El agro y el desafío del car­bono

El au­tor des­ta­ca el gran po­ten­cial que tie­ne la agri­cul­tu­ra ar­gen­ti­na pa­ra se­cues­tar car­bono at­mos­fé­ri­co y mi­ti­gar ga­ses efec­to in­ver­na­de­ro.

Clarin - Rural - - PRIMER NIVEL - Luis Urri­za Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

El cam­bio cli­má­ti­co le plan­tea a la agri­cul­tu­ra el desafío de se­cues­trar car­bono at­mos­fé­ri­co, al­ma­ce­nan­do ma­te­ria or­gá­ni­ca en el sue­lo, dis­mi­nu­yen­do así el efec­to in­ver­na­de­ro, y Ar­gen­ti­na es un lí­der glo­bal.

To­dos co­no­ce­mos el rol pri­mor­dial de la agri­cul­tu­ra en la hu­ma­ni­dad, par­tien­do de la ba­se vi­tal de ali­men­tar al mun­do, pa­san­do por to­dos los ser­vi­cios que pro­por­cio­na, des­de la ge­ne­ra­ción de mano de obra y de­sa­rro­llo lo­cal, has­ta la pro­vi­sión de di­ver­sos pro­duc­tos in­dus­tria­les y me­di­ci­na­les.

Po­ca con­cien­cia te­ne­mos del nue­vo rol al que es­ta lla­ma­da la agri­cul­tu­ra uni­ver­sal en de­fen­sa del me­dio am­bien­te. Los sue­los pro­duc­ti­vos han si­do un pre­cia­do re­ga­lo de la na­tu­ra­le­za pa­ra el de­sa­rro­llo de la hu­ma­ni­dad, pe­ro de aho­ra en ade­lan­te esos mis­mos sue­los, que tan­to he­mos usu­fruc­tua­do, nos ofre­cen la po­si­bi­li­dad de acu­mu­lar car­bono en for­ma de ma­te­ria or­gá­ni­ca.

Es­te pro­ce­so no so­lo per­mi­ti­rá me­jo­rar la si­tua­ción ac­tual de ex­ce­so de car­bono y ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro en la at­mos­fe­ra, que pro­vo­ca el cam­bio cli­má­ti­co, sino que a su vez, nos per­mi­ti­rá de­vol­ver­le al sue­lo al­go de to­do lo que nos ha da­do; es de­cir , re­po­ner­le ma­te­ria or­gá­ni­ca, que sig­ni­fi­ca ma­yor fer­ti­li­dad, más vi­da.

Ca­si la to­ta­li­dad de los paí­ses del mun­do, con di­fe­ren­tes ma­ti­ces, opi­nio­nes cien­tí­fi­cas e in­te­re­ses dis­tin­tos, van lo­gran­do con­sen­sos con- cre­tos en ám­bi­tos co­mo la alian­za mun­dial del sue­lo de FAO, la ini­cia­ti­va 4 por 1.000, y tan­tos otros, en la ne­ce­si­dad de de­vol­ver­le car­bono or­gá­ni­co a los sue­los agrí­co­las y el im­pac­to po­si­ti­vo que es­to trae­rá so­bre la sos­te­ni­bi­li­dad y el me­dio am­bien­te glo­bal.

Las po­si­bi­li­da­des ar­gen­ti­nas son enor­mes: so­mos lí­de­res mun­dia­les en ma­te­ria agrí­co­la, ma­ne­ja­mos es­tán­da­res tec­no­ló­gi­cos de pri­mer ni­vel, ali­men­ta­mos a 6 ve­ces nues­tra po­bla­ción al­re­de­dor de to­do el pla­ne­ta y po­de­mos ser uno de los paí­ses que más efi­cien­te­men­te cum­pla es­tas me­tas de acu­mu­la­ción de car­bono en el sue­lo.

Las ca­rac­te­rís­ti­cas que po­si­cio­nan a la agri­cul­tu­ra Ar­gen­ti­na co­mo lí­der tie­nen que ver con la efi­cien­cia de los pro­ce­sos y la tecnología apli­ca­da, y en par­ti­cu­lar con la siem­bra di­rec­ta.

Es­ta prác­ti­ca, apli­ca­da en el 90 % de la su­per­fi­cie, más que en cual­quier otro país del mun­do, per­mi­te una ma­yor efi­cien­cia del ci­clo del car­bono, de­jan­do más ras­tro­jo or­gá­ni­co so­bre el sue­lo y uti­li­zan­do me­nos com­bus­ti­ble fó­sil en el pro­ce­so pro­duc­ti­vo.

Por otra par­te te­ne­mos de­bi­li­da­des, co­mo una ro­ta­ción des­ba­lan­cea­da de cul­ti­vos. Pe­ro en to­do pro­ble­ma hay una opor­tu­ni­dad y ya la es­ta­mos apro­ve­chan­do, a par­tir de la qui­ta de re­ten­cio­nes al tri­go y el maíz que lle­vó ade­lan­te el ac­tual go­bierno.

En po­co más de una cam­pa­ña ya he­mos re­cu­pe­ra­do en 15 pun­tos por­cen­tua­les la par­ti­ci­pa­ción en la ro­ta­ción de es­tas gra­mí­neas, que apor­tan más car­bono al sue­lo. Es un ca­mino que ha­brá que pro­fun­di­zar pa­ra se­cues­tar más car­bono y ga­nar fer­ti­li­dad y sus­ten­ta­bi­li­dad.

Fer­ti­li­dad. Cuan­do se acu­mu­la car­bono, en for­ma de ma­te­ria or­gá­ni­ca, tam­bién se me­jo­ran los sue­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.