas he­la­da pe­ro no tro­pi­ca­les por­que la plan­ta ne­ce­si­ta del frio pa­ra po­der desa­rro­llar­se de for­ma co­rrec­ta”, des­cri­bió.

En cuan­to al ma­ne­jo, Bus­ti­llo, quien se desem­pe­ña ac­tual­men­te co­mo Se­cre­ta­rio de In­dus­tria de La Rio­ja, ex­pli­có que se pue­de sem­brar en oto­ño y en pri­ma­ve­ra. “La siem­bra oto­ñal tie­ne co­mo ca­rac­te­rís­ti­ca que se im­plan­ta en suelos ca­lien­tes y es­to ge­ne­ra que se arrai­gue la plan­ta pe­ro hay ries­gos con las he­la­das. Y la pri­ma­ve­ral es más se­gu­ra pe­ro el cre­cie­mien­to ra­di­cu­lar es mas len­to”, se­ña­ló el ex­per­to.

Y a par­tir de los 5 años co­mien­za re­cién la plan­ta a pro­du­cir co­mer­cial­men­te (se pa­ga los cos­tos de pro­duc­ción). “Al oc­ta­vo año la plan­ta al­can­za su po­ten­cial con 2.500 ki­los. Aho­ra hay plan­tas de 30 años pro­du­cien­do muy bien”, aña­dió. En es­te sen­ti­do, acla­ró que la idea es in­ver­tir en ge­né­ti­ca pa­ra no per­der la po­si­ción in­ter­na­cio­nal que se lo­gró en los úl­ti­mos años

Asi­mis­mo, la fer­ti­li­za­ción, el rie­go, la elec­ción del lu­gar pa­ra sem­brar y la po­da son claves pa­ra lo­grar al­tos rin­des. “El pun­to dé­bil son los hon­gos de la raiz que com­pli­can el desa­rro­llo de la plan­ta”, cul­mi­nó.

Co­se­cha. La olea­gi­no­sa pro­du­ce 2.500 ki­los por hec­tá­rea. Al oc­ta­vo año la plan­ta ex­pre­sa su po­ten­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.