Vi­nos: el te­rru­ño su­ma mu­cho va­lor agre­ga­do

Hay vi­ñe­dos que ya apues­tan a desa­rro­llar una iden­ti­dad re­gio­nal pa­ra su pro­duc­tos de al­ta ca­li­dad.

Clarin - Rural - - EL MANEJO GANADERO | VITIVINICULTURA - So­le­dad Gon­zá­lez -

Si bien el con­su­mo de vi­nos en la Ar­gen­ti­na ca­yó en los úl­ti­mos me­ses, la in­dus­tria vi­ti­vi­ní­co­la bus­ca in­no­var pa­ra se­guir atra­yen­do nuevos con­su­mi­do­res y tam­bién ex­por­tar más.

Con es­te ob­je­ti­vo en la mi­ra, lle­van va­rios años tra­ba­jan­do en el desa­rro­llo de te­rru­ños y par­ce­las es­pe­cí­fi­cas que le den iden­ti­dad al vino, con lo cual se apor­ta un di­fe­ren­cial al con­su­mi­dor. Hoy se pue­den ver en las gón­do­las del mun­do, vi­nos con in­di­ca­cio­nes geo­grá­fi­cas ar­gen­ti­nas y vi­nos de par­ce­la -sin­gle vi­ne­yards-, que atraen no so­lo por su va­rie­tal, sino por sus par­ti­cu­la­ri­da­des.

Una In­di­ca­ción Geo­grá­fi­ca Re­co­no­ci­da (IG), se­gún re­se­ña la Or­ga­ni­za­ción Mundial de la Vid y el Vino (OIV), es el nom­bre de una re­gión o lu­gar, que en lo que se re­fie­re a vi­nos es­tá re­la­cio­na­do con una ca­li­dad y con una ca­rac­te­rís­ti­ca del pro­duc­to atri­bui­das al me­dio geo­grá­fi­co.

En el vie­jo mun­do vi­ti­vi­ní­co­la es­te ti­po de de­li­mi­ta­ción tiene si­glos, en la Ar­gen­ti­na, en cam­bio, su apa­ri­ción y uso es re­la­ti­va­men­te nue­vo y só­lo cuen­ta con 18 años de an­ti­güe­dad.

De he­cho, tras la san­ción de la Ley 25.165 en 1999, que es­ta­ble­cía la pro­tec­ción de las in­di­ca­ción de pro­ce­den­cia (IP) y geo­grá­fi­ca (IG), la Ar­gen­ti­na ha de­li­mi­ta­do al­go más de 195 IG, de las cua­les unas 110 se en­cuen­tran en Men­do­za, se­gún los úl­ti­mos datos del INV. Pe­ro la de­li­mi­ta­ción es so­lo un pa­so y va­rias bo­de­gas han tra­ba­ja­do muy fuer­te en desa­rro­llar in­ves­ti­ga­cio­nes so­bre el sue­lo y cli­ma de es­tas micro re­gio­nes pa­ra pro­du­cir vi­nos de al­ta ca­li­dad.

Una de ellas es Ca­te­na Za­pa­ta. La bo­de­ga pu­so en mar­cha en 1995 el Ca­te­na Ins­ti­tu­te of Wi­ne (CIW) con el ob­je­ti­vo de in­ves­ti­gar có­mo desa­rro­llar vi­nos de al­ta ca­li­dad. “Nues­tro fo­co es en­ten­der la na­tu­ra­le­za”, ase­gu­ró Fer­nan­do Bus­ce­ma, di­rec­tor eje­cu­ti­vo del CIW y Chief Wi­ne­ma­ker de CA­RO, la bo­de­ga que Ni­co­lás Ca­te­na tiene en so­cie­dad con el ba­rón Eric de Roths­child, pro­pie­ta­rio del re­co­no­ci­do Châ­teau La­fi­te Roths­child en Fran­cia.

Bus­ce­ma cuen­ta que tra­ba­jan so­bre va­rios hi­los con­duc­to­res en la in­ves­ti­ga­ción de su vi­ñe­do Adrian­na, que se en­cuen­tra ubi­ca­do en Gual­ta­llary en el Valle de Uco en Men­do­za. “Nos he­mos en­fo­ca­do en en­con­trar un Pre­mier Cru ar­gen­tino; es de­cir, lo­grar un vi­ñe­do, una re­gión, una par­ce­la, que nos per­mi­ta pro­du­cir un gran vino que pue­da com­pe­tir con los gran­des del mun­do. Y en los úl­ti­mos años nos he­mos en­fo­ca­do en el vi­ñe­do Adrian­na. Allí ya te­ne­mos 5 vi­nos de par­ce­la”, des­ta­có Bus­ce­ma.

Ya sea vino he­cho den­tro de una IG o un sin­gle vi­ne­yard, el po­ten­cial de ca­li­dad exis­te y los con­su­mi­do­res pa­gan más por ello. “Si bien se tra­ta de un desa­rro­llo in­ci­pien­te, hoy en­ten­de­mos que el con­su­mi­dor de­man­da vi­nos que sean es­pe­cí­fi­cos de un lu­gar, más per­so­na­li­za­dos y es­tá dis­pues­to a pa­gar un di­fe­ren­cial por eso”, in­di­có Ma­tías Mi­che­li­ni, enó­lo­go de Pas­sio­na­te Wi­nes.

Ed­gar­do del Pó­po­lo, ge­ren­te general de Bo­de­ga Do­mi­nio del Pla­ta, re­cal­có que las in­ves­ti­ga­cio­nes so­bre te­rru­ños en Ar­gen­ti­na han si­do hasta aho­ra es­fuer­zos in­di­vi­dua­les. Pe­ro el es­pe­cia­lis­ta re­sal­tó la pro­duc­ción de otras zo­nas, no só­lo en Men­do­za, que han te­ni­do bue­nas re­per­cu­sio­nes, co­mo es el ca­so del Pe­der­nal en San Juan. “Es un lu­gar es muy pro­mi­so­rio pa­ra el desa­rro­llo de vi­nos de al­ta ca­li­dad”, con­clu­yó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.