Pa­ra “mi­cro­bio­li­zar la agri­cul­tu­ra”

Des­de la com­pa­ñía Ri­zo­bac­ter bus­can pro­mo­ver es­te nue­vo con­cep­to en el sec­tor y mos­trar sus be­ne­fi­cios.

Clarin - Rural - - CONGRESO DE AAPRESID - RO­SA­RIO. EN­VIA­DO ES­PE­CIAL Es­te­ban Fuen­tes efuen­tes@cla­rin.com

La mi­cro­bio­lo­gía es una de las ra­mas que ca­da vez tie­ne ma­yor pro­ta­go­nis­mo en la agri­cul­tu­ra mo­der­na. Y en el XXV Con­gre­so de Aa­pre­sid desa­rro­lla­do en Ro­sa­rio du­ran­te es­ta se­ma­na que­dó de ma­ni­fies­to. “Ne­ce­si­ta­mos ali­men­tar al mun­do y es­to re­quie­re de más ali­men­tos y de más ca­li­dad lo que ha­ce co­mo una al­ter­na­ti­va muy va­lio­sa el uso de mi­cro­bio­ló­gi­cos”, des­ta­có Gus­ta­vo Gon­zá­lez An­ta, Di­rec­tor de In­ves­ti­ga­ción, Desa­rro­llo y Ser­vi­cio Téc­ni­co de Ri­zo­bac­ter.

En es­te sen­ti­do, uno de los ejes que hi­zo fo­co du­ran­te su ta­ller fue en in­co­po­rar el con­cep­to de “mi­cro­bio­li­zar la agri­cul­tu­ra”. “Los mi­cro­or­ga­nis­mos y sus me­ta­bo­li­tos tie­nen por fi­na­li­dad sus­ti­tuir, po­ten­ciar o si­ner­gi­zar el efec­to y fun­cio­na­li­dad de di­fe­ren­tes fi­to­sa­ni­ta­rios y fer­ti­li­zan­tes des­de una vi­sión agro­nó­mi­ca y ge­ne­rar me­jo­ras del me­dio am­bien­te”, des­ta­có el in­ves­ti­ga­dor. En es­ta lí­nea, re­sal­tó que es­ta tec­no­lo­gía es pa­ra sus­ti­tuir al­gu­nos quí­mi­cos, pe­ro en la ma­yo­ría de los ca­sos, sir­ve pa­ra au­men­tar la efi­cien­cia de es­tos úl­ti­mos. “Son un com­ple­men­to”, agre­gó.

Co­mo ejem­plo, co­men­tó que cuan­do se pier­de ni­tró­geno y fós­fo­ro por li­xi­da­ción o vo­la­ti­li­za­ción, se eli­gen mi­cro­or­ga­nis­mos ade­cua­dos pa­ra que pue­dan pre­cap­tu­rar­los dar­se­los a la plan­ta pa­ra que se nu­tra de for­ma co­rrec­ta.

Es­te nue­vo con­cep­to dio sus pri­me­ros pa­sos en la nu­tri­ción ve­ge­tal a tra­vés de las bac­te­rias fi­ja­do­ras bio­ló­gi­cas de ni­tró­geno (FBN) y al mis­mo tiem­po se es­tán ins­ta­lan­do las he­rra­mien­tas mi­cro­bio­ló­gi­cas que ase­gu­ran me­jo­res pro­mo­cio­nes del cre­ci­mien­to ve­ge­tal y nu­tri­ción fos­fo­ra­da. Y aho­ra, es­tán avan­zan­do en el desa­rro­llo de otros mi­cror­ga­nis­mos so­lu­bi­li­za­do­res de po­ta­sio, azu­fre y zinc. Asi­mis­mo, sos­tu­vo que otra de las ca­rac­te­rís­ti­cas de la mi­cro­bio­lo­gía es que per­mi­te con­tro­lar en­fer­me­da­des y pla­gas que afec­tan a las se­mi­llas de tri­go y so­ja e in­clu­so, tie­nen pro­tec­ción con­tra ma­le­zas. “En­ten­de­mos el sue­lo co­mo un lu­gar que tie­ne pro­pie­da­de fí­si­cas y quí­mi­cas, pe­ro nos ol­vi­da­mos que tie­ne ca­pa­ci­da­des bio­ló­gi­cas. Hay 10.000 mi­llo­nes de mi­cro­or­ga­ni­mos en un gra­mo de sue­lo“, se­ña­ló.

Mi­ran­do el fu­tu­ro, el re­fe­ren­te de Ri­zo­bac­ter enume­ró que la em­pre­sa de Per­ga­mino se en­cuen­tra tra­ba­jan­do con bac­te­rias re­sis­ten­tes a es­tress abió­ti­cos, tan­to que fi­jen ni­tró­geno y que pro­mue­ven el cre­ci­mien­to. Y tam­bién es­tán desa­rro­llan­do pro­duc­tos con bac­te­rias y hon­gos que con­tro­len di­fe­ren­tes en­fer­me­da­des.

So­ja. La mi­cro­bio­lo­gía co­men­zó con la fi­ja­ción bio­lo­gí­ca de ni­tró­geno.

Gon­zá­lez An­ta. Es Di­rec­tor de In­ves­ti­ga­ción de Ri­zo­bac­ter.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.