LLE­GÓ EL LOOK BARBIJO

Mo­to­ri­za­do por su uso en­tre los in­te­gran­tes de las prin­ci­pa­les ban­das del K-pop, el há­bi­to lle­gó a los fans lo­ca­les.

Clarin - Spot - - Portada - Pa­blo­rai­mon­di prai­mon­di@cla­rin.com

Lo usa­ban las ban­das del K-pop, pe­ro su há­bi­to se tras­la­dó a los fans lo­ca­les.

La iden­ti­fi­ca­ción con un gru­po mu­si­cal va más allá del bi­no­mio clá­si­co re­me­ra y cam­pe­ra. O el tri­bu­ne­ro “go­rro, ban­de­ra y vin­cha”. La sim­bio­sis ar­tis­ta/pú­bli­co tam­bién jue­ga fuer­te en el ros­tro y no só­lo en lo re­fe­ren- te a la pin­tu­ra fa­cial.

Des­de los que se pin­ta­ban co­mo Kiss has­ta los más atre­vi­dos black­me­ta­le­ros, la mo­vi­da del ma­qui­lla­je fue de­ján­do­le pa­so a al­go pe­cu­liar. No son los ar­tis­tas en­mas­ca­ra­dos -que tu­vie­ron su mo­men­to de fa­ma con la ex­plo­sión del nü me­tal con Slipk­not co­mo ban­de­ra-, los enig­má­ti­cos Ghost, Daft Punk, dead­mau5, o -por es­tas tie­rras- los bi­za­rros Ass­pe­ra. Aho­ra, el barbijo es la nue­va ten­den­cia Y, so­bre to­do, en el mun­do del pop co­reano: el K-pop.

En la mú­si­ca, el barbijo re­mi­te al mí­ti­co Mi­chael Jack­son, quien por una cues­tión de pre­ser­var su sa­lud an­da­ba en pú­bli­co con mas­ca­ri­llas li­sas, co­lor blan­ca o ne­gra. Con el pa­so del tiem­po, y des­de Co­rea del Sur pre­ci­sa­men­te, el barbijo fue ga­nan­do te­rreno en gru­pos pop. ¿Por qué?

Des­de una cues­tión am­bien­tal (llá- me­se con­ta­mi­na­ción) o evi­tar con­ta­gio a tra­vés de bac­te­rias o ger­me­nes, el uso del barbijo tam­bién tie­ne su cos­ta­do frí­vo­lo. Son va­rios los ar­tis­tas que cu­bren par­te de su ros­tro cuan­do no es­tán “pro­du­ci­dos”, atentos a los pa­pa­raz­zis co­mo así tam­bién evi­tan ser iden­ti­fi­ca­dos por sus fans en me­dio del gen­tío. A la ma­yo­ría de los ar­tis­tas se los ve con barbijo (o cu­bre­bo­cas) por la ca­lle y en los ae­ro­puer­tos.

Pa­ra lle­gar a sa­ber có­mo vi­ve un fan es­ta mi­me­sis fa­cial, nos aden­tra­mos du­ran­te una tar­de de sá­ba­do en el Co­le­gio San Jo­sé, en Bal­va­ne­ra. El lu­gar al­ber­gó en su gran pa­tio a la Kpop Re­vo­lu­tion, un even­to con stands en dón­de los bar­bi­jos (de 30 a 60 pe­sos, en blan­co o ne­gro y tu­nea­dos con nom­bres de gru­pos) mar­ca­ron la de­lan­te­ra de ven­ta.

Mien­tras en un es­ce­na­rio se ha­cían co­reo­gra­fías tri­bu­to a los ído­los k-pop -y los gri­tos ado­les­cen­tes re­tum­ba­ban en el re­cin­to- los bar­bi­je­ros apa­re­cen. Ta­tia­na (14), es una de ellas: aca­ba de pa­gar 50 pe­sos por su pri­mer barbijo y lo lu­ce con or­gu­llo. “Ha­ce seis me­ses que soy fa­ná­ti­ca de BTS: lo uso por­que ellos lo usan. Iré por la ca­lle con es­to pues­to, no me im­por­ta el qué di­rán”, co­men­ta es­ta se­gui­do­ra del gru­po Mons­ta X. Tam­bién se la ve a Ai­lén (14) con el mis­mo ac­ce­so­rio y las tres le­tras obli­ga­to­rias pin­ta­das en blan­co.

BTS -tam­bién co­no­ci­dos co­mo Bang­tan Boys- es el gru­po del mo­men­to en el uni­ver­so k-pop. Con só­lo cua­tro años de tra­yec­to­ria, es­te en­sam­ble de sie­te can­tan­tes-bai­la­ri­nes fu­sio­nan pop, dan­ce y hip hop. Ah, y es­te año pa­sa­ron por Chi­le y Bra­sil, pe­ro es­qui­va­ron Ar­gen­ti­na. Ga­na­do­res del pre­mio Bill­board 2017 al Me­jor Ar­tis­ta en Re­des So­cia­les, el gru­po sur­co­reano pa­só 23 se­ma­nas con­se­cu­ti­vas en el pri­mer lu­gar del top Social 50 de los Bill­board. ¿El me­ri­to? En gran par­te se lo de­ben a sus A.R.M.Y., una cru­za de ejér­ci­to (en in­glés) y el des­pie­ce “Ado­ra­ble Re­pre­sen­ta­ti­ve M.C. for Youth” (Ado­ra­bles Re­pre­sen­tan­tes de los M.C. pa­ra la Ju­ven­tud), los en­car­ga­dos de ha­cer­le el aguan­te a los mú­si­cos en las re­des. Uno de ellos es Jimmy (15), de los po­cos va­ro­nes que se le ani­man al barbijo. “Ten­go cin­co en mi co­lec­ción y los uso ha­ce ca­si un año. Ade­más de BTS ten­go de Black Pink y K.A.R.D. . Lo uti­li­zo en la ca­lle y lo lle­vo a la es­cue­la”.

Por úl­ti­mo, Ca­mi­la (16) no usa un barbijo con nom­bre de gru­po es­tam­pa­do, pe­ro sí con el nom­bre de un in­te­gran­te: Taeh­yung, el ape­lli­do de Kim, más co­no­ci­do co­mo V. “Es un miem­bro de BTS, ellos usan bar­bi­jos pa­ra cui­dar su voz y no ser re­co­no­ci­dos”, cie­rra es­ta chi­ca, fan tam­bién de gru­pos co­mo EXO y Got7.w

“Lo uso cuan­do ha­ce frío. Cuan­do an­do por la ca­lle, la gen­te te ve me­dio ra­ro y se acer­ca a pre­gun­tar­te qué es. Ca­mi­la (16)

FER­NAN­DO DE LA OR­DEN

En­mas­ca­ra­dos. Fans del gru­po de pop co­reano BTS, en el co­le­gio San Jo­sé de Bal­va­ne­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.