El ba­jo de San Isi­dro: pla­cer y bohe­mia chic

Pa­ra­le­la­men­te al im­pul­so in­mo­bi­lia­rio de la zo­na, hay ca­da vez más va­rie­dad pa­ra sa­lir a co­mer con ami­gos.

Clarin - Spot - - Gourmet - Gi­me­na Pe­pe Arias gpa­rias@cla­rin.com

El co­que­to ba­rrio de San Isi­dro es­tá dis­pues­to a re­cu­pe­rar y am­pliar el bri­llo de su ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca. Es que en dé­ca­das pa­sa­das su­po ser vanguardia en can­ti­dad y ca­li­dad de lu­ga­res de on­da y buen co­mer. Un co­rre­dor im­pres­cin­di­ble a la ho­ra de los bue­nos tra­gos y los pla­tos ri­cos con bri­sa de río... En­tre lo­ca­les de ar­tícu­los náu­ti­cos y ar­te­sa­nías lo­ca­les pa­ra los tu­ris­tas el po­lo gas­tro­nó­mi­co cre­ce día a día. Pri­me­ra Jun­ta, Tis­cor­nia y Roque Sáenz Pe­ña son las ca­lles con prin­ci­pal mo­vi­mien­to y ma­yor con­cen­tra­ción de lo­ca­les. Es­ta es la me­jor épo­ca. Mi­rá, ano­tá, ele­gí y da­te una vuel­ta.

Pa­rri­lla Uno de los pio­ne­ros en la zo­na fue La Va­ca (16). To­do un re­fe­ren­te del ba­jo, en­tre los 8 mil cu­bier­tos men­sua­les que des­pa­chan, el asa­do es­pe­cial (el del cen­tro de las cos­ti­llas) es el pla­to más pe­di­do... Otra op­ción a las bra­sas es Gar­bo (27), una pa­rri­lla con me­sas afue­ra, en una am­plia ve­re­da con pi­so de la­dri­llos y una gran San­ta Ri­ta que da som­bra y un en­can­to par­ti­cu­lar. La es­pe­cia­li­dad es la pa­rri­lla, pe­ro tam­bién hay buena pro­pues­ta de pas­tas ca­se­ras y pes­ca­dos... En el ca­so de Mes­tiz­zo (7), ofre­cen pa­rri­lla li­bre que in­clu­ye em­pa­na­da, achu­ras va­rias, car­ne de va­ca, cer­do y po­llo, con en­sa­la­da y pa­pas.

Me­rien­da & an­to­jos Lu­las (9) es un de­li­ca­do ca­fé que in­vi­ta a en­trar. Ofre­ce va­rias op­cio­nes de de­li­cias dul­ces en por­ción o tor­tas en­te­ras por en­car­go... Ha­ce po­cos me­ses abrió Nó­ma­da (29), un res­tó chi­qui­to pe­ro muy aco­ge­dor que cen­tra su ac­ti­vi­dad en la co­ci­na na­tu­ral. No hay na­da fri­to, uti­li­zan po­co acei­te y pro­duc­tos en su ma­yo­ría in­te­gra­les. La es­pe­cia­li­dad son las tor­tas y co­sas dul­ces.

Res­tau­ran­tes Sud­es­te (21) an­cló en el ba­rrio ha­ce diez años, cuan­do só­lo ha­bía ca­si­tas ba­jas y al­gún que otro osa­do res­tau­ran­te. La ca­si­ta ri­be­re­ña, con ma­de­ra de pi­no­tea de más de 100 años, ofre­ce co­ci­na me­di­te­rrá­nea, pla­to del día y ser­vi­cio de des­cor­che (cla­ve pa­ra aba­ra­tar la cuen­ta con un vi­ni­to traí­do de ca­sa). Un plus más que in­te­re­san­te. Otro em­ble­ma de la zo­na es La Ani­ta (24), co­no­ci­do por los lu­ga­re­ños. En sus tres sa­lo­nes sir­ven pas­tas ita­lia­nas, pes­ca­dos y co­mi­da ve­ge­ta­ria­na. Los fi­nes de se­ma­na se pren­de la pa­rri­lla y “¡¡¡maaaaar­cha!!!” asa­do... De­trás de un por­tón con ca­ñas se es­con­de Ote­ro (14), que en sus dos sa­lo­nes ofre­ce co­ci­na de au­tor ca­sual: ham­bur­gue­sas con cla­se, cor­de­ro, sal­món, cer­do y, por su­pues­to al­gu­nas mi­nu­tas... Por ahí, ha­ce po­cas se­ma­nas, abrió Bes­tia (10), don­de las car­nes ahu­ma­das y ma­du­ra­das son las rei­nas de la car­ta. Una gran he­la­de­ra mues­tra las pie­zas que lle­van has­ta se­ten­ta días ma­du­rán­do­se y con­cen­tran­do su sa­bor. El con­cep­to es vol­ver a las raí­ces, con téc­ni­cas de coc­ción y con­ser­va­ción an­ti­guas... En el Club Aus­tria (13) se co­men pla­tos tí­pi­cos co­mo el gou­lash con spaetz­le, pas­tas ca­se­rí­si­mas y pes­ca­dos fres­cos. El pa­tio, co­ra­zón del lu­gar, in­vi­ta a dis­fru­tar... En Bru­na De­li & Res­tó (31) man­da la co­mi­da ca­se­ra, pas­tas, car­nes y se des­ta­can los pes­ca­dos, sien­do el pla­to más pe­di­do la bró­to­la con sal­sa de lan­gos­ti­nos. En Mer­ca­do del Ba­jo (30) pre­pa­ran co­ci­na ame­ri­ca­na con fu­sión de sa­bo­res orien­ta­les: ribs, cu­rries, sánd­wi­ches, ham­bur­gue­sas y ba­gels. Un deck y an­ti­guos ven­ta­na­les dan la bien­ve­ni­da en Lo de To­to (18) don­de la pas­ta ca­se­ra li­de­ra los pe­di­dos. Mú­si­ca jazz y a la luz de las ve­las, un lu­gar ideal pa­ra pa­re­jas... Y en cuan­to a las piz­zas, el lí­der in­dis­cu­ti­do es Lo de Na­cho (15), lo­cal que siem­pre es­tá a full. ¿El mo­ti­vo?en seis pa­la­bras: por la piz­za a la pa­rri­lla (bien fi­ni­ta y cro­can­te).

Sa­li­das con ami­gos Uno de los más nue­vi­tos es Vi­ve­ro (2), un sa­lón en un primer pi­so, es­ti­lo gal­pón, to­do vi­dria­do y cir­cu­lar. Di­vino. lo su­yo es co­mi­da es­ti­lo street food: pin­chos de po­llo, bur­gers, ta­cos cro­can­tes y más. Dj´s en vi­vo y buena mú­si­ca. Otro lu­gar ideal pa­ra la rue­da ru­mo­ro­sa de ami­gos es Loe­well´s Bier­gar­ten (3). Es­te jar­dín cer­ve­ce­ro tie­ne una la­gu­na (con pe­ces in­clui­dos), me­sas co­mu­ni­ta­rias, si­llo­nes y una de­co­ra­ción muy ber­li­ne­sa... Los

aman­tes de los fie­rros tie­nen su gua­ri­da en Ca­mino Mo­tor Cof­fee (1), un gal­pón enor­me don­de se pue­den ver va­rios au­tos an­ti­guos... Lo de Fa­cu (19) ha­ce unas se­ma­nas que es­tre­nó lo­cal. 1 Sú­per es­pa­cio­so, con me­sas co­mu­ni­ta­rias y un gran jar­dín. Tam­bién es­tá Mai­mai (6): me­sas y si­llas di­fe­ren­tes que, con las lu­ces te­nues de ve­las, crean un cli­ma pro­pi­cio pa­ra com­par­tir con ami­gos o pa­re­ja... John

John (28) es un pub es­ti­lo irish pa­ra los que dis­fru­tan más de la lu­na que del sol. La car­ta es dig­na de un res­tau­ran­te con car­nes, pas­tas, pin­chos, en­sa­la­das y pos­tres... Otro pun­to de en­cuen­tro es Raval Wa­rehou­se (22), con un am­bien­te que im­pac­ta vi­sual­men­te. Li­vings, me­sas y si­llas de co­lo­res con te­les que mues­tran vi­deos de co­ci­na pa­ra ten­tar a los co­men­sa­les.

Co­mi­das rá­pi­das pe­ro ri­cas

La Pan­cha (23) -su­cur­sal de Club Aus­tria-, ofre­ce pan­chos gour­met pa­ra co­mer sen­ta­do o se­guir pa­sean­do. Tam­bién hay sánd­wi­ches y car­ta de pos­tres. Der Bar (26) es una pe­que­ña esquina ideal pa­ra to­mar una cer­ve­ci­ta y pi­car pa­pas con ched­dar, pan­ce­ta y ver­deo. Op­cio­nes rá­pi­das pa­ra el me­dio­día. Home De­li & Mar­ket (32) in­vi­ta a ha­cer una pau­sa, ba­jar las re­vo­lu­cio­nes y dis­fru­tar de co­mi­da al pa­so, rá­pi­da y sa­na. El lo­cal con es­ti­lo neo­yor­quino tie­ne co­ci­na en vi­vo... Otro que pro­mue­ve la mo­vi­da sa­na es Se­mi­lla Food (20). Mi­la­ne­sa de ca­la­ba­za apa­na­da en ce­real al horno le com­pi­te a la bon­dio­la bra­sea­da sie­te ho­ras en cal­do. Pre­cur­so­res de la mo­vi­da Pin­cho Po­te, apues­tan al ba­rrio ha­ce dos años. Los fi­nes de se­ma­na “car­ta abier­ta”, pa­ra co­mer a to­da ho­ra del día. Lo de Fa­bio (12) es la pa­ra­da obli­ga­da pa­ra los aman­tes de las ham­bur­gue­sas, pa­pas fri­tas ro­tun­su­til das y cer­ve­za. Los fi­nes de se­ma­na li­te­ral­men­te “ex­plo­ta” de gen­te. Los fa­ná­ti­cos de Bo­lu­da to­tal pue­den ver a su ído­lo, Fa­bio Al­ber­ti, el crea­dor, char­lan­do con los clien­tes o in­clu­so aten­dien­do. Horno Bar (17) pre­pa­ra to­do en su gran horno de barro que le otor­ga un sa­bor a que­bra­cho. Wraps y pro­vo­le­tas en­ca­be­zan los pe­di­dos. Tam­bién ofre­cen ra­bas y otras fri­tu­ras y en­sa­la­das va­rias. Cer­ve­za ti­ra­da y vino pa­ra dis­fru­tar en el sa­lón con la­dri­llo a la vis­ta y un pe­que­ño vi­treaux. Pa­ra los que gus­tan de la an­ti­gua es­té­ti­ca del Del­ta, Via­je­ra (4) es su lu­gar. Una ca­sa de dos plan­tas a pu­ra ma­de­ra, con un jar­dín que lu­ce una ba­rra con va­rie­dad de ca­ni­llas de cer­ve­za ar­te­sa­nal de pro­duc­to­res lo­ca­les. Las ham­bur­gue­sas salen con pa­pas bra­vas. Hay de car­ne y de len­te­jas. Tam­bién wok, bu­rri­tos, pi­ca­das y op­cio­nes pa­ra ce­lía­cos.w

2 4 Pa­ra to­dos los gus­tos. 1) El aco­ge­dor res­tó “Sud­es­te” fue de los pri­me­ros que apos­ta­ron por la re­no­va­ción del Ba­jo co­mo cir­cui­to gas­tro­nó­mi­co. Gran sa­li­da ro­mán­ti­ca. 2) “Ca­mino Mo­tor Cof­fee”, gran am­bien­te pa­ra sa­lir a be­ber y co­mer con ami­gos; in­dis­pen­sa­ble, por su de­co­ra­ción, pa­ra los aman­tes de los fie­rros. 3) Co­mo se ve, “Lo de Fa­cu” se po­ne a full. 4) “Lu­las” es el lu­gar ideal pa­ra los que con­si­de­ran un ri­tual no ne­go­cia­ble el brunch del do­min­go. Lec­tu­ras de dia­rios y man­ja­res, ¿qué más? 5) “El Vi­ve­ro” im­pac­ta ya des­de la en­tra­da, por su am­bien­ta­ción sil­ves­tre, pla­ga­da de plan­tas. 6) Aho­ra que se re­pi­ten las no­ches ami­ga­bles, Loe­wells’s” se va con­vir­tien­do en una es­ca­la obli­ga­da pa­ra dis­fru­tar buena mú­si­ca y tra­gos en la zo­na Nor­te.

1 3

5

3

6

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.