Co­rren los 42 ki­ló­me­tros al rit­mo que uno ha­ce cien me­tros

Clarin - Spot - - Fitness - Pa­blo Va­ca pva­ca@cla­rin.com

Es­ta­mos mal acos­tum­bra­dos. La te­le y los de­por­tis­tas pro­fe­sio­na­les nos hi­cie­ron creer que es sen­ci­llo vol­car una pe­lo­ta de bás­quet o me­ter un pas­sing de re­vés a 100 ki­ló­me­tros por ho­ra. Pe­ro no. No es na­da fá­cil. Son las ma­gias que rea­li­zan ti­pos que ele­van la va­ra de su ac­ti­vi­dad (sea cual sea) a un ni­vel so­bre­hu­mano. Su­ce­de, cla­ro, que uno los ve en ge­ne­ral ro­dea­dos de otros con ta­len­tos si­mi­la­res. Cuan­do un rug­bier de los Ja­gua­res choca con otro de los Sharks no en­ten­de­mos que tal co­li­sión prác­ti­ca­men­te se­ría la muer­te de cual­quie­ra de no­so­tros. Pe­ro en la ma­ra­tón la com­pa­ra­ción es más sen­ci­lla: re­sul­ta que los hu­ma­nos co­rre­mos las mis­mas ca­rre­ras que ellos... só­lo que más des­pa­cio. Y lo que es­tos mu­cha­chos pre­ten­den ha­cer en Mon­za el pró­xi­mo fin de se­ma­na po­ne los pe­los de pun­ta. Es de­cir: pla­nean ir, a lo lar­go de 42 ki­ló­me­tros, a un pro­me­dio de 2 mi­nu­tos 51 se­gun­dos por ki­ló­me­tro. Lo que da, más o me­nos, unos 17 se­gun­dos los 100 me­tros. ¿Co­rrie­ron al­gu­na vez 100 me­tros? In­tén­ten­lo: pón­gan­se za­pa­ti­llas y cro­no­me­tren cuán­to tar­dan en ha­cer una cua­dra. Les ade­lan­to que, con mu­chí­si­ma suer­te, el pi­que que ha­gan lle­ga­rá por un ins­tan­te a esa ve­lo­ci­dad, es de­cir, 21 km/h. Sim­ple: a los hu­ma­nos co­mu­nes di­rec­ta­men­te no nos da la zan­ca­da pa­ra co­rrer tan rá­pi­do. Aho­ra bien, ima­gi­nen man­te­ner ese rit­mo des­de el Obe­lis­co has­ta Ti­gre. No se pue­de, ¿no? Bueno, “ellos” es­tán a pun­to de po­der. De he­cho, el ke­nia­ta Dennis Ki­met­to hi­zo 2 ho­ras 2 mi­nu­tos 57 se­gun­dos en Berlín 2014. Me­nos de tres mi­nu­tos arri­ba de las mí­ti­cas dos ho­ras. Su pro­me­dio fue de 20,58 km/h. In­hu­mano. So­bre­hu­mano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.