El gi­ra­sol pue­de dar el gran sal­to en el NEA

En un se­mi­na­rio de la ca­de­na del cul­ti­vo apun­ta­ron cuá­les son las cla­ves pa­ra cre­cer en pro­duc­ti­vi­dad.

Clarin - Rural - - TAPA - Es­te­ban Fuen­tes efuen­tes@cla­rin.com

La ca­de­na del cul­ti­vo des­ta­có en Cha­co las ex­ce­len­tes con­di­cio­nes pa­ra el nue­vo ci­clo.

El gi­ra­sol fue uno de los cul­ti­vos que re­pun­tó du­ran­te el año pa­sa­do tras la qui­ta de las re­ten­cio­nes (tri­bu­ta­ba 32% el grano y 30% el acei­te). El área cre­ció un 32% al­can­zan­do 1,7 millones de hec­tá­reas y la pro­duc­ción as­cen­dió a 3,3 millones de to­ne­la­das, 35% más que el ci­clo an­te­rior.

Pun­tual­men­te, en el no­res­te ar­gen­tino (NEA), fue en una de las re­gio­nes don­de el gi­ra­sol vol­vió a ver el sol. Se sem­bra­ron 325.000 hec­tá­reas en el ci­clo 2016/17, ca­si un 50% más que el año an­te­rior con una pro­duc­ción de 538.000 to­ne­la­das y un rin­de pro­me­dio de 1.800 ki­los por hec­tá­rea.

Sin em­bar­go, la olea­gi­no­sa aún tiene mu­cho po­ten­cial en es­ta zo­na pa­ra cre­cer. Con es­te ob­je­ti­vo, la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Gi­ra­sol (Asa­gir) reali­zó dos jor­na­da en Cha­co pa­ra co­no­cer las cla­ves pa­ra “el éxi­to del gi­ra­sol”. Una fue en Pam­pa del In­fierno, al que asis­tió Cla­rín Ru­ral, y la otra, en Cha­ra­ta. Am­bas jor­na­das hi­cie­ron fo­co en dos pun­tos: el ma­ne­jo del cul­ti­vo y la co­mer­cia­li­za­ción.

El NEA se pre­sen­ta co­mo una de las zo­nas con me­jo­res pers­pec­ti­vas pa­ra cre­cer en área y pro­duc­ti­vi­dad es­te año ya que el per­fil del sue­lo es­tá car­ga­do en una épo­ca que no se ca­rac­te­ri­za por las pre­ci­pi­ta­cio­nes. El plu­vió­me­tro mar­có ca­si 1.000 mi­lí­me­tros de ma­yo 2016 a ma­yo 2017 y en los úl­ti­mos 4 me­ses las llu­vias lle­ga­ron a los 300 mi­lí­me­tros mien­tras que el pro­me­dio de los úl­ti­mos 80 años era de 205 mi­lí­me­tros en es­te lap­so.

No obs­tan­te, es­tas con­di­cio­nes cli­má­ti­cas tam­bién fa­vo­re­cen la pro­li­fe­ra­ción de las ma­le­zas. “La idea es tra­ba­jar con con­tro­les quí­mi­cos en el bar­be­cho, con la ge­né­ti­ca a sem­brar y con las fe­chas de siem­bra. Hay que apli­car her­bi­ci­das re­si­dua­les pa­ra dis­mi­nuir el ban­co de se­mi­llas por­que el cre­ci­mien­to ini­cial del gi­ra­sol es len­to por lo que las ma­le­zas se re­pro­du­cen con ma­yor fa­ci­li­dad en ese pe­río­do”, des­ta­có Ga­brie­la Guevara, es­pe­cia­lis­ta en es­ta te­má­ti­ca del In­ta Saenz Pe­ña (Cha­co).

Es­te año, agre­gó la ex­per­ta, ha si­do par­ti­cu­lar por la gran can­ti­dad de llu­vias. Pe­ro lo nor­mal en es­ta re­gión es que las mis­mas se den de oc­tu­bre a mar­zo (75% del to­tal de llu­vias es en es­te pe­río­do). De­bi­do a es­to, es fun­da­men­tal ha­cer un co­rrec­to bar­be­cho pa­ra acu­mu­lar el agua pa­ra la pos­te­rior siem­bra. En­tre las prin­ci­pa­les ma­le­zas en es­ta eta­pa se des­ta­can pa­ne­ta­ria, pe­lu­di­lla, vio­le­ti­lla, en­tre otros yu­yos.

Otro te­ma pun­tual que se abor­dó en el se­mi­na­rio es có­mo dis­mi­nuir el da­ño de las aves, prin­ci­pal­men­te de pa­lo­mas. “En es­ta zo­na se de­ben ele­gir los hí­bri­dos que ten­gan ma­yor in­cli­na­ción pa­ra que las aves no pue­dan co­mer las se­mi­llas de los ca­pí­tu­los”, re­cal­có Se­bas­tián Zuil, téc­ni­co del In­ta Re­con­quis­ta (San­ta Fe).

Asi­mis­mo, otro de los pun­tos que men­cio­nó fue la ba­ja de la den­si­dad de siem­bra en el cul­ti­vo. Es­to ha­ce que crez­ca el nú­me­ro y el pe­so de los gra­nos pa­ra que las aves no pue­dan co­mer el grano por el gran ta­ma­ño.“Es fun­da­men­tal una ma­yor fer­ti­li­za­ción”, agre­gó el ex­per­to.

Y agre­gó una al­ter­na­ti­va más: que es el se­ca­do an­ti­ci­pa­do del gi­ra­sol cuan­do el cul­ti­vo tiene un 25% de hu­me­dad.

La otra pa­ta fun­da­men­tal pa­ra al­can­zar el éxi­to del gi­ra­sol es la in­dus­tria. En Cha­co es­tán es­ta­ble­ci­das las gran­des com­pa­ñías co­mo Car­gill, Bun­ge, Acei­te­ra General Dehe­za (AGD), Com­pa­ñía Ar­gen­ti­na de Gra­nos, Aso­cia­ción de Coope­ra­ti­vas Ar­gen­ti­nas (ACA), y hay que su­mar­le las em­pre­sas lo­ca­les. “An­te los inundaciones en el oeste de Bue­nos Ai­res y La Pam­pa, dos zo­nas clá­si­cas pa­ra el gi­ra­sol, el NEA to­ma ma­yor im­por­tan­cia es­te año”, des­ta­có Ma­riano Pi­cot­to, Ope­ra­dor Co­mer­cial de Olea­gi­no­sas de Acei­te­ra General Dehe­za y miem­bro de Asa­gir.

La em­pre­sa cor­do­be­sa pro­ce­sa en to­tal 500.000 to­ne­la­das de gi­ra­sol con una pro­duc­ción de 200.000 to­ne­la­das de acei­te. Se­gún Pi­cot­to, en es­tos días da­rán a co­no­cer el pre­cio de re­fe­ren­cia del gi­ra­sol pa­ra la nue­va cam­pa­ña, pe­ro ade­lan­tó que ron­da­rá en­tre U$S 270 y U$S 280 por to­ne­la­da más la pri­ma por ma­te­ria gra­sa. AGD, que cuen­ta con una plan­ta en Cha­ra­ta, in­vir­tió aho­ra en Pam­pa del In­fierno. La plan­ta ten­drá una ca­pa­ci­dad de 22.000 to­ne­la­das con des­vío fe­rro­via­rio. “Nos in­cen­ti­vó es­ta in­ver­sión la reac­ti­va­ción del tren”, sos­tu­vo.

En es­te sen­ti­do, Jorge In­ga­ra­mo, ase­sor eco­nó­mi­co de Asa­gir, se­ña­ló que con es­te va­lor de la olea­gi­no­sa, el cul­ti­vo es ren­ta­ble pa­ra el pro­duc­tor, de­jan­do un mar­gen de ca­si U$S 600 por hec­tá­rea en una pro­duc­ción nor­mal (2.000 ki­los por hec­tá­rea). “El pro­duc­tor tiene el Sio Gra­nos co­mo una he­rra­mien­ta de re­fe­ren­cia pa­ra po­der sa­ber a qué pre­cios se co­mer­cia­li­za y evi­tar dis­tor­sio­nes”, ce­rró.

Gi­ra­sol. El pro­duc­tor de­be bus­car hí­bri­dos que ten­gan una in­cli­na­ción ade­cua­da pa­ra evi­tar el da­ño de aves.

In­ga­ra­mo. El es­pe­cia­lis­ta des­ta­có el al­to va­lor del acei­te de gi­ra­sol.

Guevara. La ex­per­ta del IN­TA hi­zo fo­co en el con­trol de ma­le­zas.

Zuil. El téc­ni­co del IN­TA ex­pli­có có­mo achi­car los da­ños por aves.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.