“El ma­ne­jo agrí­co­la es­tá cam­bian­do pa­ra ase­me­jar­se a una in­dus­tria”

Clarin - Rural - - MERCADOS AGRICOLAS - Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

1- ¿Có­mo re­co­no­ce la reali­dad pro­duc­ti­va ar­gen­ti­na y, par­ti­cu­lar­men­te, el ma­ne­jo de la nu­tri­ción?

Re­co­rrí al­gu­nas zo­nas de la Re­gión Pam­pea­na y re­co­noz­co, sin du­das, su fer­ti­li­dad na­tu­ral. Tam­bién que las prác­ti­cas agrí­co­las que se rea­li­zan en es­tos sue­los, las ro­ta­cio­nes de cul­ti­vos y las es­tra­te­gias de ma­ne­jo son de ca­li­dad. La fer­ti­li­dad de es­ta zo­na es tan al­ta que ob­ser­vé que has­ta se siem­bra cul­ti­vos sin fer­ti­li­za­ción, algo muy preo­cu­pan­te por­que, a la lar­ga, los sue­los pue­den per­der su po­ten­cial y re­cu­pe­rar­lo pue­de ser muy cos­to­so.

2- Y, ¿có­mo ve al pro­duc­tor ar­gen­tino en su ma­ne­jo de la fer­ti­li­za­ción?

Pien­so que aun se si­gue apo­yan­do en los nu­trien­tes bá­si­cos pa­ra fer­ti­li­zar aun­que ya em­pe­zó a re­co­no­cer la im­por­tan­cia de otros nu­trien­tes, ma­cro y mi­cro­nu­trien­tes. Tam­bién de­tec­to que el agri­cul­tor lo­cal lo pri­me­ro que sa­ca de su pa­le­ta de pro­duc­tos cuan­do ha­ce un cul­ti­vo es el fer­ti­li­zan­te, una de­ci­sión no muy acer­ta­da de acuer­do a lo an­te­di­cho.

3- ¿Qué con­se­jos brin­da­ría pa­ra que

Es el ac­tual ge­ren­te a ni­vel glo­bal de la lí­nea Ya­ra Vi­ta Pro­co­te. Es co­lom­biano, se gra­duó co­mo in­ge­nie­ro agró­no­mo en la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de ese país y, des­de en­ton­ces, co­men­zó su ca­rre­ra pro­fe­sio­nal en Eu­ro­pa. Allí, hi­zo su maes­tría y post­doc­to­ra­do en Ale­ma­nia. En Ya­ra co­men­zó en el año 2009 pa­ra tra­ba­jar en una pla­ta­for­ma so­bre fós­fo­ro en el cen­tro de desa­rro­llo que la com­pa­ñía tie­ne en Poc­kling­ton (In­gla­terrra). Des­de ha­ce dos años a la ac­tua­li­dad, ocu­pa su po­si­ción ac­tual. En su pa­so por Ar­gen­ti­na dia­lo­gó con Cla­rín Ru­ral.

re­vea la je­rar­qui­za­ción de sus de­ci­sio­nes?

En el pro­ce­so de co­no­cer có­mo son los cul­ti­vos de al­to ren­di­mien­to y có­mo es­tán cam­bian­do los sis­te­mas pa­ra ge­ne­rar es­ca­las de pro­duc­ción más al­tas, el pro­duc­tor de­be sa­ber que se pue­den di­se­ñar es­tra­te­gias de ma­ne­jo es­pe­cí­fi­cas y ajus­ta­das pa­ra ca­da cul­ti­vos, que com­ple­men­tan la fer­ti­li­za­ción edá­fi­ca, y que per­mi­ten po­ten­ciar la ge­né­ti­ca. La pro­duc­ción agrí­co­la hoy es­tá cam­bian­do pa­ra ase­me­jar­se a una pro­duc­ción in­dus­trial, en la cual to­do es me­di­ble y fac­ti­ble de ajus­tar­se pa­ra con­se­guir el má­xi­ma re­torno de la pro­duc­ción.

4- ¿Cuá­les son los prin­ci­pa­les de la nu­tri­ción ve­ge­tal?

El prin­ci­pal desafío es cam­biar la men­ta­li­dad pro­duc­ti­va, en la cual el agri­cul­tor de­be de­jar de nu­trir el sue­lo, pa­ra pa­sar a nu­trir la plan­ta. Cuan­do pro­duc­ti­va­men­te se en­tien­da que no es ne­ce­sa­rio sa­tu­rar nu­tri­cio­nal­men­te un sis­te­ma pa­ra que to­me lo ne­ce­si­te en un so­lo mo­men­to y se com­pren­da que la plan­ta co­mo una fá­bri­ca de al­tos ren­di­mien­tos, po­dre­mos ofre­cer la fuen­te de nu­trien­tes, la do­sis y el mo­men­to de ma­ne­ra es­tra­té­gi­ca. Así tam­bién la pro­duc­ción agrí­co­la se­rá más ami­ga­ble con el am­bien­te.

5- ¿Qué rol ten­drá la tec­no­lo­gía en es­te desafío?

Se­rá muy im­por­tan­te. La agri­cul­tu­ra ‘in­dus­trial’ ten­de­rá a bus­car las apli­ca­cio­nes de fer­ti­li­zan­te di­ri­gi­das y exac­tas ha­cia los que las plan­tas ne­ce­si­tan. En­ton­ces, las in­no­va­cio­nes pa­ra ge­ne­rar nue­vas for­mas de apli­ca­ción, he­rra­mien­tas de me­di­ción pre­ci­sas o mo­di­fi­car tec­no­lo­gías ya exis­ten­tes, que ac­tual­men­te no son efi­cien­tes, se­rán com­po­nen­tes cla­ves.

6- ¿Qué rol ten­drán los bio­es­ti­mu­lan­tes, acom­pa­ñan­do la nu­tri­ción mi­ne­ral?

Es una he­rra­mien­ta que hay que re­co­no­cer en qué ca­sos es útil. Con­si­de­ra que ese co­no­ci­mien­to es co­no­ci­mien­to que to­da­vía no es­tá ma­du­ro. Pe­ro es­tá cla­ro que la co­mu­ni­dad cien­tí­fi­ca y co­mer­cial com­pren­de que hay sus­tan­cias bio­ló­gi­cas que es­ti­mu­lan un men­sa­je en la plan­ta y que pue­den ha­cer que la nu­tri­ción mi­ne­ral me­jo­re.

7- ¿Có­mo ima­gi­nas el cam­po del fu­tu­ro?

Las em­pre­sas se van a mo­ver ha­cia la di­gi­ta­li­za­ción pa­ra fa­ci­li­tar to­do ti­po de pro­ce­sos, des­de la ad­qui­si­ción de pro­duc­to has­ta la trans­fe­ren­cia de co­no­ci­mien­to. Tam­bién ten­dre­mos agri­cul­to­res más ca­pa­ci­ta­dos a quie­nes la com­pa­ñías de­be­re­mos oír pa­ra di­se­ñar tec­no­lo­gías de pun­ta. Ellos mis­mos, ade­más, ten­drán que te­ner más in­for­ma­ción pa­ra to­mar de­ci­sio­nes de ma­ne­jo muy rá­pi­das. To­do ge­ne­rá un mar­co ge­ne­ral pa­ra la agri­cul­tu­ra más in­me­dia­tis­ta. Por otra par­te, con­si­de­ro que, a ni­vel de fin­ca, se desa­rro­lla­rán tec­no­lo­gías de mo­ni­to­reo de cul­ti­vo de ma­ne­ra sa­te­li­tal. Asi­mis­mo, la fer­ti­li­za­ción tra­di­cio­nal que hoy co­no­ce­mos tam­bién cam­bia­rá pa­ra re­sol­ver di­ver­sos pro­ble­mas, tan­to de la pro­duc­ción agrí­co­la co­mo vin­cu­la­dos al am­bien­te.

An­drés Ran­gel

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.