“Uno de los desafíos de la agri­cul­tu­ra es me­jo­rar la ima­gen de la in­dus­tria”

Clarin - Rural - - RURAL - Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com Ja­mes Duan

1- ¿Qué co­no­ce de la agri­cul­tu­ra ar­gen­ti­na, des­de el pun­to de vis­ta de las ma­le­zas de di­fí­cil con­trol?

Es­tu­ve en el 2002, cuan­do es­ta­ba en­fo­ca­do en el desa­rro­llo de in­sec­ti­das pa­ra Syn­gen­ta. Lue­go re­gre­sé en 2005 y en 2012, lue­go de ha­ber vi­vi­do un tiem­po en Es­ta­dos Uni­dos. En esa vi­si­ta, en mi rol ac­tual y con la ex­pe­rien­cia nor­te­ame­ri­ca­na, ya per­ci­bí la pro­ble­má­ti­ca de re­sis­ten­cia, que es­tá ins­ta­la­do ac­tual­men­te en el país.

¿Qué pa­só en­ton­ces cuan­do ha­bló so­bre es­to?

En­ton­ces, tu­ve reunio­nes con dis­tin­tos co­le­gas y ellos des­creían que la gra­ve­dad de del pro­ble­ma que exis­tía en Es­ta­dos Uni­dos lle­ga­ría fi­nal­men­te al país. Pe­ro su­ce­dió. Lo es­tá ocu­rrien­do ac­tual­men­te en Bra­sil, con las re­sis­ten­cias.

De esta for­ma, ¿có­mo di­men­sio­na la pro­ble­má­ti­ca de ma­le­zas en Ar­gen­ti­na?

Los pro­ble­mas son muy si­mi­la­res a que lo pa­sa­ba en Es­ta­dos Uni­dos ha­ce va­rios años, cuan­do el ma­ne­jo de las re­sis­ten­cias se vuel­ve ca­da Es el Lí­der glo­bal de Desa­rro­llo de Her­bi­ci­das, se­lec­ti­vos y no se­lec­ti­vos, de Syn­gen­ta des­de el año 2011. Es chino pe­ro es­tá ra­di­ca­do en Sui­za. Des­de su po­si­ción, se en­car­ga de la in­ves­ti­ga­ción y el desa­rro­llo de nue­vas tec­no­lo­gías quí­mi­cas en el ma­ne­jo de las ma­le­zas, la crea­ción de nue­vos in­gre­dien­tes ac­ti­vos y la for­mu­la­ción de es­tos pro­duc­tos y sus lan­za­mien­tos. Ade­más, ana­li­za to­do el ci­clo del ne­go­cio de pro­duc­tos y ajus­ta es­tra­te­gias co­mer­cia­les. En su pa­so por el país, par­ti­ci­pó del Sim­po­sio No Ma­le­zas de la com­pa­ñía y dia­lo­gó con Cla­rín Ru­ral. año más com­pli­ca­do. Pa­ra ir en­con­tran­do so­lu­cio­nes pau­la­ti­nas tie­ne que ha­ber un pro­gra­ma de con­trol de­fi­ni­do, que acom­pa­ñar­se con la ro­ta­ción de cul­ti­vos y de mo­dos de ac­ción, una do­sis com­ple­ta se com­ple­ta en el mo­men­tos ade­cua­do y con las con­di­cio­nes ade­cua­das. To­da es­tas, ade­más de ser pau­tas es­tra­té­gi­cas pa­ra el con­trol sa­ni­ta­rios, tam­bién alar­gan la vi­da de un pro­duc­to quí­mi­co. En Ar­gen­ti­na, el gran pro­ble­ma es que la ma­yo­ría de los pro­duc­to­res no son due­ño de la tie­rra y eso ge­ne­ra una men­ta­li­dad de cor­to pla­zo ya que el agri­cul­tor no sa­be si vol­ve­rá a esa tie­rra una vez que fi­na­li­ce el ci­clo del cul­ti­vo y per­ju­di­ca los plan­teos de lar­go pla­zo.

Des­de la in­ves­ti­ga­ción y el desa­rro­llo, ¿cuán­to tiem­po im­pli­ca iden­ti­fi­car un pro­ble­ma y lue­go lle­gar a la so­lu­ción tec­no­ló­gi­ca?

El desa­rro­llo de un pro­duc­to im­pli­ca de ocho a diez años, con mí­ni­mo sie­te años. Lue­go co­mien­za otro ca­mino que de­pen­de del país don­de se bus­ca re­gis­trar el pro­duc­to. Hay re­gio­nes, co­mo en Eu­ro­pa y tam­bién en Bra­sil, que la re­gis­tra­ción sig­ni­fi­ca mu­chas di­fi­cul­ta­des . En cam­bio, en la Ar­gen­ti­na, y pien­so que pa­ra el bien del productor, los pro­ce­sos re­gu­la­to­rios son me­nos pro­ble­má­ti- cos.

¿Có­mo de­fi­ne el ma­ne­jo agrí­co­la que ha­ce el productor ar­gen­tino?

Es­tu­ve vi­si­tan­do pro­duc­to­res en el nor­te de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res. Ellos tie­nen al­tos ren­di­mien­tos de so­ja y lo ha­cen con siem­bra di­rec­ta, con ex­ce­len­te co­no­ci­mien­to de con­ser­va­ción del agua. En su as­pec­to de es­ca­la pro­duc­ti­va y de co­no­ci­mien­to téc­ni­co, pien­so que el productor ar­gen­tino es uno de los me­jo­res del mun­do. Un as­pec­to ne­ga­ti­vo es que las po­lí­ti­cas de go­bierno de­be­rían fa­ci­li­tar la eco­no­mía de los pro­duc­to­res y brin­dar un con­tex­to de lar­go pla­zo pa­ra ellos ya ello ayu­da a las co­mu­ni­da­des. Ade­más, con­si­de­ro que con po­lí­ti­cas pú­bli­cas se pue­de ge­ne­rar mu­cha más cons­cien­cia am­bien­tal y eso fa­vo­re­ce­ría el ma­ne­jo de las pro­ble­má­ti­cas de las re­sis­ten­cias.

¿Cuál son los prin­ci­pa­les desafíos de la agri­cul­tu­ra glo­bal?

Son va­rios. Uno de ellos es la me­jo­ra de las li­cen­cias de tec­no­lo­gías ya que ca­da vez es más com­pli­ca­da la re­gis­tra­ción de los pro­duc­tos. To­ma tiem­po, por eso hay que ha­cer un ba­lan­ce entre lo se­gu­ro y no ge­ne­rar una di­fi­cul­tad. El se­gun­do desafío a re­sol­ver es la re­sis­ten­cia de ma­le­zas, pla­gas y en­fer­me­da­des. El ter­cer pro­ble­ma es el ca­len­ta­mien­to glo­bal que no so­lo al­te­ra la dis­po­ni­bi­li­dad de agua, sino que ade­más afec­ta los ci­clos bio­ló­gi­cos de las ad­ver­si­da­des sa­ni­ta­rias del cam­po. El cam­bio cli­má­ti­co es­tá cam­bian­do la bio­lo­gía de las es­pe­cies e im­pac­tan­do en la eco­no­mía de los pe­que­ños pro­duc­to­res. Otro de los desafíos es la me­jo­ra de la ima­gen pú­bli­ca de la in­dus­tria. Es­to es muy im­por­tan­te­por­que la gran ma­yo­ría de per­so­nas vi­ven en zo­nas ur­ba­nas que no tie­nen idea de có­mo se rea­li­za agri­cul­tu­ra y lo que im­pli­ca po­der pro­du­cir un cul­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.