“El prin­ci­pal desafío ci­trí­co­la hoy es el HLB”

Lo di­jo Jo­sé Car­bo­nell, pre­si­den­te de Fe­der­ci­trus, res­pec­to a es­ta des­truc­ti­va bac­te­ria.

Clarin - Rural - - TAPA - Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

1- ¿Qué diag­nós­ti­co ha­ce de es­te año pa­ra los ci­trus?

La eva­lua­ción de es­te año es po­si­ti­va. Es­ta­mos mi­ran­do a la ac­ti­vi­dad con ra­zo­na­ble sa­tis­fac­ción. Sin em­bar­go al 2017, hay que des­agre­gar­lo. Pri­me­ro, hu­bo una fuer­te caí­da de la pro­duc­ción por cues­tio­nes cli­má­ti­cas, con mer­mas de ren­di­mien­tos del or­den 30 por cien­to en el NEA y ca­si un 20 por cien­to en el NOA. En se­gun­do lu­gar, los pre­cios in­ter­na­cio­na­les en los mer­ca­dos de li­món fres­co no fue­ron ni re­mo­ta­men­te bue­nos co­mo los de 2015 y 2016. Es­to da­do bá­si­ca­men­te por la fuer­te pre­sen­cia Sud­afri­ca­na y la gran campaña es­pa­ño­la. En cam­bio, sí fue­ron mu­chos me­jo­res pa­ra los cí­tri­cos dul­ces que de­vol­vie­ron un po­co de ren­ta­bi­li­dad a las ex­por­ta­cio­nes. Sin em­bar­go, en es­te úl­ti­mo ca­so fue­ron me­no­res que al pro­me­dio. La com­bi­na­ción de to­dos es­tos fac­to­res se su­ma al arras­tre que to­da­vía per­sis­te por la fal­ta de com­pe­ti­ti­vi­dad que tie­nen mu­chas eco­no­mías re­gio­na­les en el país.

2- ¿Qué pien­sa res­pec­to a la bue­nas no­ti­cias del año re­la­cio­na­das con la aper­tu­ra de va­rios mer­ca­dos en di­fe­ren­tes si­tios?

Es­ta no­ti­cias, co­mo la reaper­tu­ra del mer­ca­do nor­te­ame­ri­cano o bra­si­le­ro, la aper­tu­ra por pri­me­ra vez del mer­ca­do me­xi­cano, el ini­cio de las ex­por­ta­cio­nes de na­ran­ja a Co­rea o la re­cu­pe­ra­ción de los mer­ca­dos de In­do­ne­sia y Fi­li­pi­nas, tie­nen que ver más con el fu­tu­ro que con el pre­sen­te. Son muy im­por­tan­tes, es­ta­mos con­fia­dos que se con­cre­ten em­bar­ca­cio­nes a to­dos esos des­ti­nos el pró­xi­mo año y que di­na­mi­cen las ex­por­ta­cio­nes de cí­tri­cos en fres­co. Es­te ne­go­cio se irá con­so­li­dan­do con el tiem­po por­que to­dos los ini­cios de­ben ser muy pru­den­tes pa­ra no afec­tar el abas­te­ci­mien­to en los paí­ses de des­tino.

3- ¿Es­tas mis­mas se­ña­les son las que es­tán re­vi­ta­li­zan­do las in­ver­sio­nes den­tro de la in­dus­tria ci­trí­co­la?

La in­dus­tria es­tá in­vir­tien­do por es­to y, ade­más, por­que los de­ri­va­dos in­dus­tria­les pre­sen­tan una de­man­da es­ta­ble y sos­te­ni­da en el tiem­po. Es­to per­mi­te ha­cer pre­vi­sio­nes pa­ra la in­ver­sión. Así y to­do, hay preo­cu­pa­ción a ni­vel in­dus­trial des­de las he­la­das fuer­tes que se re­gis­tra­ron en el año 2013 en el NEA por­que la pro­duc­ción no vol­vió a su es­ta­do nor­mal y eso im­pac­ta en la in­dus­tria. En es­te mo­men­to es­ta­mos muy aten­tos a la campaña ac­tual por­que hay fuer­tes ca­lo­res y se­ca en to­da las zo­nas pro­duc­to­ras de cí­tri­cos, con lo cual el re­sul­ta­do de es­te ci­clo to­da­vía es muy in­cier­to.

4 - ¿Cuá­les son los prin­ci­pa­les desafíos de la ac­ti­vi­dad ci­trí­co­la na­cio­nal?

El prin­ci­pal desafío no es co­mer­cial, sino fi­to­sa­ni­ta­rio. Se tra­ta de la pre­ven­ción de una en­fer­me­dad que ma­ta, la bac­te­ria HLB. Es­ta es la peor ame­na­za que pen­de so­bre la ac­ti­vi­dad y que es iné­di­ta, por la fal­ta de al­ter­na­ti­vas de cu­ra, y que es­tá afec­tan­do a va­rios paí­ses del con­ti­nen­te ame­ri­cano. Hoy es­ta­mos con una fuer­te campaña so­bre es­ta en­fer­me­dad. Pa­ra ello, le es­ta­mos pi­dien­do una com­pro­me­ti­da con­tri­bu­ción a la so­cie­dad que sig­ni­fi­ca no in­tro­du­cir plan­tas o fru­ta sin tra­ta­mien­to de paí­ses ve­ci­nos, co­mo Pa­ra­guay o Bra­sil, que son si­tios don­de es­tá la en­fer­me­dad.

5- ¿Cuá­les son las pos­ta­les del mañana de la ci­tri­cul­tu­ra ar­gen­ti­na?

As­pi­ro a un cre­ci­mien­to acor­de a la de­man­da in­ter­na­cio­nal tan­to de pro­duc­tos fres­cos co­mo in­dus­tria­li­za­dos, sin sal­tos ex­plo­si­vos, por­que lo peor que nos pue­de pa­sar es com­pe­tir con no­so­tros mis­mos. El pro­ce­so de re­cu­pe­rar la com­pe­ti­ti­vi­dad, a tra­vés de una car­ga im­po­si­ti­va ló­gi­ca pa­ra la ac­ti­vi­dad, me­jo­rar la lo­gís­ti­ca in­ter­na, con­tro­lar los cos­tos la­bo­ra­les ex­tra sa­la­ria­les... To­do es­to se­rá un tra­ba­jo que de­mo­ra­rá va­rios años.

6- ¿Cuál es ese po­ten­cial de la ci­tri­cul­tu­ra ar­gen­ti­na?

No­so­tros po­de­mos lle­gar has­ta nue­vos mer­ca­dos, al­gu­nos que se ya abrie­ron y a otros en los que ya es­ta­mos tra­ba­jan­do y pro­cu­ra­mos su aper­tu­ra por­que, afor­tu­na­da­men­te, hay de­man­da. Ve­mos un ho­ri­zon­te in­ter­na­cio­nal de sos­te­ni­do cre­ci­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.