Acor­tar la bre­cha, una opor­tu­ni­dad

Clarin - Rural - - RU­RAL - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@clarin.com

Si al­go ha­cía fal­ta pa­ra con­fir­mar la enor­me opor­tu­ni­dad que se pre­sen­ta pa­ra la car­ne va­cu­na, lle­ga­ron los da­tos del IPC­VA so­bre las ex­por­ta­cio­nes a Chi­na. Con 30.000 to­ne­la­das en los pri­me­ros cin­co me­ses del 2017, ocu­pa hol­ga­da­men­te el pri­mer lu­gar en vo­lu­men: tres ve­ces más que los em­bar­ques a Chi­le, el se­gun­do des­tino y cua­tro que a Is­rael, el ter­ce­ro.

Es­ta es la foto. La pe­lí­cu­la es más fuer­te. Ha­ce cua­tro años Chi­na no exis­tía. En­tre enero y ma­yo de 2014 apa­re­ció en el ma­pa con sor­pren­den­tes 5000 to­ne­la­das. Des­de en­ton­ces, se mul­ti­pli­có por 6. Y si bien los pre­cios son in­fe­rio­res a los de otros des­ti­nos (lle­van cor­tes de me­nor va­lor y, por aho­ra, con­ge­la­dos y no fres­cos) per­mi­ten me­jo­rar la in­te­gra­ción del ani­mal. Los cor­tes más ca­ros si­guen yen­do a la UE, ya sea a tra­vés de la cuo­ta Hil­ton o la más re­cien­te 481 pa­ra car­ne de feed­lot.

A es­te rit­mo, Chi­na “ame­na­za” con arra­sar con to­do. La ga­na­de­ría ar­gen­ti­na, y la de la re­gión, se en­cuen­tran fren­te a un re­vi­val de la epo­pe­ya de ha­ce 150 años, cuan­do el in­ven­to del bu­que fri­go­rí­fi­co per­mi­tió aten­der al ex­plo­si­vo mercado bri­tá­ni­co. Pa­ra ello hu­bo que or­ga­ni­zar­se co­mo na­ción. “Alam­bren, no sean bár­ba­ros”, gri­tó Sar­mien­to. Los co­lo­nos, el ara­do, la al­fal­fa, el mo­lino, las agua­das. Tar­quino, Vir­tuo­so y Niá­ga­ra, los ele­gi­dos de los cria­do­res. Los fe­rro­ca­rri­les y fri­go­rí­fi­cos en los puer­tos de Ro­sa­rio, el Ria­chue­lo, Be­ris­so. Por­que aquí ha­bía fá­bri­cas an­tes del 45.

Per­di­mos el tren. En­tre otras co­sas, el tren de la tec­no­lo­gía. La agri­cul­tu­ra, en los úl­ti­mos trein­ta años, dio un sal­to tre­men­do. Aún fal­ta, pe­ro se pu­so a ti­ro del pri­mer mun­do. En al­gu­nos ru­bros, co­mo la so­ja, es un cla­ro lí­der en to­da la ca­de­na. Es­ta semana se co­no­cie­ron los rin­des, zo­na por zo­na. A pe­sar de los ex­ce­sos hí­dri­cos y la de­mo­ra en le­van­tar una aza­ro­sa co­se­cha, se su­pe­ran cla­ra­men­te los pro­me­dios de Io­wa, Illi­nois o los Ce­rra­dos de Bra­sil.

Fren­te a es­te pa­no­ra­ma, la ga­na­de­ría pa­sea su atra­so en cua­tro pa­tas. La efi­cien­cia del stock es pau­pé­rri­ma. La com­bi­na­ción de un por­cen­ta­je de des­te­te que ape­nas ro­za el 60%, con un pe­so de fae­na ri­dí­cu­la­men­te ba­jo, no so­lo sig­ni­fi­ca una di­la­pi­da­ción fe­no­me­nal del re­cur­so más es­ca­so, la va­ca. Es el ver­da­de­ro torno de la fá­bri­ca de car­ne. Cua­tro de ca­da diez tor­nos per­ma­ne­ce ocio­so, pe­ro con un agra­van­te: igual si­gue con­su­mien­do.

Y es­to sig­ni­fi­ca no so­lo pér­di­da eco­nó­mi­ca. Tam­bién hay una com­po­nen­te am­bien­tal a la que hay que pres­tar­le aten­ción. Las emi­sio­nes de me­tano de los ru­mian­tes cons­ti­tu­yen una de las componentes más de­li­ca­das del fe­nó­meno del cam­bio cli­má­ti­co. Co­mo en to­do pro­ce­so, el pri­mer pa­so pa­ra re­du­cir el im­pac­to am­bien­tal es me­jo­rar la efi­cien­cia. Pa­ra ello se de­be ope­rar en to­do el circuito pro­duc­ti­vo. Des­de la cría, lo­gran­do pre­ñar to­das las va­cas, has­ta el en­gor­de, lle­van­do a más ki­los ca­da ani­mal lo­gra­do.

En es­tas pá­gi­nas, des­de ha­ce años, ve­ni­mos im­pul­san­do el cam­bio tec­no­ló­gi­co en la ga­na­de­ría. Con or­gu­llo, ad­ver­ti­mos que ayer mis­mo, en su clá­si­ca “Ex­pe­rien­cia Fo­rra­je­ra” de Ameg­hino, la gen­te de Claas in­tro­du­jo dos char­las so­bre te­mas lan­za­dos en Cla­rín Ru­ral: el sh­red­la­ge y el ear­la­ge. Am­bas apun­tan a me­jo­rar la efi­cien­cia nu­tri­cio­nal. Más li­tros de le­che, o más ki­los de car­ne por hec­tá­rea. Va­lor agre­ga­do en ori­gen. Por­que va­lor agre­ga­do no es ma­yor gra­do de ela­bo­ra­ción sino re­duc­ción del cos­to por uni­dad de pro­duc­to.

Si va­mos a abas­te­cer la de­man­da chi­na, sin des­aten­der otros mer­ca­dos que si­guen vi­vi­tos y co­lean­do, más la vo­ra­ci­dad crio­lla que fe­liz­men­te no sa­be pres­cin­dir del asa­do, ha­brá que ani­mar­se al gran sal­to. Mu­chos lo es­tán dan­do. La ma­yo­ría viene muy atrás. Acor­tar la bre­cha es una opor­tu­ni­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.