Cristian Ca­ba­lle­ro

Ame­ri­can Tat­too

Clarin - Spot - - Estilo -

Ta­tua­dor re­si­den­te de Ame­ri­can Tat­too, una de las ca­sas pre­di­lec­tas para los que pre­di­can en es­te mun­do de re­tro-tat­too, Cristian Ca­ba­lle­ro se su­mó a la fir­ma co­mo ex­per­to en el tra­ba­jo tra­di­cio­nal.

Re­cién lle­ga­do de Ro­ma, cuen­ta que su in­cur­sión en el ta­tua­je em­pe­zó ha­ce seis años atrás. A par­tir de eso, tu­vo la opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar en dis­tin­tas ciu­da­des de Su­da­mé­ri­ca, Eu­ro­pa y Asia. Ade­más de ex­po­ner y tra­ba­jar en Mi­lán, Bru­se- las y pró­xi­ma­men­te Dort­mund don­de se hacen al­gu­nas de las fe­rias y ex­po­si­cio­nes más po­pu­la­res.

“La de­fi­ni­ción­pro­pia de Old School fue lo que tar­dó en lle­gar a mí co­no­ci­mien­to, pe­ro in­ter­na­men­te sa­bía de qué se tra­ta­ba. Cuan­do era chi­co, ya ha­bía vis­to gen­te con ta­tua­jes con mo­ti­vos que ge­ne­ral­men­te eran da­gas, ser­pien­tes, co­ra­zo­nes, ro­sas o mo­ti­vos re­li­gio­sos. Eran ba­sa­dos en el tra­di­cio­nal, sí, pe­ro es­ta­ban he­chos de for­ma pre­ca­ria: los que se co­no­cen co­mo “ta­tua­jes tum­be­ros” o de cár­cel. Cuan­do co­no­cí el tér­mino y el tra­ba­jo que lle­va, em­pe­cé a unir los hilos. Sa­bien­do a don­de mi­rar, y con ayu­da de in­ter­net, pu­de ver el sin­fín de di­se­ños que exis­ten y la ex­ten­sa his­to­ria de es­te es­ti­lo, que tie­ne más de cien años. Es im­pre­sio­nan­te el cony te­ni­do sim­bó­li­co que hay de­trás de di­se­ños tan sim­ples.”

Con el des­cu­bri­mien­to, em­pe­zó a per­fec­cio­nar es­te ar­te con ayu­da de su ami­go y men­tor Axel Rio. Co­lec­cio­nan­do ta­tua­jes de otros ar­tis­tas fue aden­trán­do­se más y más a es­ta mo­vi­da. “El tra­di­cio­nal siem­pre va a ser mi pun­to fuer­te, pe­ro el via­je de ser un ta­tua­dor te lle­va a apren­der mu­chas co­sas. Es la bús­que­da cons­tan­te de me­jo­rar y ser ca­da vez más ver­sá­til”. Y, por cier­to, ver­sa­ti­li­dad y per­fec­cio­nis­mo se pue­den ver en to­dos los tra­ba­jos de Cristian. In­tere­sa­dos pue­den se­guir­lo en su cuen­ta de Ins­ta­gram, Su­bur­ban.stoic o en Fa­ce­book don­de lo pue­den en­con­trar co­mo Cristian Clas­sic Tat­too.

Para el, un ta­tua­je tra­di­cio­nal tie­ne que con­tar con ca­rac­te­rís­ti­cas que son cru­cia­les: “Se ca­rac­te­ri­za prin­ci­pal­men­te te­ner cier­tos ele­men­tos ta­les co­mo una lí­nea só­li­da de co­lor ne­gro, som­brea­do tam­bién en ne­gro y por úl­ti­mo el co­lor, que en ge­ne­ral sue­len ser los bá­si­cos ro­jo, verde y ama­ri­llo. En cuan­to al di­se­ño, hay des­de los más bá­si­cos y pe­que­ños que van des­de pe­que­ñas an­clas y go­lon­dri­nas has­ta com­po­si­cio­nes con va­rios ele­men­tos que ocu­pan es­pal­das com­ple­tas”. Tam­bién, apro­ve­cha y acon­se­ja para to­do aquel que se quie­ra ta­tuar al­go de es­te es­ti­lo: “Hay bus­car y ele­gir al ta­tua­dor in­di­ca­do para tu pie­za, para que pue­da in­ter­pre­tar tu con­cep­to, orien­tar­te, lle­var al pa­pel y, fi­nal­men­te, tu idea a la piel. Si es en Old School, en la ma­yo­ría de los ca­sos es in­fa­li­ble ins­pi­rar­se en los tan­to di­se­ños clá­si­cos, para ta­tuar­los mu­chas ve­ces con cam­bios mí­ni­mos o usar­los co­mo pla­ta­for­ma para crear al­go nue­vo, al su­mar­le los to­ques personales que tie­ne ca­da ar­tis­ta”. A la ho­ra de ha­blar de los nom­bres que lo in­fluen­cia­ron, se ex­tien­de: “Re­fe­ren­tes ten­go mu­chi­si­mos. Des­de los legendarios Sai­lor Jerry, Bert Grimm y Milton Zeis, que son pio­ne­ros del es­ti­lo, a los mis con­tem­po­ra­neos co­mo Stiz­zo, El Ba­ra o Joel Soos, Ob­via­men­te tam­po­co de­jo de la­do a mi mas gran­de re­fe­ren­te que es mi maes­tro Axel Rio. Creo que si te­nés el maes­tro ade­cua­do nun­ca de­jás de apren­der”. Y cie­rra con una re­fle­xión: “Es un es­ti­lo que le va a ga­nar siem­pre al pa­so del tiem­po. Ade­más, tie­ne 100 años de tra­yec­to­ria y siem­pre lo­gra rein­ven­tar­se con el apor­te de los ta­tua­do­res que se suben a es­ta mo­vi­da”.

FOTOS: ASHLEIGH CAR­SON

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.