Los im­pues­tos ace­chan a la agroin­dus­tria

Dipu­tados ex­cep­tuó a los cam­pos de Bie­nes Per­so­na­les pe­ro la pre­sión fis­cal no pa­ra

Clarin - Rural - - TAPA - Mau­ri­cio Bár­to­li mbar­to­li@cla­rin.com

La in­cer­ti­dum­bre, ese kar­ma ar­gen­tino tan cer­cano a la im­pro­vi­sa­ción, es otra vez un fuer­te con­di­cio­nan­te pa­ra la pro­duc­ción agroin­dus­trial ar­gen­ti­na. Lo con­fir­ma­ron al­gu­nos he­chos de es­ta se­ma­na, en es­pe­cial el tra­ta­mien­to le­gis­la­ti­vo so­bre el Pre­su­pues­to 2019, y dos as­pec­tos tri­bu­ta­rios vin­cu­la­dos: el im­pues­to a los Bie­nes Per­so­na­les so­bre los in­mue­bles ru­ra­les y las re­ten­cio­nes.

Por­que no só­lo ge­ne­ró in­quie­tud la in­ten­ción ori­gi­nal de su­bir es­tos im­pues­tos. El pro­ble­ma es que, in­clu- so tras la me­dia san­ción­de la Cá­ma­ra de Dipu­tados que di­lu­yó los pla­nes ori­gi­na­les, to­da­vía per­sis­ten las du­das. Y no só­lo por­que aún fal­ta que se ex­pi­da el Se­na­do.

El ba­lan­ce tras una ma­dru­ga­da de apu­ro tra­jo ali­vio a pro­duc­to­res y en­ti­da­des, que ha­bían en­cen­di­do las aler­tas cuan­do pa­re­cía que los in­mue­bles ru­ra­les co­men­za­rían a pa­gar Bie­nes Per­so­na­les.

Un aba­ni­co am­plio de le­gis­la­do­res, que li­de­ra­ron el mas­sis­ta Mar­co La­vag­na, el pro­gre­sis­ta Luis Con­ti­gia­ni, el ofi­cia­lis­ta Pa­blo To­re­llo y jus­ti­cia­lis­tas co­mo Die­go Bos­sio, acor­da­ron con el pre­si­den­te de la Co­mi­sión de Pre­su­pues­to y Ha­cien­da, Lu­ciano Las­pi­na, mo­di­fi­car el tex­to de la ini­cia­ti­va. Y lo in­tere­san­te del “es­pí­ri­tu de con­sen­so” es que la ex­cep­ción se fun­da­men­tó -se­gún las alo­cu­cio­nes en el re­cin­to-, en el ca­rac­ter “pro­duc­ti­vo de los cam­pos”.

Así se dic­ta­mi­nó que los in­mue­bles tu­ra­les que­da­ban exen­tos de pa­gar Bie­nes Per­so­na­les. Aun­que no que­dó cla­ro si los cam­pos de so­cie­da­des ju­rí­di­cas que­da­rían exen­tas, por­que una par­te del tex­to -el pun­to f)- se re­fie­re a “los in­mue­bles ru­ra­les cu­yos ti­tu­la­res sean per­so­nas hu­ma­nas y su­ce­sio­nes in­di­vi­sas, cual­quie­ra sea su des­tino o afec­ta­ción’.”

Des­de la So­cie­dad Ru­ral Ar­gen­ti­na, la Fun­da­ción Bar­be­chan­do, e in­clu­so al­gu­nos le­gis­la­do­res, con­si­de­ran que el pro­yec­to de ley de­ja exen­to a to­dos los cam­pos.

Pe­ro es­pe­cia­lis­tas co­mo el con­ta­dor San­tia­go Saenz Va­lien­te con­si­de­ran que no que­dan afue­ra de la exen­ción los cam­pos de so­cie­da­des ju­rí­di­cas. En­tien­de que se­gui­rían gra­va­dos, con un 0,25% del va­lor pa­tri­mo­nial pro­por­cio­nal, se­gún las ac­cio­nes que con­for­man ca­da so­cie­dad”

Al cie­rre de es­ta edi­ción, en di­ver­sas ofi­ci­nas del Con­gre­so con­sul­ta­das, no ha­bía na­die que res­pon­die­ra con se­gu­ri­dad so bre es­te pun­to.

Un po­co más cla­ro es ha­ber de­ja­do en 30%, no en 33%, el to­pe de la alí­cuo­ta de de­re­chos de ex­por­ta­ción a la so­ja. Aun­que el por­cen­ta­je es al­to, es­tá más cer­ca del 28% que se pa­ga ac­tual­men­te.

El úl­ti­mo zar­pa­zo im­po­si­ti­vo al sec­tor más di­ná­mi­co de la eco­no­mía lle­gó el jue­ves, des­de la Le­gis­la­tu­ra san­ta­fe­si­na. Allí no en­con­tra­ron otra ma­ne­ra de re­em­pla­zar los sub­si­dios al trans­por­te y al Fon­do So­je­ro -que ya no re­par­te el Go­bierno na­cio­nal- y la Cá­ma­ra de Dipu­tados pro­vin­cial dio me­dia san­ción a un in­cre­men­to de las alí­cuo­tas de In­gre­sos Brru­tos so­bre la co­mer­cia­li­za­ción de pro­duc­tos agrí­co­las. Y plan­teó un adi­cio­nal de 300% en el im­pues­to in­mo­bi­lia­rio so­bre las ac­ti­vi­da­des de aco­pio y ex­por­ta­ción de gra­nos y de­ri­va­dos.

Co­mo ad­vir­tie­ron en­se­gui­da des­de la Bol­sa de Co­mer­cio de Ro­sa­rio, es­to tam­bién es un “fac­tor de in­cer­ti­dum­bre” pa­ra to­da la ca­de­na.

En Dipu­tados. El tra­ta­mien­to del Pre­su­pues­to pu­so en vi­lo al cam­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.