La ge­né­ti­ca fue cla­ve en tri­go y so­ja

El me­jor es­ce­na­rio co­mer­cial pa­ra es­tos cul­ti­vos es­ti­mu­ló la in­ver­sión pro­duc­ti­va el úl­ti­mo ci­clo.

Clarin - Rural - - AGRI­CUL­TU­RA -

La co­se­cha so­je­ra, que ya es­tá en su rec­ta fi­nal con más del 90% de la su­per­fi­ce tri­lla­da, se en­ca­mi­na a una pro­duc­ción de 57,5 mi­llo­nes de to­ne­la­das, la se­gun­da más alta de los úl­ti­mos 17 años, de acuer­do a los da­tos de la Bol­sa por­te­ña. El tri­go, des­pués de va­rias cam­pa­ñas muy di­fí­ci­les por las tra­bas a su co­mer­cia­li­za­ción, tam­bién ce­rró un muy buen ci­clo en enero, con una tri­lla de 18 mi­llo­nes de to­ne­la­das, se­gún el Mi­nis­te­rio de Agroin­dus­tria, y aho­ra se es­ti­ma que se sem­bra­rán 5,5 mi­llo­nes de hec­tá­reas con el prin­ci­pal ce­real de in­vierno.

“La cam­pa­ña que ter­mi­na, la 2016/17, mar­có un re­na­cer pa­ra la agri­cul­tu­ra ar­gen­ti­na. Fue la primera que se sem­bró con nue­vas re­glas de jue­go pa­ra el sec­tor: sin re­ten­cio­nes (sal­vo pa­ra la so­ja), con li­ber­tad de mer­ca­dos y con un so­lo ti­po de dó­lar. Esas con­di­cio­nes im­pul­sa­ron a los pro­duc­to­res a vol­ver a in­ver­tir”, des­ta­ca­ron des­de el se­mi­lle­ro Don Ma­rio, que tie­ne su ba­se en la lo­ca­li­dad de Cha­ca­bu­co (en la provincia de Bue­nos Ai­res).

La nor­ma­li­za­ción del cli­ma de ne­go­cios pa­ra el agro per­mi­tió a los pro­duc­to­res apos­tar a la ge­né­ti­ca y al ma­ne­jo de pun­ta.

“En so­ja, el prin­ci­pal cul­ti­vo del país, la va­rie­dad más ven­di­da fue la DM4612, con tec­no­lo­gía RR1 de re­sis­ten­cia a gli­fo­sa­to. Se tra­ta de un ma­te­rial del gru­po 4 me­dio, que se adap­tó muy bien a las di­fí­ci­les con­di­cio­nes cli­má­ti­cas de es­ta cam­pa­ña”, ase­gu­ró Gas­tón Suar­diaz, ge­ren­te de Ven­tas y Mar­ke­ting de la com­pa­ñía. En el ca­so del tri­go, de acuer­do a los da­tos que ma­ne­ja la em­pre­sa, la va­rie­dad más sem­bra­da del país fue “Al­ga­rro­bo”.

Al ha­cer un ba­lan­ce de la cam­pa­ña, Suar­diaz re­cor­dó que hu­bo pro­ble­mas im­por­tan­tes por las inun­da­cio­nes en el sur de la zo­na nú­cleo, con pro­duc­to­res en si­tua­cio­nes di­fí­ci­les -por la fal­ta de in­fra­es­truc­tu­ra hí­dri­ca­que ha­brá que aten­der.

Pe­ro tam­bién di­jo que los rin­des pro­me­dios na­cio­na­les en so­ja es­tu­vie­ron en los ni­ve­les his­tó­ri­cos, in­clu­so con al­gu­nos nú­me­ros muy bue­nos, so­bre to­do en el nor­te, en el Li­to­ral y en el cen­tro-nor­te de la provincia de Cór­do­ba.

“En el NEA vi­mos ren­di­mien­tos con­sis­ten­tes por arri­ba de los 4.000 ki­los por hec­tá­rea, lo cual es muy bueno pa­ra la re­gión. En el cen­tro nor­te de Cór­do­ba tu­vi­mos un clien­te que ob­tu­vo 5.000 ki­los de so­ja de se­gun­da so­bre un tri­go de 5.500 ki­los, en un lo­te con rie­go y con una va­rie­dad con tec­no­lo­gía In­tac­ta del gru­po 5 me­dio”, des­ta­có el eje­cu­ti­vo.

Es­tas cifras de rin­de mar­can el im­por­tan­te potencial que tie­ne la so­ja pa­ra con­so­li­dar ren­di­mien­tos al­tos en to­do el país.

“Es cier­to que to­da­vía hay que ajus­tar mu­chos componentes del pa­que­te de ma­ne­jo del cul­ti­vo, pe­ro es­tá cla­ro que quien lo ha­ce le sa­ca a la ge­né­ti­ca to­do el potencial que tie­ne pa­ra lo­grar al­tos ren­di­mien­tos”, con­clu­yó Suar­diaz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.