Ar­gen­ti­na y Ho­lan­da, uni­dos por el agua

Se desa­rro­lló en­tre am­bos paí­ses la Con­fe­ren­cia Bi­na­cio­nal don­de se mos­tra­ron los pro­yec­tos en con­jun­to.

Clarin - Rural - - RURAL - Es­te­ban Fuen­tes efuen­tes@cla­rin.com

La re­la­ción bi­la­te­ral en­tre Ar­gen­ti­na y Ho­lan­da es­tá a flor de piel. Es que Ar­gen­ti­na bus­ca po­der so­lu­cio­nar los pro­ble­mas de inun­da­ción que vie­ne azo­tan­do en gran par­te del país, so­bre to­do en el úl­ti­mo tiem­po, con el Know-how ho­lan­dés.

¿Por qué Ho­lan­da? El país eu­ro­peo tie­ne mu­cha ex­pe­rien­cia. Con 60% del país ba­jo el ni­vel de mar, es un ejem­plo pa­ra el mun­do ha­cien­do hin­ca­pié en la in­fra­es­truc­tu­ra, en ba­se a la cons­truc­ción de di­ques pa­ra con­te­ner el mar y pol­ders (tie­rra ga­na­da al mar) jun­to con bom­bas pa­ra con­tra­rres­tar a los 4 ríos que lo atra­vie- san de nor­te a sur y de es­te a oes­te.

Es­ta re­la­ción se pro­fun­di­zó es­ta se­ma­na lue­go de la Con­fe­ren­cia Bi­na­cio­nal “Ges­tión del Agua: Ar­gen­ti­naHo­lan­da” que se desa­rro­lló en el Pa­la­cio de las Aguas Co­rrien­tes de Bue­nos Ai­res. Allí se to­ca­ron va­rios pun­tos que se es­tá avan­zan­do en­tre am­bas na­cio­nes en con­jun­to.

El prin­ci­pal pa­ra el sec­tor agro­pe­cua­rio es el de la “Hi­dro­vía Con­ti­nen­tal” que im­pli­ca­ría una in­ver­sión de US$ 3.000 mi­llo­nes. Es­ta nue­va “au­to­pis­ta na­ve­ga­ble”, pa­ra­le­lo al río Pa­ra­ná, con­sis­te en una ca­na­li­za­ción en el cen­tro de Ar­gen­ti­na, en­tre Arro­yi­to, Cór­do­ba, has­ta Ca­tri­ló, la Pam­pa, con una ex­ten­sión de 650 ki­ló­me­tros. Una obra que du­ra­ría cua­tro años.

Uno de los prin­ci­pa­les be­ne­fi­cios de es­te pro­yec­to es po­der ma­ne­jar los ex­ce­sos hí­dri­cos y ade­más, dis­po­ner de agua pa­ra rie­go cuan­do hay se­quía. Ca­be re­cor­dar que en el sec­tor agro­pe­cua­rio se per­die­ron US$ 13.000 mi­llo­nes en­tre la úl­ti­ma inun­da­ción en 2016 y la gra­ve se­quía de es­te año, que fue la peor en 50 años.

Es­ta “au­to­pis­ta na­ve­ga­ble” des­con­ges­tio­na­rá las ope­ra­cio­nes ac­tua­les y pre­vis­tas en la Hi­dro­vía Pa­ra­gua­yPa­ra­ná, apun­tan­do ade­más a uti­li­zar la ca­pa­ci­dad de los puer­tos na­cio­na­les ubi­ca­dos so­bre la cos­ta Atlán­ti­ca co­mo son Bahía Blan­ca, Que­quén, Mar del Pla­ta. Es­ti­ma­ron una ca­pa­ci­dad de car­ga de 18,5 mi­llo­nes de to­ne­la­das/año sin que se pro­duz­ca con­ges­tión. Ade­más de la ca­na­li­za­ción, es­ta obra in­clui­ría la in­ver­sión en vías pa­ra el fe­rro­ca­rril y en el ar­ma­do de una au­to­pis­ta.

“Ten­dría­mos un co­rre­dor nor­te­sur con tres vías de co­ne­xión lo que dis­mi­nui­ría el cos­to lo­gís­ti­co del cen­tro del país y po­ten­cia­ría la pro­duc­ción”, des­ta­có a Cla­rín Ru­ral Pa­blo Be­re­ciar­tua, se­cre­ta­rio de In­fra­es­truc­tu­ra y Po­lí­ti­ca Hí­dri­ca de la Na­ción.

“La com­bi­na­ción de di­fe­ren­tes ti­pos de mo­da­li­da­des, tan­to en flu­vial, au­to­pis­tas y fe­rro­ca­rril, es una opor­tu­ni­dad por los desafíos que pre­sen­ta el cam­bio cli­má­ti­co, real­men­te es un en­fo­que glo­bal, abar­ca­ti­vo, in­te­gral pa­ra un tra­mo tan lar­go”, ma­ni­fes­tó por su par­te a Cla­rín Ru­ral Henk Ovink, en­via­do es­pe­cial pa­ra Asusn­tos In­ter­na­cio­na­les de Agua en los Paí­ses Ba­jos.

Y agre­gó: “La for­mu­la­ción de po­lí­ti­cas in­te­gra­les a esa es­ca­la es tí­pi­co ho­lan­dés. Siem­pre pla­nea­mos a futuro com­bi­nan­do lo so­cial, am­bien­tal, eco­ló­gi­co, eco­nó­mi­co y cul­tu­ral”.

Se­gún an­ti­ci­pó Be­re­ciar­tua, par­te de la fi­nan­cia­ción del pro­yec­to se­ría del Go­bierno y de los go­bier­nos pro­vin­cia­les de Cór­do­ba, San­ta Fe, Bue­nos Ai­res y La Pam­pa, las cua­tro pro­vin­cias más be­ne­fi­cia­das por el em­pren­di­mien­to.

“El éxi­to de es­te pro­yec­to es que se apre­cien los be­ne­fi­cios pa­ra el sec­tor pri­va­do y que par­ti­ci­pe de ma­ne­ra ac­ti­va en apor­tar el fi­nan­cia­mien­to com­ple­men­ta­rio al pú­bli­co”, in­di­có.

En es­te sen­ti­do, el fun­cio­na­rio con­si­de­ró va­rias po­si­bi­li­da­des pa­ra ob­te­ner esos fon­dos de los pri­va­dos pa­ra fi­nan­ciar­se. Par­te ven­dría de las ven­tas y con­ce­sión de las áreas a la ve­da del co­rre­dor, lo que se de­no­mi­na “puer­tos se­cos”, don­de el sec­tor pri­va­do pue­de in­ver­tir tan­to en aco­pios co­mo en plan­tas pro­ce­sa­do­ras de gra­nos, y del re­va­lúo in­mo­bi­lia­rio an­te la po­si­ble suba de los pre­cios de los cam­pos de los al­re­de­do­res de la obra.

Ade­más, Be­re­ciar­tua apun­tó que se po­dría ar­mar un fi­dei­co­mi­so in­te­gra­do por un por­cen­ta­je de la co­par­ti­ci­pa­ción que re­ci­ben las pro­vin­cias que in­te­gran el plan y tam­bién se po­dría afec­tar al­gu­na pe­que­ña par­ti­ci­pa­ción de las re­ten­cio­nes a las ex­por­ta­cio­nes de es­ta mis­ma área.

“Es fun­da­men­tal em­pe­zar la obra. Se pue­de em­pe­zar con cual­quier co­sa, de­mo­rar el ini­cio, no va a ayu­dar”, con­si­de­ró el fun­cio­na­rio ho­lan­dés an­te las di­fi­cul­ta­des que se po­drían pre­sen­tar en Ar­gen­ti­na.

Pe­ro a es­te pro­yec­to en con­jun­to se le su­man tres más. Uno es el Plan Es­tra­té­gi­co pa­ra el del­ta del Pa­ra­ná, uno de los prin­ci­pa­les del­tas del mun­do, pa­ra desa­rro­llar un plan eco­nó­mi­co del SXXI que vin­cu­le una nue­va re­la­ción con al na­tu­ra­le­za, po­ten­ciar las ener­gías re­no­va­bles y cre­cer en desa­rro­llo y la crea­ción de va­lor co­mo tu­ris­mo, cen­tro lo­gís­ti­co, po­si­bi­li­da­des de cre­ci­mien­to ur­bano sos­te­ni­ble.

Ade­más, am­bas na­cio­nes es­tán tra­ba­jan­do en es­tra­te­gias nue­vas pa­ra re­mo­ver ar­sé­ni­co del agua en el cen­tro y nor­te del país. Van a cons­truir dos plan­tas pi­lo­tos con tec­no­lo­gías dis­tin­tas pa­ra com­pa­rar cuál es la más apro­pia­da pa­ra Ar­gen­ti­na.

Y la cuar­ta lí­nea de coope­ra­ción en­tre am­bos paí­ses es una alian­za con Ay­sa, em­pre­sa prin­ci­pal de agua y sa­nea­mien­to de Ar­gen­ti­na y se­gun­da em­pre­sa pú­bli­ca del país, y Wa­ter­net, em­pre­sa equi­va­len­te de Ams­ter­dam, la ca­pi­tal ho­lan­de­sa. Fun­da­men­tal­men­te se in­ten­ta co­piar a Wa­ter­net la in­no­va­ción en eco­no­mía cir­cu­lar, que dis­mi­nu­ye los im­pac­tos am­bien­tal pe­ro tam­bién bajan cos­tos a par­tir de ge­ne­rar ener­gías re­no­va­bles y de dis­mi­nuir la can­ti­dad de re­si­duos que se ge­ne­ran en la pro­duc­ción de agua y so­bre to­do, en el re­co­lec­ción y tra­ta­mien­to de aguas her­vi­das.

“La Ar­gen­ti­na ha in­cre­men­ta­do su

víncu­lo con Ho­lan­da en los úl­ti­mos dos años tras la vi­si­ta de Macri a Ho­lan­da”, ce­rró el fun­cio­na­rio na­cio­nal.

Ca­so pi­lo­to en Ge­ne­ral Lavalle

Du­ran­te el en­cuen­tro se pu­so en co­mún el ca­so de Ge­ne­ral Lavalle, lo­ca­li­dad ubi­ca­da Bue­nos Ai­res, que fue to­ma­do co­mo mo­de­lo pa­ra ela­bo­rar una prue­ba pi­lo­to en ma­te­ria de go­ber­nan­za del agua pa­ra lue­go po­der apli­car­los en el res­to de la pro­vin­cia bo­nae­ren­se y del país.

Así, la Pro­vin­cia, el mu­ni­ci­pio lo­cal, los pro­duc­to­res y el know-how ho­lan­dés bus­can ar­mar un plan es­tra­té­gi­co pa­ra po­der ma­ne­jar el agua de for­ma sus­ten­ta­ble ya que se pro­du­cen inun­da­cio­nes y se­quías por el mal ma­ne­jo.

Pa­ra ar­mar es­ta prue­ba pi­lo­to, se desa­rro­lla­ron 3 eta­pas de tra­ba­jo en con­jun­to: pri­me­ro se hi­zo un diag­nós­ti­co téc­ni­co. En la se­gun­da fa­se se pen­sa­ron mo­de­los de go­ber­nan­za del agua ade­cua­dos. En la pró­xi­ma se es­pe­ra ob­te­ner re­sul­ta­dos con­cre­tos.

“Si no ma­ne­ja­mos el agua en con­jun­to va­mos a se­guir co­mo has­ta aho­ra y va a em­peo­rar”, ase­gu­ró a Cla­rín Ru­ral Pa­blo Ro­dri­gué, pre­si­den­te de la Au­to­ri­dad del Agua de Bue­nos Ai­res.

En es­te sen­ti­do, Ge­ne­ral Lavalle es la úni­ca sa­li­da del agua de una cuen­ca muy im­por­tan­te don­de se si­túan mu­ni­ci­pios muy im­por­tan­tes, co­mo Tan­dil, Mai­pú Aya­cu­cho, Gui­do, Do­lo­res, Tor­di­llo y Ma­da­ria­ga. “He­mos lo­gra­do in­vo­lu­crar a los dis­tin­tos ac­to­res, co­mo el es­ta­do y los pro­duc­to­res, y em­pe­zar a ge­ne­rar con­fian­za que nos per­mi­ta to­mar de­ci­sio­nes en con­jun­to. Es­ta­mos ha­cien­do par­te a los pro­duc­to­res y es­to re­quie­re de res­pon­sa­bi­li­dad”, agre­gó.

La prin­ci­pal ac­ti­vi­dad en Ge­ne­ral Lavalle es la ga­na­de­ría en la cual co­mer­cia­li­zan 70.000 ter­ne­ros por año, pe­ro la idea es ha­cer otras ac­ti­vi­da­des co­mo agri­cul­tu­ra y tu­ris­mo.

“Ge­ne­ral Lavalle tie­ne un área ro­dea­da de agua y en al­gún mo­men­to se jun­ta el agua dul­ce y el agua sa­la­da. Cuan­do pa­sa es­to, es agua no apro­ve­cha­ble,ni pa­ra rie­go ni pa­ra los ani­ma­les.Lo in­tere­san­te de es­tos pro­yec­tos, que por es­to Ho­lan­da es­tá en el me­dio. Ho­lan­da quie­re par­ti­ci­par con no­so­tros pa­ra dar­le una so­lu­ción”, agre­gó Leo­nar­do Sar­quís, mi­nis­tro de Agroin­dus­tria de Bue­nos Ai­res.

Bue­nos Ai­res. Pa­blo Ro­dri­gué

Na­ción. Pa­blo Be­re­ciar­tua.

Ho­lan­da. Henk Ovink.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.