An­tes de lo es­pe­ra­do…

Clarin - Rural - - RURAL - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

La res­pues­ta lle­gó an­tes de lo que es­pe­rá­ba­mos, y fue la no­ti­cia de la se­ma­na. El sá­ba­do pa­sa­do, en es­ta co­lum­na, plan­tea­mos que el go­bierno (“muy en­fras­ca­do en ata­jar pe­na­les”), de­be­ría pa­sar a la ofen­si­va, apro­ve­chan­do las nue­vas opor­tu­ni­da­des que le brin­da el mun­do. “Una gran se­ñal –de­cía­mos-- se­ría que las má­xi­mas au­to­ri­da­des con­vo­ca­ran a las ca­de­nas por pro­duc­to (Acso­ja, Mai­zar, Ar­gen­tri­go, Asa­gir) y sen­tar­las en una me­sa, jun­to a las gre­mia­les, pa­ra re­lan­zar el pac­to agroin­dus­trial im­plí­ci­to en el arran­que de la era Macri”.

Bueno, la co­sa es que el miér­co­les el pre­si­den­te Mauricio Macri se sen­tó ca­ra a ca­ra en Tren­que Lau­quen con es­tas en­ti­da­des, acom­pa­ña­do por las fi­gu­ras más re­le­van­tes vin­cu­la­das con la ac­ti­vi­dad agroin­dus­trial: el se­cre­ta­rio de Agroin­dus­tria Luis Mi­guel Et­che­vehe­re (y otros miem­bros de su ga­bi­ne­te), los mi­nis­tros de Trans­por­te y Ener­gía (Gui­ller­mo Die­trich y Ja­vier Igua­cel, res­pec­ti­va­men­te), el se­cre­ta­rio de In­fra­es­truc­tu­ra Pa­blo Be­re­ciar­túa. Y con la pre­sen­cia de la go­ber­na­do­ra Ma­ría Eu­ge­nia Vidal y su mi­nis­tro de Agroin­dus­tria Leo­nar­do Sar­quis. El tí­tu­lo (reunión de una “me­sa de com­pe­ti­ti­vi­dad” de los gran­des cul­ti­vos no re­fle­ja ca­bal­men­te la di­men­sión del en­cuen­tro, al que so­lo fal­tó el mi­nis­tro de la Pro­duc­ción Dan­te Si­ca.

Va­rios da­tos re­le­van­tes. Es la pri­me­ra vez que las en­ti­da­des de ca­de­na tie­nen la opor­tu­ni­dad de pre­sen­tar­se an­te la má­xi­ma au­to­ri­dad na­cio­nal. Sin des­co­no­cer la la­bor im­pres­cin­di­ble de las gre­mia­les, la reali­dad es que “los fie­rros” es­tán en ma­nos de es­tas coor­di­na­do­ras de la vi­da real. Son las usi­nas de la in­ten­si­fi­ca­ción tec­no­ló­gi­ca y el va­lor agre­ga­do, dos ver­tien­tes en las que abre­vó la Se­gun­da Re­vo­lu­ción de las Pam­pas. La que hi­zo que la Ar­gen­ti­na fue­ra via­ble, quin­tu­pli­can­do sus ex­por­ta­cio­nes de pro­duc­tos agroin­dus­tria­les en me­nos de un cuar­to de si­glo. Por­que hoy ha­bla­mos de la pro­me­sa de Va­ca Muer­ta, pe­ro ten­drá que co­rrer mu­cha are­na de frac­king pa­ra lle­gar a los 30 mil mi­llo­nes de dó­la­res ge­ne­ra­dos ya por es­tas ca­de­nas. Que tie­nen mu­cho hi­lo en el ca­rre­tel si se las vuel­ve a con­si­de­rar co­mo co­rres­pon­de.

Des­fi­la­ron to­dos los te­mas. Des­de la ley de se­mi­llas has­ta la dis­cri­mi­na­ción que re­ci­be to­do el sec­tor, que si­gue ca­li­fi­ca­do co­mo “pri­ma­rio”, lo que se re­fle­ja en que to­dos los pro­duc­tos pa­gan una re­ten­ción de 4 pe­sos por dó­lar (y no de 3 co­mo los bie­nes “in­dus­tria­les”). Tam­bién se plan­teó el dis­la­te de la eli­mi­na­ción del di­fe­ren­cial aran­ce­la­rio pa­ra los de­ri­va­dos de la soja, en el peor mo­men­to pa­ra la agroin­dus­tria más im­por­tan­te del país.

Y hu­bo es­pa­cio pa­ra de­ba­tir con Ja­vier Igua­cel so­bre la cues­tión fun­da­men­tal de los bio­com­bus­ti­bles, un enor­me di­na­mi­za­dor del sec­tor por su efec­to so­bre la de­man­da de gra­nos (en par­ti­cu­lar maíz y soja). Muy apro­pia­do el mo­men­to, por­que en el de­ba­te de la ley de pre­su­pues­to hu­bo fuer­tes en­con­tro­na­zos, y que­dó flo­tan­do la idea de que la con­duc­ción ofi­cial no pon­dría mu­cho em­pe­ño en su pro­mo­ción. El he­cho de que Bra­sil ha­ya anun­cia­do un nue­vo im­pul­so es una se­ñal muy fuer­te. Co­mo tam­bién lo es la de­ci­sión de YPF de crear una ge­ren­cia de bio­com­bus­ti­bles (la pe­tro­le­ra es­ta­tal anun­ció ade­más es­ta se­ma­na que la plan­ta de urea Pro­fér­til –de la que es ac­cio­nis­ta— usa­rá un par­que eó­li­co co­mo fuen­te de ener­gía).

Y co­mo bro­che de oro, la pre­sen­ta­ción del pro­yec­to de hi­dro­vía me­di­ta­rrá­nea que Pa­blo Be­ra­ciar­túa va a ana­li­zar con el apo­yo de los ex­per­tos ho­lan­de­ses. Hu­bo un round pre­vio el lu­nes, en el Pa­la­cio de Aguas de la CA­BA. Pe­ro Tren­que Lau­quen es un no­do cru­cial de la pro­ble­má­ti­ca de la go­ber­nan­za del agua. Es una obra que per­mi­ti­ría no so­lo ter­mi­nar con las inun­da­cio­nes, sino re­gar y crear nue­va in­fra­es­truc­tu­ra en don­de más ha­ce fal­ta.

Sí, fue una se­ma­na in­tere­san­te. Ca­si fun­da­cio­nal. Que lle­gó an­tes de lo es­pe­ra­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.