Los to­ma­tes pi­den ayu­da pa­ra arran­car

Se es­pe­ra un au­men­to del área im­plan­ta­da pa­ra la in­dus­tria, pe­ro es vi­tal la lle­ga­da de fi­nan­cia­mien­to.

Clarin - Rural - - ECONOMIAS REGIONALES - So­le­dad Gon­zá­lez Especial de Los An­des pa­ra Cla­rín Ru­ral

El sec­tor de to­ma­te pa­ra in­dus­tria es fuer­te y quie­re com­pe­tir pe­ro la fal­ta de fi­nan­cia­mien­to aten­ta con­tra su desa­rro­llo. En los úl­ti­mos años se des­mo­ro­nó un sistema de an­ti­ci­po de di­ne­ro en­tre pri­va­dos y aho­ra el sec­tor es­pe­ra con an­sias que se des­tra­be el di­ne­ro de Fon­da­gro.

Mien­tras tan­to, los pro­duc­to­res co­rren pe­li­gro de caer en cri­sis, ya que con­tar con re­cur­sos pa­ra la com­pra de plan­ti­nes e in­su­mos bá­si­cos es cla­ve pa­ra lan­zar la tem­po­ra­da.

Co­mo to­das las in­dus­trias de la zo­na cu­ya­na, pa­ra arran­car la tem­po­ra­da el sec­tor del to­ma­te ne­ce­si­ta con­tar con el 60% del ca­pi­tal de tra­ba­jo. Son unos $ 60 mil por hec­tá­rea, di­ne­ro que ter­mi­na con­di­cio­nan­do el po­ten­cial hor­tí­co­la con el que cuen­tan Mendoza y San Juan.

Fa­bián Ma­la­ti­ni, pro­duc­tor en la zo­na nor­te de Mai­pú (Mendoza), ex­pli­có que du­ran­te mu­cho tiem­po fue­ron los in­dus­tria­les los que brin­da­ban un ade­lan­to que lue­go se des­con­ta­ba, se­gún las con­di­cio­nes acor­da­das, tras la en­tre­ga del pro­duc­to, pe­ro ad­vir­tió que “en el úl­ti­mo tiem­po ese sistema en­tre pri­va­dos se ha ido de­te­rio­ran­do”.

An­te esa si­tua­ción, los pro­duc­to­res ne­ce­si­tan una se­gun­da al­ter­na­ti­va. Gui­ller­mo San Mar­tín, ge­ren­te de la Aso­cia­ción To­ma­te 2000, ase­gu­ró que el sec­tor tie­ne to­das las con­di­cio­nes da­das pa­ra des­pe­gar, pe­ro re­quie­re de un em­pu­jón, prin­ci­pal­men­te con fi­nan­cia­mien­to. En ese sen­ti­do, des- ta­có que es­tán a la es­pe­ra de que se des­tra­be el di­ne­ro de Fon­da­gro.

“Fon­da­gro To­ma­te de In­dus­tria es una lí­nea de cré­di­to pa­ra ca­pi­tal de tra­ba­jo que tie­ne por ob­je­ti­vo fi­nan­ciar al pro­duc­tor pa­ra que pue­da apli­car el 100 % del pa­que­te tec­no­ló­gi­co que pro­po­ne el INTA. En to­tal se ha so­li­ci­ta­do unos $ 60.000 por ha (60 % del ca­pi­tal de tra­ba­jo) y la de­man­da glo­bal pa­ra ca­pi­tal de tra­ba­jo se­ría de 113 mi­llo­nes de pe­sos pa­ra to­dos los pro­duc­to­res aso­cia­dos a To­ma­te 2000”, cuen­ta San Mar­tín.

“Pa­ra ga­ran­ti­zar la de­vo­lu­ción del cré­di­to de los con­tra­tos de com­pra­ven­ta ce­le­bra­dos en­tre pro­duc­tor e in­dus­tria. Las in­dus­trias ac­tua­ran co­mo agen­te de re­ten­ción y los fon­dos se­rán ad­mi­nis­tra­dos por la Aso­cia­ción”, co­men­tó San Mar­tín.

Se­gún da­tos pro­vis­tos des­de el INTA La Con­sul­ta, el año pa­sa­do en Ar­gen­ti­na, se cul­ti­va­ron unas 6,200 hec­tá­reas de to­ma­te pa­ra in­dus­tria. Es­to se tra­du­jo en unas 488 mil to­ne­la­das de pro­duc­to que fue­ron a pa­rar a sal­sa de to­ma­te, to­ma­te cu­be­tea­do, en en­te­ro y mi­ta­des, en­tre otros pro­duc­tos que se pue­den en­con­trar en las gón­do­las de cualquier su­per­mer­ca­do. Sin em­bar­go, Ar­gen­ti­na im­por­ta un 35% de to­ma­te que con­su­me, por­que la pro­duc­ción lo­cal no al­can­za a abas­te­cer el mer­ca­do do­més­ti­co.

“Pa­ra es­ta tem­po­ra­da es­ti­ma­mos que se su­ma­rán más hec­tá­reas con to­ma­te pa­ra in­dus­tria, por lo que a ni­vel na­cio­nal, se al­can­za­rá las 6,600 hec­tá­reas, que nos da­rán al­go más de 550 mil to­ne­la­das. Con ese nú­me­ro po­dría­mos es­tar fren­te a una co­se­cha ré­cord e his­tó­ri­ca pa­ra el sec­tor”, es­ti­mó Cos­me Ar­ge­rich, In­ves­ti­ga­dor del INTA en Mendoza y ase­sor téc­ni­co de la Aso­cia­ción To­ma­te 2000.

Es que el sec­tor, al cual le ha cos­ta­do tec­ni­fi­car­se, tie­ne su pro­pio esquema de aso­cia­ti­vi­dad, de in­clu­sión pú­bli­co - pri­va­do e in­ter­pro­vin­cial, for­man­do un só­lo fren­te en­tre pro­duc­to­res, vi­ve­ros y pro­ce­sa­do­res, prin­ci­pal­men­te de Mendoza - San Juan. El ob­je­ti­vo: lo­grar la com­pe­ti­ti­vi­dad del sec­tor con una me­jo­ra de pro­duc­ción pri­ma­ria, prin­ci­pal­men­te con los ren­di­mien­tos. Es­te clús­ter se da en las dos pro­vin­cias pro­duc­to­ras más im­por­tan­tes del país, ya que en­tre San Juan y Mendoza se con­cen­tra el 70% de la pro­duc­ción to­tal.

Fa­bián Ma­la­ti­ni, por su par­te, es­ti­ma que una vez pa­sa­do el pun­to de equi­li­brio de 70 a 75 to­ne­la­das por hec­tá­rea, el res­to pue­de ser ga­nan­cia.El te­ma es lle­gar a esa me­ta, por­que si cae gra­ni­zo o hay pro­ble­mas con el agua, la si­tua­ción se com­pli­ca”, cuen­ta el pro­duc­tor. Pa­ra po­der tra­ba­jar re­la­ti­va­men­te tran­qui­lo, Ma­la­ti­ni, re­co­no­ce que la ma­yo­ría de los pro­duc­to­res tie­nen cua­tro cultivos di­fe­ren­tes, en­tre hor­ta­li­zas de in­vierno y verano, lo que mu­chas ve­ces tam­bién se com­ple­men­ta con mon­tes fru­ta­les.

Ro­jo. El año pa­sa­do se cul­ti­va­ron unas 6.200 hec­tá­reas pa­ra in­dus­tria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.